Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 27 9 2006 Nacional 25 El menor que murió de hambre pesaba sólo seis kilos, la mitad que un niño sano de su edad La juez imputa al padre de la víctima un presunto delito de homicidio por omisión A. M. PONTEVEDRA. Un severo cuadro de desnutrición. Ésta ha sido la causa de la muerte en Ponteareas (Pontevedra) de un niño de dos años y del ingreso hospitalario en estado grave de su hermana, de tres y medio, que evoluciona favorablemente, pese a su extrema delgadez (12 kilos) Aarón Cabadas Bienzobas falleció a las cuatro de la madrugada del pasado domingo como consecuencia de una parada cardiorrespiratoria. Los facultativos intentaron reanimar sin éxito al menor, que pesaba solamente seis kilos, un valor muy por debajo del que correspondería a su edad (12,5) La juez que instruye el caso abrió una investigación para determinar las posibles responsabilidades de los padres en el trágico fallecimiento de un pequeño que, literalmente, se murió de hambre. Felisa Bienzobas, la madre, era una completa desconocida en el municipio en el que residía con su familia desde hacía poco más de doce meses. Al parecer, siempre estaban encerrados, si salían era por la noche, y no fomentaban las relaciones con sus vecinos y familiares. Las criaturas no estaban escolarizadas y carecían de seguimiento pediátrico, motivo por el que no saltaron las alarmas de los servicios sociales. La magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Ponteareas acaba de imputar a José Antonio C. G. el patriarca, un presunto delito de homicidio por omisión (al parecer abandonó el hogar el pasado 1 de septiembre) si bien no está detenido ni pesa sobre él orden de ingre- La intervención del teléfono del inspector de la Policía Local de Torrevieja Manuel Vera fundamenta la mayoría de los presuntos delitos que se atribuyen a catorce agentes Está reventado TEXTO: DAVID MARTÍNEZ Desconozco las circunstancias del fallecimiento José Antonio Cabadas Goncalves, el padre del pequeño que falleció por inanición, alegó en el interrogatorio judicial que desconocía las circunstancias en las que se produjo la muerte de su hijo, dado que en ese momento se encontraba trabajando como temporero en la vendimia de Orense. En libertad condicional, podría ser juzgado en unos días por el procedimiento rápido. Mientras, la madre (ninguno de los dos sobrepasa la treintena) está pendiente de una evaluación psiquiátrica. El número dos de la Xunta, Anxo Quintana, comentó que la reclusión de la familia impidió que se alertase de este trágico caso. ALICANTE. El pasado 23 de junio, el equipo de la Policía Judicial de Torrevieja que seguía las conversaciones telefónicas del inspector de la Policía Local Manuel Vera escuchó la siguiente afirmación: Está reventado por dentro Se refería al joven guatemalteco sorprendido en pleno robo en el domicilio de un agente, el inspector Carlos Illán, y que acabó la intervención policial con dos costillas fracturadas. Vera habla con el concejal de Sanidad, Hipólito Caro, para saber quién se encuentra de guardia en el centro de salud. El agente habla posteriormente con el intendente jefe del retén, de vacaciones, y le pone al corriente. No le gusta el parte médico: Han puesto dos costillas rotas Era lo que había. La juez había autorizado el 1 de marzo la intervención del teléfono móvil después de que tres menores, detenidos por el robo de 50.000 euros en un so en prisión. Asimismo, dictó un auto por el que se retira la guardia y custodia de la hermana de la víctima a sus progenitores, al tiempo que prohibió las visitas tanto de éstos como de otros familiares sin una autorización del Servicio de Menores de la Vicepresidencia de la Xunta, que es el que ostenta actualmente la tutela. Los curiosos que se acercaron a la vieja vivienda en la que residían los dos pequeños contemplaron estupefactos el entorno de suciedad, inmundicia y desorden que los rodeaba. conocido restaurante de la localidad, acusaran a Vera de utilizarles para determinar el paradero de dos kilogramos de cocaína- -la causa se ha archivado- Las escuchas están fuertemente restringidas: se autorizan para investigar un único delito, por lo que si se descubre algún otro hecho debe extenderse otra autorización formal. Así, el 25 de junio- -dos días después de las conversaciones de Vera, cuyo contenido carecía de autorización para ser usado como prueba posteriormente- se solicitó a la juez ampliar la intervención por falsificación de documento oficial, torturas y contra la integridad moral, encubrimiento y omisión del deber de perseguir determinados delitos El sumario- -y las transcripciones- -se encuentra ahora en el juzgado número 1, tras un mes de instrucción. El 28 de julio se autorizó una nueva ampliación. Dos días antes, el inspector habló con un capitán de la Guardia Civil sobre unas oposiciones. Parte de las preguntas me las van a pasar y yo se las paso a mi hijo y luego al tuyo (risas) De las veinte, es posible que me pasen diez o doce Tuviera la intención de facilitar las preguntas o no, lo cierto es que el posible delito no llegó a existir, dado que nunca se convocaron las oposiciones. La causa sigue en el juzgado número 2. Querella del alcalde Una de las conversaciones sobre la supuesta paliza del 23 de junio terminará en una querella contra el instructor. En el folio 11 del tercer tomo del sumario se dice que Vera mantiene una conversación con un tal Pedro sobre cuya identidad se duda. En el folio 23, en cambio, lo tiene claro: es el alcalde de Torrevieja Pedro Hernández Mateo. Vera, según sus compañeros, habló con el edil de Seguridad, Pedro Valero. Pedro Hernández Mateo ABC