Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 29 9 2006 Espectáculos 67 queremos honrar a todos nuestros compañeros muertos y a todos los que perdieron su vida ese día McLoughlin también recalca que yo conocía perfectamente el WTC, llevaba 12 años patrullando la zona y conocía el edificio como la palma de mi mano, sabía donde estaba el equipo y que podía ayudar con mis conocimientos sobre los procedimientos de emergencia. Naturalmente, yo nunca habría entrado en un edificio con mis hombres si hubiera sabido que 110 plantas se iban a venir abajo, y creo que si la gente al mando hubiera tenido la mínima constancia de que eso iba a pasar no nos hubieran dejado entrar Los dos afirman estar muy satisfechos con el trabajo del director Oliver Stone, y Jimeno remarca: algunos hablan de Oscar y ojalá fuera así. Oliver ha hecho un gran trabajo y el 95 por ciento de lo que explica la película es totalmente cierto McLoughlin, que trabajó estrechamente con Nicolas Cage para dotar de verosimilitud a su trabajo, fue desahuciado por los médicos debido a la gravedad de sus heridas, pasó seis semanas en un coma inducido clínicamente y cuatro meses más recuperándose de las operaciones. Ambos confiesan haberse emocionado profundamente después de asistir por primera vez a un pase de la película y Jimeno añade: Después de la proyección le di un gran beso a Oliver y le dije: has cumplido tu palabra y has contado la historia de verdad Cuando salí del cine tenía esa sensación de esperanza... Cuando fui a ver United 93 salí vacío. Es una gran película pero no transmite nada, al menos a mi Respecto a la parte más polémica de la historia, la denuncia de la viuda de Dom Pezullo, cuya muerte es mostrada en la película, Jimeno dice que por supuesto, respetamos a la familia Pezullo, pero Dom estaba ahí abajo con nosotros y murió intentando salvarnos. ¿Por qué tendríamos que mentir? Cuando Dom murió, yo estaba allí a tres metros y me dijo: Will, no dejes que olviden que di la vida intentando salvaros Le juré que nunca pasaría y así se ha hecho. Dom era alguien excepcional con un corazón inmenso. Esta película es un homenaje a su sacrificio... Quiero que quede claro que nosotros no somos héroes, sólo supervivientes La noche del 11 de septiembre de 2001, cuando el mundo entero estaba sentado frente al televisor, el agente Will Jimeno y el teniente John McLoughlin fueron rescatados vivos de las ruinas del WTC. Sólo tres personas más fueron rescatadas ese día, en el que 2.273 personas murieron en Nueva York. Nicolas Cage, en una escena de la película World Trade Center Demasiado escombro EE. UU 2006 Director: Oliver Stone Intérpretes: Nicolas Cage, Michael Peña, Maria Bello E. RODRÍGUEZ MARCHANTE o normal en el cine de Oliver Stone es que provoque controversia y que reciba alguna piedra entre las flores, o viceversa. En esta película, World Trade Center la primera que se ajusta al lugar y al momento de los hechos, se podría analizar cada una de las piedras o las flores que reciba, y por qué. Antes, desde luego habría que saber lo que pretende Oliver Stone al hacerla; personalmente, y tras darle muchas vueltas, creo que pretende hacer la primera película que se ajusta al lugar y al momento de los hechos (y ahí estará por mucho que se meneen los siglos) pero calculadamente maquillado con otro propósito: homenajear a los cuerpos de policía y bomberos que participaron en el rescate. De tal modo, que reduce la gran tragedia a una odisea de gente uniformada, y aún lo reduce más, pues se centra en dos personajes atrapados en los escombros. También se centra en las familias de estos policías, que viven con desesperación la falta de noticias L y el caos. Oliver Stone enfoca todo el drama ahí, en ellos, policías y familia, por lo cual se podría decir que World Trade Center ofrece un happy end un final feliz, pues todos se abrazan y celebran el desenlace: ¿se puede adulterar más algo que proponer aunque sólo sea un reflejo de final feliz a aquel trágico suceso? Por otra parte, la tensión dramática se reparte en dos escenarios: el agujero en el que están atrapados, donde se pasma la cámara demasiado tiempo y sin demasiadas ideas, y el ambiente familiar, donde Stone no saca nada que no huela a topicazo, por muy cierto que sea. La tercera línea argumental independiente, la del marine, es simplemente ridícula. Y sorprende que un director con tanta y tan peculiar mirada eluda por completo cualquier vistazo a las causas o efectos. Pero... World Trade Center ocurre allí y entonces, y Oliver Stone consigue que no lo dudes aún sabiendo que es imposible; levanta las torres y las vuelve a derrumbar. El arranque, los movimientos, las primeras escenas entre los edificios cuando llovían hierros, lunas y almas, son impresionantes... Los protagonistas moviéndose por allí, con la esperanza aún de ser útiles y el valor para no escabullirse de allí, Nicolas Cage, aún de cuerpo presente, y luego se derrumban las torres y se derrumban muchas de las posibilidades de una película que decide quedarse quieta, allí parada, como Bush cuando se lo dijeron.