Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 28 9 2006 Deportes 105 Hacienda ya cobraba en 1932, como expresa el escrutinio de la izquierda; debajo, un boleto de la Liga 31- 32 y un escrutinio, realizado a mano. de la Copa de España, con un balance de dos años de quinielas que señala que el 7- 12- 1930 se produjo la menor recaudación Manuel González Lavín creó la Quiniela con un reglamento y una comisión de control que regulaba el escrutinio El investigador Juan José Morón ha obtenido las pruebas de una historia que convertirá en un libro para los premios y para los organismos oficiales, la Guerra Civil eliminó esta magnífica organización privada de un juego que maravilló a gentes de España y del extranjero. Finalizada la contienda fratricida, la gestión de la Quiniela fue concedida a la Orden religiosa de San Juan de Dios, desde su centro de Vigo. Con el nombre de Bolsa del Fútbol, la fecha de cesión fue el 3 de diciembre de 1939. Los porcentajes de reparto cambiaron. El 50 por ciento se destinó a premios, el cinco por ciento a la administración y el 45 restante, a la Orden. Ello motivó que multitud de cafeterías y bares comercializaran sus particulares quinielas con el sistema Callealtera Cierto es que algunos de ellos, desde 1931, ya hicieron la competencia a los González Lavín, aunque de una forma más local. Es el caso del periódico Sprint de Vigo, que el 23 de marzo de 1932 cedió su juego ilegal al Celta. Cuatro días después, la Policía se lo prohibió al club. En esos casos, Hacienda no podía captar nada. Ni comparación con la Casa Sota Todo el negocio erigido bajo el ideario de Manuel desapareció con la gue- Doña Salvadora, 12- 1 en Bilbao y millonaria en 1931 Una mujer fue uno de los primeros millonarios de la Quiniela de Manuel González Lavín. Una maestra nacional de Lanestosa, Vizcaya. Su nombre era Salvadora Cartamil. Su apuesta, una locura que provocó risas entre quienes la escrutaron. Días antes de la décima jornada de la Liga 30- 31, en Casa Sota se recibió una carta con los resultados y los goles de los cinco partidos y el pago del juego en sellos. La señora Cartamil escribió goleadas extrañas. La más estruendosa, un 12- 1 en el partido Athletic- Barcelona. El 8 de febrero de 1931, los leones endosaron a los azulgrana un 12- 1 histórico. Fue la única acertante. Cobró 12.000 pesetas. Una casa costaba entonces 6.000. rra y el traspaso de poderes a la Orden de San Juan de Dios en la Liga 39- 40. Pero el esquema se mantuvo de forma idéntica al planificado por el hijo de González Sota. Se copió hasta su comisión de control. Juan José Morón precisa que ciertos escándalos económicos provocaron la falta de confianza en el sistema empleado en Vigo y, el 24 de septiembre de 1944, la gestión se traspasó a la sede de la Orden en el Hospital Santa Clotilde de Santander. No era casualidad. Era la ciudad pionera y en su órgano de escrutinio se integró a un hombre de la experiencia de Francisco Peral, miembro de la comisión que trabajó en el formato original, en el número 22 de la calle Alta. Dos años más tarde, el 22 de septiembre de 1946, el Estado creó el Patronato de Apuestas Mutuas Deportivo Benéficas. El porcentaje de premios descendió al 45 por ciento, apartado que aumentó hasta el 55 por ciento en 1948, con la introducción del 1 X 2 ¿Y qué fue de Manuel González La- vín? Padre de cinco hijas- -Elvira, Josefina, Conchita, Manolita y Luisa- el investigador de esta otra historia del fútbol cuestionó a Josefina las incógnitas que muchos se han hecho al profundizar en la desconocida vida de este juego. ¿Percibieron dinero por la patente no reconocida del invento? Con lágrimas en los ojos, ella desveló la cruda realidad: Manuel falleció en el campo de concentración de Sant Cyprien (Francia) Quedaban contestadas todas las preguntas.