Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Nacional VIERNES 29 9 2006 ABC El anteproyecto del nuevo Estatuto fiscal supera el examen del CGPJ N. C. MADRID. La Comisión de Estudios del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aprobó ayer por unanimidad el informe que avala el anteproyecto de reforma del Estatuto que regula el Ministerio Fiscal. El texto fue aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 14 de julio y prevé, entre otras modificaciones, la fijación de un mandato de cuatro años para el fiscal general del Estado, que será nombrado por el Gobierno- -previo examen del Parlamento- -y cuya remoción sólo podrá producirse conforme a una serie de causas tasadas. Como aspectos negativos, el informe del CGPJ, del que ha sido ponente el vocal del grupo progresista Luis Aguiar, señala la creación de una Junta de Fiscales Superiores de las Comunidades Autónomas (pues sus competencias pueden solaparse con las del Consejo Fiscal) y la prohibición expresa de que los fiscales destinados en la Inspección, en la Unidad de Apoyo y en la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado puedan ser elegidos vocales para formar parte del Consejo Fiscal. La Comisión de Estudios aprobó ayer otros dos informes que, junto al relativo al Estatuto fiscal, serán remitidos al Pleno para su aprobación, informa Ep. El primero de esos dictámenes, del que ha sido ponente el vocal de la mayoría conservadora José Luis Requero, se refiere a la reforma del decreto por el que se crea el Consejo de Justicia de Cataluña. Tras recomendar la idoneidad de que se llame Observatorio Catalán de Justicia recuerda su posible incompatibilidad con el Consejo que salga de la aplicación del nuevo Estatuto catalán. El segundo informe se refiere al anteproyecto de la Ley General de Navegación Marítima. Isabel García Marcos ha vuelto a su trabajo en la delegación de Salud de la Junta de Andalucía. Entre una enorme expectación, algunos trabajadores juzgan a su nueva compañera No sería extraño que montase un chiringuito similar al de Marbella TEXTO: JOSÉ MARÍA CAMACHO MÁLAGA. Lleno total. En la delegación de Salud de la Junta de Andalucía, situada en la céntrica calle de Córdoba, no cabía ayer ni un alfiler para ver de cerca o de lejos a García Marcos, la ex primera teniente alcalde del Ayuntamiento de Marbella, en libertad bajo fianza de 60.000 euros por el caso Malaya García Marcos se reincorporó a la sanidad pública como inspectora el pasado miércoles, después de su reciente excarcelación. La pasión que levanta La Chanel La Pija o La Rubia algunos de los apodos de la tránsfuga socialista, sólo es comparable a un partido de fútbol de máxima rivalidad. Si hubiera entradas para ver cómo trabaja o cómo se viste la ex edil socialista estarían ya agotadas. La reventa funcionaría de maravilla. El peregrinar de funcionarios de otras delegaciones, de usuarios y de curiosos a Salud fue continuo durante todo el día. Por las distintas plantas del edificio, los rumores sobre la nueva inspectora corrían como el viento y prendían como la pólvora. Ganará más de 2.000 euros aseveraban algunos trabajadores. Otros afirmaban que no tendrá contacto directo con los pacientes y también aseguraban que se encargará de las bajas temporales. Entonces dijo que crearía un sociedad relacionada con el asesoramiento a empresas del sector sanitario y de la construcción. Algunos veteranos trabajadores de Salud recordaron que García Marcos en el pasado era muy flexible como inspectora y presumía de que no era un policía en su trabajo. Otros advirtieron que a tenor de lo visto hasta ahora, no sería extraño que montase un chiringuito similar al de Marbella Desde la delegación de Salud se hizo hincapié en que García Marcos desarrollará su trabajo como el resto de funcionarios, aunque es probable que no realice tareas de cara al público para evitar situaciones desagradables. El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Marcos, criticó a su ex compañera por recurrir a la ley cuando le conviene. Cuando se la salta va a la cárcel y cuando no, vuelve a su puesto de trabajo apuntó. Marcos destacó que García Marcos tenía derecho a reingresar en su puesto de trabajo y nosotros nos hemos li- mitado a cumplir la ley y no podemos hacer otra cosa, aunque la utilice a su conveniencia La ex teniente alcalde del Ayuntamiento de Marbella es inspectora médico desde hace más de 22 años. Su paso por la política- -llegó al PSOE de la mano del ex dirigente socialista Carlos Sanjuán- -le apartó de su trabajo. En los noventa, fue sancionada de empleo y sueldo por el Servicio Andaluz de Salud a raíz de una denuncia presentada por el ex alcalde marbellí Jesús Gil, ya fallecido, por cobrar tres sueldos de diferentes administraciones. Críticas a Chaves Por otra parte, la portavoz del PP de Marbella, María Francisca Caracuel, aseguró que el PSOE no ha sido tibio en Marbella, sino cómplice además de aliado del Gobierno de Yagüe contra el PP, según se desprende de las escuchas telefónicas ordenadas por el juez que instruye el caso Malaya entre el presunto cerebro de la trama de corrupción, Juan Antonio Roca, y la ex alcaldesa Marisol Yagüe. Caracuel, en respuesta a las declaraciones del presidente de Junta, en las que negaba que el Gobierno andaluz hubiera actuado en Marbella con tibieza, recordó que en diciembre de 2005, tres meses antes de la intervención judicial en el Ayuntamiento, el PP planteó en el Parlamento de Andalucía una propuesta para disolver la Corporación, iniciativa que no prosperó por el voto en contra de los socialistas. La portavoz popular dijo que posiblemente el pacto que existía entre el PSOE y Roca fue el motivo por el que los socialistas vetaron esta iniciativa en el Parlamento. Evita hablar con la prensa A lo largo del día, con semblante risueño, la ex dirigente socialista intentaba capear el temporal, ya que algunos expresaban su indignación abiertamente, mientras ella evitaba hablar con los periodistas, interesados en preguntarle por la trama de corrupción en Marbella o si este nuevo trabajo será definitivo o emprenderá un nuevo proyecto, como anunció tras salir de la cárcel. Cuando se salta la ley va a la cárcel y cuando no, vuelve a su puesto de trabajo dice el delegado del Gobierno La portavoz del PP en Marbella asegura que la Junta de Andalucía fue cómplice del Ayuntamiento