Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional MIÉRCOLES 27 9 2006 ABC Blair aboga por un laborismo más radical en su emotivo adiós al partido Elogia a Brown, pero evita señalarle expresamente como sucesor discurso, el primer ministro trató de arreglar el desaguisado de su mujer, que llamó mentiroso a Brown cuando dijo que había sido un honor trabajar con Blair EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL MANCHESTER. Tony Blair se despidió ayer emocionado de su partido- ¡qué duro es irse! confesó con la voz entrecortada- y el partido le dedicó una prolongada ovación. Hubo carteles vitoreando al primer ministro (ni protestas ni desalojos de la sala) y un líder crecido capaz de llegar al corazón de la militancia. Blair incluso tuvo el gesto de alabar a Gordon Brown, ministro del Tesoro y probable sucesor, con quien ha protagonizado serios roces al sentirse empujado a acortar un mandato que esperaba prolongar quizás hasta 2008. Blair confesó que la relación entre ambos no ha sido fácil, pero admitió que sin Brown no habría sido posible ganar tres veces consecutivas. Es un hombre notable, un notable servidor de este país y ésta es la verdad afirmó. Con ello, Blair trataba de arreglar el desaguisado de su mujer del día anterior. En su discurso del lunes, Brown procuró una reconciliación pública con Blair al afirmar que se había sentido privilegiado de estar a su lado todo este tiempo. Al escuchar esto, Cherie Blair soltó un eso es mentira en los pasillos del congreso, según ratificó una agencia de noticias a pesar del desmentido de Downing Street. b En su Apología de la guerra de Irak hasta el final E. J. B. MANCHESTER. En su despedida, Blair dio muchas gracias a todos, pero no pidió perdón a nadie. Destacó los logros de sus casi diez años de Gobierno, pero no señaló ningún error. En cualquier caso, si para muchos el declive de Blair y su marcha precipitada tiene que ver con la invasión de Irak, el primer ministro dejó claro ayer que la guerra en ese país la incluye entre sus principales méritos. Blair se reivindicó en este punto. Ese terrorismo no es nuestra culpa, nosotros no lo hemos causado indicó. Recordó que el 11- S fue anterior a la invasión de Afganistán e Irak, y que las tropas internacionales permanecen allí a requerimiento de los primeros gobiernos democráticos en la historia de esos países. Además, anunció que en los meses que le quedan en Downing Street se entregará a intentar la paz entre palestinos e israelíes. El congreso tampoco tuvo inconveniente en aclamar a Cherie Blair, a pesar de sus meteduras de pata. Tony Blair tuación en la que se encontraba el país con los conservadores, y señaló una mayor osadía del Nuevo Laborismo como receta para ganar las próximas elecciones, que podrían tener lugar entre 2009 y 2010. Necesitamos una mayor radicalidad en las reformas. Mi consejo es que sin cambio no habrá cuarto mandato. Los cambios tienen que ser hechos, y si no los hacemos nosotros los harán los conservadores afirmó. El programa del Nuevo Laborismo con el que llegó al poder tiene que renovarse continuamente, porque el mundo ha cambiado mucho, y las transformaciones son más aceleradas, dijo Blair. Hace falta arriesgar- -añadió- -más en las reformas. Su apasionado discurso hizo que los congresistas aplaudieran propuestas que en realidad cuentan con serias criticas internas, como la apuesta por la energía nuclear, ciertas medidas antiterroristas, la colaboración estrecha con Washington o la guerra de Irak. Pero es que ayer Blair desplegó sus artes de convicción como en sus mejores tiempos. Leña al fuego El desliz de Cherie Blair podía haber provado una revuelta de los brownistas para forzar la marcha inmediata de Blair, aún temerosos de que éste pueda promover una candidato blairista que cierre el paso a Brown. Más leña echó al fuego ayer por la manana Peter Mandelson, ex ministro y ahora comisario en la UE, al decir que Gordon Brown nunca ha asumido que Tony Blair le pasara por delante. Las más que amables palabras de Blair hacia Brown han recompuesto la precaria paz entre los dos sectores enfrentados, lo que facilita que se mantenga el calendario que apunta a mayo y junio como el momento de la sucesión. Blair no señaló a Brown como sucesor, y aún podría auspiciar algún movimiento en su contra, pero la verdad es que ayer sólo le mencionó a él en esos términos. Además, fue justo después de asegurar que el único legado en el que está interesado es que el Partido Laborista pueda ganar unas cuartas elecciones. En este último punto centró su intervención de una hora. Blair repasó los logros de sus casi diez años al frente del Gobierno, comparándolos con la si- EPA Merkel, aquella soñadora estudiante de Físicas HAMBURGO. La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, está dando más juego del que al principio se podía suponer. Ahora aparece en la Haus der Fotografie (la casa de la fotografía) de Hamburgo. Allí se puede ver estos días, hasta el 7 de enero de 2007, una exposición titulada El latido de la moda Es una muestra de 370 trabajos hechos por 100 artistas, y que proceden de la colección F. C. Gundlach. En nuestra imagen se ve a una mujer ante las fotos de la canciller. Merkel tiene unas poses y unas caras que bien recuerdan los tiempos de cuando era estudiante de Físicas en la República Democrática de Alemania.