Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Sociedad MARTES 26 9 2006 ABC Admitida una demanda colectiva contra las tabaqueras por el tabaco light b Miles de fumadores de Estados Lista de espera en EE. UU. para comprar gatos con menor riesgo de crear alergias Una empresa de biotecnología empieza su venta a 3.000 euros la unidad b Estos animales seleccionados genéticamente han sido criados a partir del grupo de felinos que carece de una proteína asociada con reacciones alérgicas en humanos PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. La multimillonaria industria de los animales de compañía parece haber encontrado un nuevo nicho: los felinos hipoalergénicos, con un riesgo reducido de producir irritaciones en los ojos, reacciones epidérmicas, estornudos o incluso episodios de asma entre todas aquellas personas especialmente susceptibles a los efectos secundarios de los gatos. Una empresa de biotecnología de Estados Unidos, Allerca, con sede en San Diego, ha empezado a comercializar los primeros ejemplares certificados. Esta peculiar oferta estaría basada en un exhaustivo proceso de selección para utilizar el pequeño porcentaje de felinos que de forma natural carece de un tipo de proteína (glicoproteína Fel D 1) que diseminada a través de la saliva, pelo y piel de los gatos produce reac- Unidos piden a las compañías 156.600 millones al considerarse engañados con una campaña ambigua dirigida a ganar dinero EP NUEVA YORK. Un juez federal de Estados Unidos, Jack Weinstein, ha admitido a trámite como demanda colectiva una denuncia presentada en nombre de miles de fumadores en la que se piden indemnizaciones a las tabaqueras de hasta 200.000 millones de dólares (156.600 millones de euros) por utilizar la etiqueta light en sus productos. Al considerarse demanda colectiva cualquier persona que compró cigarrillos etiquetados como light tras el inicio de su comercialización, a comienzos de los años setenta, podrá participar en la denuncia. Tras la noticia, las acciones de Altria, propietaria de marcas como Marlboro o Chesterfield, y las del grupo Reynolds American, que controla Winston y Camel, registraron caídas significativas en los mercados bursátiles. Tres de los gatos hipoalergénicos comercializados en Estados Unidos ciones alérgicas en seres humanos. El proceso requiere exhaustivos análisis genéticos, ya que solamente uno de cada 50.000 gatos presenta esta apreciada divergencia natural. A pesar de que el procedimiento no ABC Dinero y salud El juez Weinstein encontró pertinente la demanda, que data de 2004 y que alega que Philip Morris, R. J. Reynolds Tobacco, y otras compañías engañaron a los fumadores y respondieron a la preocupación de los clientes acerca de su estado de salud con una campaña ambigua dirigida a preservar sus ingresos. No se sabe si el dictamen del juez afectará a los planes de Altria de renunciar a su participación de control en Kraft Foods. Los analistas esperaban que el proyecto se llevara a cabo dentro de poco, después de que la tabacalera hubiera logrado salir airosa de varias demandas de fumadores. En la presentación de argumentos la semana pasada para lograr la certificación de demanda colectiva, el abogado de los fumadores, Michael D. Hausfeld, explicó que las empresas utilizaban una estrategia de ventas que presentaba los cigarros light como una alternativa de bajo riesgo para los fumadores, a pesar de que contaban con documentos que demostraban que los riesgos eran similares. Sabían que estaban vendiendo muerte explicó. La cuestión era cómo disfrazarlo, así que pusieron la etiqueta lights añadió. Según Hausfeld, un estudio mostró que el 90 por ciento de los fumadores que en las últimas décadas fumaron light lo hicieron pensando en que sería mejor para su salud, y no por su sabor u otros factores. supone enrevesadas alteraciones de ADN, el precio de estos gatos hipoalergénicos tiene un evidente riesgo de provocar algunas reacciones adversas al bolsillo, ya que cada animal cuesta unos 3.000 euros. Precio que no ha impedido que la empresa Allerca acumule más pedidos que existencias, hasta el punto de haber creado una lista de espera, con la posibilidad de colocarse a la cabeza con el pago de otros 1.500 euros adicionales. Los experimentos de Allerca se remontan a 2004, con el inicial anuncio de crear animales genéticamente modificados para silenciar el gen D 1 que produce el proteínico irritante felino. Al no prosperar la vía de desarrollar gatos transgénicos, además de querellas por problemas de propiedad intelectual, Allerca se habría concentrado en perfeccionar los análisis necesarios para detectar los gatos que naturalmente no tienen ese problema. Negocio tentador Las estadísticas parecen respaldar la existencia de un prometedor mercado de felinos hipoalergénicos. Por ejemplo, los hogares de EE. UU. cuentan con unos 78 millones de gatos. Mientras que un 35 por ciento de seres humanos sufren de algún tipo de alergia. En la intersección de esos números- -entre el amor hacia los mininos y las reacciones adversas ante su presencia- -debe existir un negocio multimillonario ya tentado por anteriores ofertas de clonación de animales de compañía o diseño de peces fluorescentes. En el caso de estos gatos hipoalergénicos, que serán entregados a través de una red concertada de veterinarios, la compañía Allerca estima que puede producir hasta medio millar de gatos en 2007, con planes para llegar hasta los 5.000 ejemplares para 2008. Aunque no faltan especialistas que adviertan, ante esta oferta, sobre potenciales problemas y resultados frustrantes.