Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 29 9 2006 Madrid 45 MADRID AL DÍA RAULITIS IGNACIO RUIZ QUINTANO E n el toreo, todos es verdad y todo es mentira. Bueno, pues en el goleo lo mismo, entendiendo por goleo el arte de Raúl, el 7 del Madrid que durante siete años fue un futbolista 10 no se sabía a qué jugaba, pero metía unos goles tremendos. Hace tres años se secó como el ojo de la Inés. O como la higuera del Evangelio. Y este hecho desencadenó el fenómeno denominado raulitis o dolor de Raúl. Si Raúl nos duele, habrá que sacárselo. La ansiedad de la ciudad se masca en el ambiente, como dirían los maestros del lugar común antiguos. ¿Sabrá el Sabio de Hortaleza sacarse hoy a Raúl de la Lista del Combinado Autonómico de Fútbol? Todas las miradas, en efecto, apuntan al Sabio de Hortaleza, pero al Sabio de Hortaleza le sobra empaque ¿morro? para aguantar tamaña presión. Afuera, Van Basten ha sacado a Van Nistelrooy de Holanda y McLaren ha sacado a Beckham de Inglaterra. Lo que pasa es que ni Van Basten ni McLaren son de Hortaleza ni Beckham ni Van Nistelrooy son Raúl, que la otra noche metió dos goles a unos ucranios, poniendo al Sabio de Hortaleza entre la espada y la pared. No hay gol en el mundo que valga lo que un gol de Raúl. Dividida su producción anual de goles- -dos- -por el líquido a percibir en nómina, al Madrid debe de estar saliéndole ahora mismo el gol de Raúl por no menos de quinientos millones de pesetas. ¿Para qué iba a querer ese muchacho un Balón de Oro? Ciertamente, no se le paga sólo por eso. Además de producir un par de goles por año, Raúl ha de portar un brazalete de capitán, con lo que eso supone, y constituirse en la prolongación del entrenador en la yerba, que no es moco de pavo. Para cumplir con esta función, Raúl hubo de llevar en la época de Luxemburgo un pinganillo en la oreja. Capello, más anticuado, en vez de pinganillo, se ha traído un señorín con pinta de utillero, el tal Emerson, que, desde luego, sale más caro que el aparejo de Luxemburgo. ¿Se atreverá el Sabio de Hortaleza a cambiar a Raúl por un pinganillo? ¿Por otro Emerson? Está visto que ese Sabio de Hortaleza es un loco del juego y le gusta jugar con nuestros nervios. ¡España sin Raúl y Madrid sin candidato socialista!