Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 VIERNES 29 9 2006 ABC Internacional La OTAN acelera y amplía su despliegue en Afganistán ante la presión de los talibanes España mantiene sus restricciones a actuar en otras zonas, pese a las peticiones de algunos aliados b La ISAF completará en breve su presencia en todas las regiones afganas, a pesar de que todavía no ha logrado extender su implantación por el convulso sur ENRIQUE SERBETO. ENVIADO ESPECIAL PORTOROZ (ESLOVENIA) La Alianza Atlántica decidió ayer formalizar urgentemente su presencia en las regiones de Afganistán donde todavía no se encontraba desplegada, según todos los indicios para lanzar una señal de firmeza en momentos en los que las dificultades parecen acumularse sobre el terreno. A pesar de que los ministros de Defensa aliados celebran aquí una reunión informal, en la que no estaba previsto tomar ninguna decisión, ayer se adelantó el anuncio de que la misión de seguridad y asistencia (ISAF) se desplegará en breve en las regiones del este de Afganistán, algo que no estaba previsto anunciar hasta el mes de noviembre. La última operación de despliegue de la ISAF hacia el sur del país se inició el 30 de junio y oficialmente es un éxito, pero el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, tuvo que reconocer ayer que seguían haciendo falta más soldados, ante la fiera resistencia de los talibanes. Con anterioridad, De Hoop había reconocido que la organización había subestimado la situación en el sur, lo que explicaba las dificultades que están encontrando los soldados aliados, principalmente canadienses, norteamericanos y británicos. En cuanto a la expansión al este que se anunció ayer, se llevará a cabo en las próximas semanas en cuanto los militares lo decidan. Según el comandante supremo de la OTAN, el general James Jones, lo antes posible Donald Rumsfeld, secretario de Defensa de EE. UU (centro) toma asiento en el comienzo de la reunión de la OTAN, en la ciudad eslovena de Portoroz. A la derecha, el ministro José Antonio Alonso cuanto antes las operaciones en el sur con tropas estacionadas en otros sectores del país. El secretario de Defensa norteamericano, Donald Rumsfeld, dijo ayer que sería decisión de los mandos sobre el terreno, pero que es razonable pensar que si se necesitan tropas en el sur serán enviadas desde otros sectores, concretamente desde el este. Con este aporte, la misión de la OTAN en Afganistán pasa a tener 32.000 hombres. El segundo asunto de importancia que se trató ayer en esta reunión ha sido la petición de que algunos países reduzcan las limitaciones que han impuesto a la acción de sus tropas en Afganistán, ya sea respecto a su capacidad de desplazarse a otras zonas del país o para realizar determinadas misiones de combate. Cada país debe hacer lo que crea que debe hacer y en la forma que decida hacerlo, no tengo expectativas respecto a ningún país en concreto dijo el secretario de Defensa norteamericano, pero es muy difícil para un comandante que cuenta con efectivos de 34 países si subsisten distintas restricciones. Sobre el terreno esta es una situación que no resulta aceptable España es uno de los países que han AP Doce mil soldados más La expansión al este consiste técnicamente en la transferencia a la ISAF de unos 12.000 soldados norteamericanos que actualmente ya se encuentran sobre el terreno, encuadrados hasta ahora en la operación Libertad Duradera que tiene misiones vinculadas directamente con el combate contra los grupos terroristas. Eso significa que no será necesaria una trabajosa generación de fuerzas entre los distintos países miembros, sino que en cuanto el teniente general británico David Richards, comandante de la ISAF, lo decida, se llevará a cabo la transferencia. Se considera que la precipitada decisión de adelantar el anuncio del lanzamiento de la Fase 4 podría estar vinculada con la necesidad de reforzar impuesto ciertas restricciones a la acción de sus soldados, aunque el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, insistió ayer en que a pesar de las peticiones de Estados Unidos y de otros aliados, no piensa cambiarlas. Seguiremos donde estamos, con las fuerzas que tenemos y haciendo lo que estamos haciendo recalcó. Sin embargo, también reconoció que en situaciones de emergencia nuestros mandos sobre el terreno (no los mandos de la ISAF) pueden tomar decisiones puntuales sobre el desplazamiento de efectivos por razones específicas o humanitarias Alonso dará explicaciones en el Congreso P. CERVILLA MADRID. El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, comparecerá finalmente el próximo día 10 de octubre ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados para explicar la situación de las tropas españolas en Afganistán, según lo acordado ayer en la Mesa de Portavoces. Esta comparecencia se produce tres meses después de que el pasado 10 de julio el propio ministro solicitara comparecer, a petición propia, tras el atentado que acabó con la vida del soldado paracaidista Jorge Arnaldo Hernández. Sin embargo, esta solicitud fue rechazada por la Diputación Permanente con los votos en contra del propio PSOE, CiU, PNV y CC. El PP siguió insistiendo en la necesidad de contar con la presencia de Alonso en la Cámara Baja y volvió a solicitar la comparecencia, después de los ataques que se han producido este mes de septiembre en Farah, Herat y Badghis. Igualmente, Izquierda Unida también presentó con anterioridad una solicitud ante la Diputación Permanente. El responsable de Defensa tendrá que explicar la situación actual del contingente español en Afganistán, tras las críticas del Grupo Popular y de Izquierda Unida, que entienden que no es una misión de paz, como sostiene el Gobierno, sino de guerra, tras los atentados sufridos.