Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional SE DERRUMBA LA TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN SÁBADO 30 9 2006 ABC El mundo y Federico Jiménez presentaron el borrador como documento falsificado por Interior y Zaplana, en connivencia, lo usó en su estrategia parlamentaria por el 11- M Una estrategia entre exclusivas el Congreso y las ondas S. N. MADRID. El que dice una mentira no se da cuenta del trabajo que emprende, pues tiene que inventar otras mil para sostener la primera. (A. Pope) Con esta cita encabezaba El mundo su edición del día 22, en plena campaña de la teoría de la falsificación Esta campaña arraca con la existencia de un presunto informe policial con datos sobre posibles relaciones de ETA con el 11- M, que ahora resulta ser un borrador manipulado, y fue revelada por el El mundo -propiedad del grupo italiano Rizzoli- -después de que el ex director de la Policía Agustín Díaz de Mera- -desde el programa de Federico Jiménez en la COPE- -acusara a Interior de esconder dicho documento. El habitual periplo de este tipo de exclusivas siguió luego en el Congreso con la correspondiente pregunta del Grupo Popular, que dirige Zaplana. El episodio arranca el 11 de julio. Rubalcaba pidió a las unidades dependientes de la Comisaría General de Información que le remitieran todos los informes realizados sobre sustancias explosivas en relación con los atentados. La orden obedecía a que ese mismo día El mundo había publicado que el comisario jefe de los Tedax, Sánchez Manzano, declaró ante la Comisión de Investigación del 11- M que en los focos de las explosiones se había encontrado nitroglicerina compuesto que no formaba parte de la goma 2 eco, que, según la versión oficial, fue utilizada para la comisión del 11- M. En esa remesa de informes y con esa fecha se coló el borrador de marzo. El Grupo Popular mantiene que se han falsificado documentos C. DE LA HOZ MADRID. La decisión del juez Garzón de imputar a los tres peritos por un delito de falsedad documental no ha variado la visión que el Grupo Popular tiene del documento- -borrador- -que relaciona el 11- M con la banda terrorista ETA a raíz del ya famoso ácido bórico. Fuentes del Grupo Popular señalaron a ABC que el Partido Popular siempre ha mantenido, hasta que no se demuestre lo contrario, que aquí hay un documento falsificado y eso lo ha observado la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que es la competente en la investigación de los atentados del 11- M, por lo que se lo ha enviado a los Juzgados de Plaza de Castilla Tras estas consideraciones, los medios consultados pidieron que se respeten las decisiones judiciales, también lo que diga la Plaza de Castilla. Hoy sigue habiendo un documento firmado por un señor que no ha hecho él y no es exacto con lo que han hecho otros concluyeron. El diario El mundo publicó en portada un demoledor titular acusando a Interior de falsificar un papel, algo que ahora se demuestra que no es verdad. Zaplana, en perfecta connivencia con el diario y el locutor Federico Jiménez, desarrolló una estrategia de presión en el Congreso que condicionó el discurso de su partido Indicios y pruebas El 13 de septiembre, Zaplana defendió en el Congreso una interpelación urgente en la que acusaba a Rubalcaba de ocultar información sobre los atentados. Al día siguiente, Díaz de Mera acusaba a Rubalcaba de esconder un informe elaborado por la Comisaría General de Información en el que había indicios y pruebas que conectaban a ETA con la matanza. El ex alto cargo añadió que el análisis fue elaborado por dos funcionarios de la UCI, un hombre y una mujer. La respuesta de Rubalcaba consistió en calificar de rotundamente falso que existiera semejante documento. Una semana después, el 21 de septiembre, El mundo publicaba en primera página el borrador con las elucubraciones sobre el ácido bórico como nexo de unión entre islamistas y etarras que habían redactado los tres funcionarios ahora imputados por Garzón y el informe entregado al juez; los comparaba y sostenía que Interior falsificó un documento para ocultar al juez lazos entre el 11- M y ETA Interior atribuyó al comisario general de la Policía Científica, Miguel Ángel Santano, la decisión de eliminar las referencias a ETA del primer borrador por considerar intrascendente que el ácido bórico utilizado por Hassan el Haski, un organizador del 11- M, en un piso en Lanzarote hubiera aparecido también en un local de Salamanca empleado por etarras en 2001. De hecho, los terroristas de ETA detenidos hace cinco años destinaban el ácido bórico para evitar el mal olor de los pies (estaba lleno de pelos) y el islamista para matar cucarachas. La sustancia en cuestión tiene esos usos domésticos más el de conservante de alimentos. El portavoz del PP en el Congreso, JULIÁN DE DOMINGO Eduardo Zaplana, anunció al día siguiente que su grupo pediría explicaciones al titular de Interior sobre los informes realizados en el Ministerio del Interior que relacionan a la banda terrorista ETA con los atentados del 11- M y cuya existencia negó en la sesión plenaria del Congreso de los Diputados el pasado 13 de septiembre El asunto se desvió después a los tribunales con el envío a Juan del Olmo, de noche y en un sobre firmado y sin remitente, de las fotocopias del borrador de 21 de marzo de 2005 y del informe fechado el día siguiente. Del Olmo envió los documentos a la Sala Penal de la Audiencia Nacional, que es la que en estos momentos tramita el sumario del 11- M, y ésta, a su vez, lo en- vió a la Fiscalía para recabar su opinión. La Fiscalía entendió que los hechos debían ser investigados por Baltasar Garzón, que mantiene abierto un sumario en el que aparece como imputado Hassan el Haski, el marroquí en cuyo poder se encontró el ácido bórico. El juez asumió la investigación para aclarar si el controvertido informe tiene efectos penales y o probatorios en ese sumario. Zaplana encargó al diputado Jaime Ignacio del Burgo hacer la pregunta correspondiente en el Congreso y el pasado miércoles Rubalcaba volvía a negar que existiera documento alguno que vinculara a ETA con el 11- M, aunque eludía entrar en el asunto de la manipulación de informes.