Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 Cultura MIÉRCOLES 27 9 2006 ABC Arturo Brachetti debuta en España con El hombre de las mil caras b Su espectáculo, que le valió en La escritora de literatura infantil Geraldine McCaughrean toma las riendas de los personajes de J. M. Barrie en la secuela oficial de las extraordinarias historias de los Niños Perdidos: Peter Pan de rojo escarlata (Alfaguara) que se lanza a nivel mundial el 5 de octubre París el premio Molière, reúne teatro, mimo, ilusionismo y cine, y en él el artista italiano se transforma en ochenta personajes JULIO BRAVO MADRID. Resulta muy difícil definir El hombre de las mil caras el espectáculo de Arturo Brachetti, que hoy sube al escenario del teatro Nuevo Alcalá, en la que es su presentación en España. Reúne teatro, mimo, ilusionismo, transformismo, cine... para conformar un espectáculo imaginativo y sorprendente. Le avala el éxito obtenido en todo el mundo; a París llegó para unas semanas y estuvo en cartel durante casi tres años. Fue el primer artista de variedades que obtuvo el premio Molière, el más importante de la escena francesa. Brachetti reúne en El hombre de las mil caras sus experiencias pasadas en el mundo del cabaret o del musical. A partir de una pequeña historia- -un hombre de cuarenta años regresa al desván de la casa familiar para vaciarlo, y allí se encuentra con un sinfín de recuerdos de su infancia- Brachetti teje un espectáculo en el que se transforma en ochenta personajes. No es un espectáculo de travestismo- -se apresura a decir el artista italiano- El transformismo posee una gran tradición en el teatro italiano, que se remonta al siglo XVI Uno de los aspectos más asombrosos del trabajo de Brachetti son sus cambios de vestuario, increíblemente rápidos. En cuestión de segundos se metamorfosea de un personaje a otro; hay quien ha pensado que en realidad son dos hermanos gemelos. ¡No! -ríe Brachetti, que recuerda en cierta manera a Tintín, con la cabeza rapada y un mechón enhiesto sobre la frente- el secreto es un poco de ilusionismo y mucha organización. Somos dieciocho personas en escena, pero sólo tengo dos asistentes que me tocan Brachetti aprendió magia en el seminario, donde estuvo de los once a los dieciocho. Fue un sacerdote quien le enseñó algunos trucos. Triunfar ahora es para él una suerte de revancha, porque a menudo se sintió desplazado y menospreciado, ya que no le gustaba el fútbol, que era la actividad en la que había que triunfar en su adolescencia. Para el artista italiano, que estará en escena hasta el 19 de noviembre, el teatro de variedades está sufriendo un proceso de transformación similar al que ha pasado el circo con el Circo del Sol; la magia por sí sola es estéril, es como la danza cuando se convierte en un elemento gimnástico nada más. La magia es un medio para despertar la imaginación del espectador Un Peter Pan sin complejos TEXTO: MANUEL DE LA FUENTE MADRID. No, amigo lector, no tema, nadie va a desvelarle aquí el día a día del País de Nunca Jamás. Ni tampoco qué fue exactamente de los amigos de Peter cuando crecieron, ni siquiera de sus hipotecas, ni de su estrés. Nada de eso, amigos lectores, Queridos Adultos, porque ése es problema suyo. Es lo que tiene, entre otras cosas, hacerse mayor. Pero si quieren, si se atreven, no tienen más que volver a hacerle caso a Wendy... no ser adultos... recordar cómo se volaba... encontrar polvillo de hada... vestirse con ropas de niño... Un círculo sin perímetro, un cuadrado sin ángulos, una isla sin contorno: el País de Nunca Jamás... Donde los niños nunca crecen y los salmones son grandes como caballos y Wendy se saca de la manga de su vestidito de verano la bandera de los exploradores, con su emblema de un girasol y dos conejitos... Allá usted amigo lector, allá usted Querido Adulto, si quiere, de la mano y la pluma de Geraldine McCaughrean vestirse de otoño rojo escarlata como Peter, y si se atreve a hollar con sus pies el Arrecife del Dolor, donde entre lágrimas les aguardan ...los cochecitos de bebé que alguna vez empujaron por parques, avenidas y calles de la ciudad, las niñeras que estaban a cargo de pequeñas criaturas... éstos son los cochecitos de los que se cayeron los niños que desaparecieron y a los que nadie volvió a ver jamás... éstos son los carritos que convirtieron a los niños pequeños en niños perdidos... Atrévase, amigo lector, atrévase Señor Adulto a conocer los traumas infantiles del capitán Garfio en el presti- He vuelto a Nunca Jamás para hacer este libro dice la autora ANTONIO VILLARREAL MADRID. Los niños han crecido y vuelto a Nunca Jamás por motivos benéficos. El lanzamiento mundial del libro Peter Pan de rojo escarlata el próximo 5 de octubre, ha sorprendido a no pocos aficionados al original, publicado por J. M. Barrie en 1907. Geraldine McCaughrean fue en 2004 la vencedora de un concurso internacional de escritores convocado por el hospital infantil que posee los derechos del clásico de Barrie para continuar la historia en el mismo punto donde el novelista la dejó. Para McCoughrean, antes conocida por una prolífica labor (140 títulos) en la literatura infantil, la experiencia de continuar las hazañas de Peter Pan ha resultado enormemente divertida si bien reconoce que fue un reto tratar de recoger el lenguaje y el estilo de Barrie un autor de quien destacó tanto su inteligencia y humor que consigue transmitir con un lenguaje muy arcaico como el gran conocimiento que demostró tener cuando hablaba de niños afirma la escritora británica, que ha planteado la novela como un tributo a J. M. Barrie Peter Pan in Scarlet como reza el título en inglés, intenta de este modo, además de vender, equipararse literariamente al modelo de Barrie y evitar así ser considerado análogo a otras torpes y forzadas secuelas como aquella de Lo que el viento se llevó paradójicamente titulada como Scarlett gioso colegio de Eton: La crueldad despiadada de las madres ha arruinado mundos enteros Y sepa también cómo, cúando y dónde Campanilla se echa un novio, y por qué Peter ya no se parece a Peter Pan y sepa que se hará viejo otra vez si responde a la fatídica pregunta: ¿Qué quieres ser de mayor? Es duro el País de Nunca Jamás, ahora en invierno, aunque Tootles quiera jugar a los médicos con Peter, es duro que Peter enferme y que una brizna de niebla londinense le quiera arrancar la vida del corazón... Ahora sabemos, amigo lector, Querido Adulto, que Barrie sólo puso la antepenúltima palabra y que Geraldine McCaughrean ha puesto la penúltima, pero que tampoco ahora habrá colorín, colorado, nunca lo habrá mientras Peter Pan encuentre una y otra vez la ventana de su dormitorio cerrada, con el cerrojo corrido y otro niño durmiendo en su cama. Atrévase amigo lector, atrévase Señor Adulto, pero sepa (y también en el País de Nunca Jamás el que avisa no es traidor) que las páginas de Geraldine tienen más de El señor de las moscas que de las pelis de Disney, de El pueblo de los malditos que de Mary Poppins O quizá no, y éstas sean peregrinas ideas de Adulto. Pero, por si acaso, no olvide que sólo un niño es capaz de torturar a una mariposa.