Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión MIÉRCOLES 27 9 2006 ABC AD LIBITUM VISTO Y NO VISTO UNA CASUALIDAD BIEN PREPARADA UIENES mantengan viva su fe en la fuerza de la casualidad no debieran leer hoy estas líneas para bien salvaguardar su inocencia y, en cambio, harían bien en salir corriendo para comprar, antes de que se agoten, cualquiera de las loterías con las que el Estado esquilma nuestros bolsillos al tiempo que trata de adoctrinarnos contra la virtud del trabajo. España es un país difícil de entender, en el que las cosas tienden a ser distintas de lo que parecen y raramente ocurre algo que no esté promovido o animado por alguien. Por eso resulta tan difícil ser español y algunos no se consideran capaces de superar tan grande dificultad. Mientras el Gobierno M. MARTÍN de José Luis Rodríguez FERRAND Zapatero se preparaba para recibir un serio varapalo de la Comisión Europea por su actitud en la opa de E. ON sobre Endesa y un ultimátum para que la Comisión Nacional de la Energía cese en su pueril y poco continental actividad obstaculizadora de esa pretendida operación, Acciona- -en lo que la compañía ha definido como operación autónoma -ha adquirido en el mercado un 10 por ciento del capital de la muy deseada Endesa y ha pagado por ello 32 euros por acción, un 9 por ciento más del último cierre de la Bolsa con cotización para ambas compañías. Es una circunstancia- ¿casual? -que parece querer torpedear la opa de E. ON y que recuerda en los modos el asalto del felipismo al Banco Central, del que nacieron las escandalosas Torres Kio y los Albertos ganaron dinero, perdieron prestigio y, en cierto modo y sin pretenderlo, propiciaron la aparición estelar de Mario Conde en un panorama económico y político que, salvando las distancias y en lo que se refiere al intervencionismo gubernamental, no se diferencia mucho del actual. Dada la contumacia del Gobierno Zapatero, reforzada por el complaciente pasotismo de su vicepresidente económico, estos asuntos hay que verlos poco a poco, como los seriales de la tele, para evitar equívocos y no perder el hilo de la trama. Ahora hay que creerse que una empresa como Acciona, tan diversificada como fundamental en el sector de la construcción, acomete una operación de tal volumen sin el visto bueno gubernamental. Es raro en la actividad más influida e influenciable por el poder; pero, como la casualidad lo explica todo, hacemos el acto de fe. Los ladrillos serán santos, pero quienes los compran y venden merecen siempre un puntito de duda y la certeza de su debilidad ante el poder político. Más difícil de entender y aceptar, aunque sea legal, es que muchos miles de pequeños accionistas no han podido realizar sus acciones como lo han hecho, y lo seguirán haciendo, unos más privilegiados inversores institucionales. En un trato fuera del mercado, a los pequeños les ha costado, redondeando, 5 euros por acción. Son iguales ante la Ley- -un suponer- pero no ante Acciona. SEIS TOROS SEIS Q S dondos. Seis alas tenían los serafines de Isaías. Y seis EVILLA, sábado, 23, festividad de santa Tecla, hojas el lirio que en los cuadros de la Anunciación endoncella sin par que en un pronto se dejó llevar trega el Ángel Gabriel a María. Seis toros tiene el Cid por la predicación paulina de la continencia y la en Sevilla, que hierve de hispanistas locos por llevarse resurrección. Ahí es nada: san Pablo. Chesterton haa la boca un tema y algo de jamón. ¡Dichoso el torero bla de un obispo que se quejó de que un inconformista que tenga expectación! dijo Corrochano. Para saber se refiriera a san Pablo llamándole Pablo y luego añacómo se anda de expectación en Sevilla, los políticos dió: Al menos podría haberle llamado don Pablo. En encargan encuestas a cuenta de los contribuSevilla don Pablo hubiera sido como Lopera. yentes, pero un torero no tiene más remedio Hablando de Lopera, dice Joaquín: En casa de que anunciarse con seis toros. El Cid es torero Benjamín, con aquella luz en la cabeza, Lopera de Madrid, donde se coló, con su cara de campo, parecía Jesucristo. haciéndose pasar por San Isidro. ¿No había diSanta Tecla en Sevilla y esa alegría de saber, cho Guerrita en Madrid, que toree san Isidro siendo sábado, que por la tarde mata el Cid vicPero Sevilla es otra cosa. Para abrir la Puerta torinos en la Maestranza y por la noche juega el del Príncipe, hay que desorejar vivo, pellizco a Betis contra el Madrid en Heliópolis. La mano izquierda del Cid y el pie derecho- -ausente Joa- IGNACIO RUIZ pellizco, a un toro. QUINTANO A la hora del almuerzo, se hace de noche y quín- -de Beckham. Pero cuánto no habrá caírayos y centellas incendian al Giraldillo. Despertado el Madrid de Calderón me llamo Calderón y doy mos, nadie sabe cómo, empapados de ricos tintos del suerte que en Sevilla hasta la portada del As es paDuero en la cocina de Carlos Herrera, que había abierra el Cid: Los béticos sabemos sufrir en silencio Con to la puerta, el hombre, para hacer salir los humos del ese titular bajo el brazo, ya pueden los sevillistas del rehogo para una paella. ¿Políticos o periodistas? Cid correr a desayunarse, o con recortes del torno de pregunta, ya en la plaza y con un sol recién hecho, el las agustinas, como Joaquín Moeckel, o con lomo a la gran Ginés de Colmenar, vecino de localidad. manteca con picante de la trastienda de Casa Moreno, -Hoy, mitad y mitad: amigos del torero. como Paco Hermosilla. Llora el torero en la vuelta al ruedo con las orejas de Lo del Madrid de Calderón es resultado del resulta Malacara el victorino bueno. Por la Puerta del Príndismo, que, en efecto, va a ahorrarle a uno mucho tiemcipe sale el Cid a hombros de su cuadrilla, que son los po y dinero. Si lo único que importa es el resultado, de Alcalareño, banderillero como de Zuloaga. Noche ¿para qué ir a verlo? Con preguntar al camarero, asunde fiesta en el Casino. Bailan los hombres del Cid. Y las to concluido. ¿Que el Madrid ha ganado por uno? Qué edilas de Madrid. Con Nada de esto fue un error bien. ¿Que el Madrid ha perdido por otro? Qué pena. Moeckel tumba al hijo de Victorino, al que algunos llaPero en ganar por uno o en perder por otro no hay homman Emilio, por lo que se parece a Muñoz. Después de brada. Se lo dijo un productor de Hollywood a Pemán: todo, ¿no ha llamado él Dirimente al victorino malo? -A España le pedimos todo lo que sea fuerza o raza. Coti, Paulina y Julieta se desgañitan. Striptease de Comedias, no. pecho macho de Alcalareño en todo lo alto. El arte de Y para hombrada, la del Cid. ¿No somos los españobirlibirloque es el arte de poner y quitar. Amanece. les unos hombres que matamos toros? Pues seis toros Churros en el Postigo, donde una lápida recuerda la para él solo. Todo el valor en el pecho, todo el temor muerte de un costalero. en los pies. Seis toros seis: la verdad en números re- ¿Sabéis vosotros algo...