Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 28 9 2006 Economía 95 NUEVO MAPA ENERGÉTICO ESPAÑOL ANÁLISIS MANUEL PIZARRO, DEFINITIVAMENTE BAJO PALIO ÁNGEL LASO D LOM S i el presidente de Endesa, Manuel Pizarro, hubiera atendido las sugerencias de los responsables de La Caixa, Ricardo Fornesa e Isidro Fainé, la mañana que Gas Natural presentó su opa por Endesa a 21,30 euros por título, los accionistas de la mayor eléctrica española se hubieran perdido una revalorización de más del 88 concretamente de 16,44 euros por acción al precio de ayer. Pero decidió no seguir los pasos de Alfonso Cortina cuando La Caixa, con el respaldo del Gobierno, arrolló al entonces presidente de Repsol, y apostó por aguantar aplicándose ese viejo refrán de que el que resiste gana, y hoy ya es más que evidente que pase lo que pase, aunque a lo mejor tenga que abandonar la empresa en un futuro, ya ha ganado y definitivamente saldrá bajo palio y con la cabeza muy alta si es que tiene que salir, que tampoco está tan claro todavía. También ha ganado ya su consejero delegado, Rafael Miranda, al que todos situamos más próximo a E. ON porque le tocó buscar en la alemana un caballero blanco que luego fue menos caballero de lo que se esperaba, tras sufrir un ataque de ambición. Miranda, que ha cedido en todo el proceso el protagonismo mediático a Pizarro, fue el artífice del Plan Estratégico de Endesa, que por lo que sea, la posterior guerra de opas o la estrategia de defensa numantina, logró la credibilidad de los mercados, y ha terminado por demostrar que la oferta de Gas Natural era muy mala en precio y en forma de pago. El apoyo del Gobierno a Gas Natural y La Caixa terminó siendo el abrazo del oso para la entidad catalana y su gasista, que sin embargo, todavía tienen oportunidades de colgarse de alguno de los dos grupos emergentes que empiezan a dibujarse en la reordenación eléctrica, el formado por E. ON y Acciona, como socio español de referencia, puede que con Caja Madrid, formando un núcleo estable que garantice que los alemanes no hagan lo que quieran, y el que está naciendo entre los accionistas de la Iberdrola de Sánchez Galán y la constructora ACS que preside Florentino Pérez. Todo indica, al menos, que ese es el guión preescrito, que la gasista caerá del lado de este grupo por las excelentes relaciones del ex presidente del Real Madrid con La Caixa, que son socios en Abertis. Y además porque ya está hablado. En cualquier caso, siguen abiertas muchas posibilidades, sobre todo tras la nueva sensibilidad del Gobierno y la oposición en retocar las normas de competencia, para impedir que de la suma de dos grandes empresas españolas salga siempre una más pequeña de la mayor de las que se integran, que es lo que lleva años pasando. Lo que también se pone cada día más de manifiesto es el desembarco masivo de las empresas del ladrillo y la concesión en el sector eléctrico, como el de sus hermanos pequeños los promotores inmobiliarios en la Bolsa. ACS ya está en Fenosa y en Iberdrola y Acciona se ha colocado en una posición de lujo en Endesa, por la que si quisiera ya tendría plusvalías millonarias. Tienen recursos, una gran experiencia internacional y también mucha capacidad de endeudamiento. Sus hermanos pequeños han saltado de la promoción a la Bolsa, buscando una honorabilidad que no tenía la recalificación de terrenos. Luis Portillo ya manda en Inmocaral, Rafael Santamaría en Urbis y Fernando Martín y los Jové ya están en Fenosa. ¿Veremos pronto en el Ibex a Francisco Hernando, el famoso Pocero de Seseña