Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 Espectáculos VIERNES 29 9 2006 ABC VIERNES DE ESTRENO Vete de mí Padres, hijos y actores Director: Víctor García León Intérpretes: Juan Diego, Juan Diego Botto, Rosa María Sardá cionalidad Nacionalidad: Española. 2006 E. RODRÍGUEZ MARCHANTE Penélope Cruz, Carmen Maura y Lola Dueñas, en una escena del filme ABC La Academia se decide por Volver La película de Almodóvar será la opción española para los Oscar J. E. A. MADRID. Ni Agustín Díaz Yanes ni Manuel Huerga. Será Pedro Almodóvar quien represente a España en la carrera por el Oscar en la categoría de mejor filme de habla no inglesa. Los miembros de la Academia así lo han decidido. Montxo Armendáriz se encargó ayer de dar la noticia, ya que fue el elegido el año pasado por Obada y está estipulado en la Academia que sea el predecesor quien se haga cargo de tal privilegio. Armendáriz también es miembro de la directiva de dicha institución y, como tal, fue el primero en hacer una cortas declaraciones sobre la elección para ir a Hollywood de Volver Me parece estupendo y me alegro como me hubiese ocurrido con los otros dos títulos que estaban en la terna: Alatriste y Salvador Por otra parte, Almodóvar es un director reconocido en Estados Unidos y tiene muchas posibilidades. El que ya tenga en su poder dos estatuillas no quiere decir que no se le pueda dar otra el 25 de febrero El director de Volver fue premiado en Hollywood en el año 2000 por Todo sobre mi madre (mejor película en habla no inglesa) y en 2003, por Hable con ella con la que logró el Oscar al mejor guión original. El hecho de que el manchego estuviera en California con Penélope Cruz, protagonista de la película, promocionando el estreno de la cinta en EE. UU. que se producirá en el Lincoln Center neoyorquino el 7 de noviembre. deslució un acto en el que- -aunque Armendáriz en sus declaraciones al respecto fuera el más educado entre mil- -estaba objetivamente cantado quién tenía que poner la carne en el asador norteamericano. Teniendo en cuenta el dis- perso aprecio que han demostrado casi siempre algunos- -bastantes- -miembros de la Academia por el manchego de oro, el comentario general entre los medios convocados al acto fue que este año se podría haber contado con un mayor número de votantes. Cabe volver a recordar que Penélope, Carmen Maura, Lola Dueñas, Blanca Portillo y Yohana Cobo fueron premiadas como una sola actriz en el pasado Festival de Cannes, al igual que el guión del filme. Volver ha recaudado en España cerca de diez millones de euros y ha llevado a los cines a dos millones de espectadores. En Estados Unidos, la cinta saldrá al mercado con 250 copias. La ministra de Cultura, Carmen Calvo, cree que la elección de la película de Volver para representar a España en los Oscar es una apuesta sobre seguro dada la extraordinaria carta de presentación que supone la factura de Pedro Almodóvar en una película muy española y universal Calvo aventura que Volver tiene muchas posibilidades en los próximos Oscar Tras esta entrada con letra de bolero, Vete de mí se da uno de bruces contra una historia que late con el corazón acelerado por la cercanía a cualquier espectador que la mire, que será padre, o será hijo, o ambas cosas, o en todo caso actor, o gorrón o simplemente un fracasado. Es una comedia que no inaugura, pero remarca, esa relación nueva entre padres e hijos: la comunidad autónoma, el estatuto, el derecho a decidir... lo que sea, pero en casa y con proyectos independentistas muy desenfocados. A ese actor de verso suelto, entrado en años y manías que interpreta un Juan Diego en estado de gracia, se le cuela en casa, en un momento de descuido, su hijo treintañero, un perfecto compuesto de labia, morro y cara que pone en órbita Juan Diego Botto. Entre ellos surge, desde el principio, una natural y evidente tirantez, y la película consiste en ese trayecto nunca fácil que va desde la abierta hostilidad hasta el fracaso asumido y compartido. El oficio del actor El director, Víctor García León, y su coguionista, Jonás Trueba, construyen un montón de situaciones y de diálogos que hemos visto y hemos oído, si no en casa, sí al menos en la del vecino, y tienen la fortuna de que toda esa masa la atrapan los Juan Diego y la hornean hasta que adquiere la forma y la textura justa, la de una comedia que chorrea (no es elegante el verbo, pero es exacto) negrura y amargura; o sea que te ríes de maldita la gracia. El mayor de los Juan Diego se pone a vivir en su personaje casi con el mismo descaro que el hijo en su casa; lo ocupa por completo y provoca con su perplejidad y su profundidad esa mezcla de ácidos de la comedia y el drama, y hasta se permite el lujo de colar un reflexivo pesimismo del oficio del actor, que si no es suya, suya la letra, la música la tararea de corrido. Y como esas relaciones amorodiosas entre padre e hijo no tienen nunca un final concreto, el director decide que su película se escurra por su propia inercia hacia el desagüe y el final sea tan de traca que hasta los juanes se confundan. El Festival de Nueva York apadrina su lanzamiento en Estados Unidos MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. La última película de Pedro Almodóvar entra esta semana en EE. UU. por la puerta grande, la del Festival de Cine Internacional de Nueva York, que organiza la sociedad Cinematográfica del Lincoln Center, tradicional padrino del director español en Norteamérica. El certamen ha convertido a Volver en lo que llama la Pieza Central, un estatus que sitúa su proyección en el fin de semana de más audiencia. Almodóvar responde con su presencia en la alfombra roja acompañado de todas sus chicas en esta película, desde Penélope Cruz hasta Carmen Maura. En un momento en que todos los festivales compiten por más estrellas y más estrenos mundiales, el Festival de Nueva York se mantiene fiel a su objetivo de centrarse sólo en las mejores películas del momento. Si bien los 28 filmes que se proyectarán en los 17 días son todos en primicia, ninguno puede colgarse la etiqueta de estreno mundial, aunque su lanzamiento en Estados Unidos será suficiente para atraer a las estrellas. No hay competición ni premios que ganar, pero el Lincoln Center suele llenar todas sus salas durante el festival, generalmente con un público erudito entre los que abundan miembros de la Academia de Hollywood que cada año tienen la palabra en los Oscar. The Queen de Stephen Frears abre esta noche el encuentro cinematográfico, mientras que tras que la producción español El laberinto de Fauno de Guillermo del Toro, pondrá el broche de oro.