Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 26 9 2006 Internacional 35 La extrema derecha suiza consolida sus posiciones b Su partido, la UDC del actual Barroso confirma que la UE cerrará sus puertas tras Bulgaria y Rumanía Croacia y Turquía son los candidatos más directamente perjudicados el dilema de la Constitución, el presidente de la Comisión cree que no sería razonable pensar en nuevas ampliaciones ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. La Unión Europea cierra sus puertas. Esta semana la Comisión hará público su último informe sobre Bulgaria y Rumanía, que serán miembros de pleno derecho a partir de enero pero con las más estrictas condiciones que se hayan utilizado jamás para cualquier país. En cuanto a Turquía, se espera un frenazo brusco en el proceso de acercamiento. El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, dijo ayer que sería imprudente seguir hablando de ampliar la UE antes de que se haya resuelto la crisis institucional. Significativamente, Barroso hizo estas declaraciones durante la visita ayer a Bruselas del primer ministro francés, Dominique de Villepin. La Comisión tiene que aprobar en su reunión de hoy el último informe sobre la candidatura de Bulgaria y Rumanía, que ya han firmado su tratado de adhesión. Nadie hubiera esperado que el Ejecutivo comunitario retrasase un año la incorporación de estos dos países, pero tampoco les abrirá las puertas de par en par. Cierto número de áreas siguen siendo objeto de preocupación y por ello la Comisión va a adoptar las medidas adecuadas para garantizar el funcionamiento adecuado de la UE, o de lo contrario los dos países serán sometidos a medidas correctivas se dice en el texto de un borrador filtrado ayer a la prensa. Para los dos países, las preocupaciones principales de la Comisión son el desastre del sistema judicial y las deficiencias en la lucha contra la corrupción y el crimen organizado. La Comib Hasta que no se resuelva ministro de Justicia, ya fue protagonista de un anterior terremoto político en 2003 cuando obtuvo su segundo puesto en el Gobierno EFE BERNA. El masivo apoyo de los ciudadanos suizos a las leyes que endurecen las condiciones para obtener el asilo y para la inmigración ha supuesto no solo una clara señal de rechazo a cierta categoría de extranjeros, sino que ha servido para consolidar la posición de la extrema derecha helvética, según el análisis generalizado de la prensa de ese país. Muy superior a lo que los defensores más convencidos de esas iniciativas osaban imaginar- -67,8 y 68 por ciento para las nuevas leyes de Asilo y Extranjería, respectivamente- -el resultado del referéndum del 24 de septiembre abre una nueva etapa, sin vuelta atrás, en la relación de los suizos con los extranjeros. Para algunos es la victoria del orden para otros el gran fracaso de la izquierda pero en lo que la gran mayoría coincide es en que el ganador incontestable es la extrema derecha suiza, que tiene como su máximo exponente al partido Unión Democrática de Centro (UDC) y a su líder, el también ministro de Justicia, Chistoph Blocher. La UDC, que ya fue protagonista de un anterior terremoto político en 2003 cuando obtuvo un resultado electoral que le permitió reclamar un segundo puesto en el Gobierno Federal de siete miembros, confirma con el doble sí de este domingo que su posición contra la inmigración ha ganado enteros y se ha afianzado. Una tendencia que se adivinaba, pero que el resultado del referéndum ha permitido constatar con creces y tendrá su efecto en el resto de los partidos. sobre las reglas de seguridad alimentaria en las exportaciones. Barroso hizo ayer una de las declaraciones más explícitas sobre el cambio de ambiente que se ha producido después del parón francés a la ratificación del Tratado Constitucional: sería imprudente tener otros Estados miembros en la UE, aparte de Bulgaria y Rumanía que lo serán próximamente, antes de resolver la cuestión institucional La admonición afecta a Croacia, a pesar de que en casi todas las materias es un país que se encuentra más preparado que Bulgaria y Rumanía y sobre todo a Turquía, cuyo proceso de negociación lleva de todos modos unos meses en un peligroso empantanamiento. Tras la ampliación de Rumanía y Bulgaria, tendríamos que revisar el funcionamiento de las instituciones, y aprovechar el momento para decidir sobre el Tratado Constitucional y a falta de este trámite, las puertas quedan cerradas. Y según fuentes de la Comisión, este no es un mensaje negativo para Croacia, sino uno positivo para el proyecto constitucional José Manuel Durao Barroso sión cree que ni Bulgaria ni Rumanía tampoco están preparados para digerir los millones de euros de fondos estructurales y subsidios agrícolas. En Justicia e Interior, la propuesta de salvaguardia permitirá que los actuales 25 miembros de la Unión puedan suspender unilateralmente sus compromisos de cooperación policial o penal. Otra cláusula de salvaguardia prevé que los derechos de acceso al mercado único de cualquiera de los dos países sean suspendidos si después de su adhesión se producen serias dificultades en la gestión económica de estos países Y además se establecen también medidas muy estrictas Turquía se aleja En cuanto a Turquía, fuentes diplomáticas europeas han considerado el ambiente político sobre el tema como muy difícil El Parlamento Europeo debe aprobar esta misma semana un informe en el que se constatará previsiblemente un frenazo en las reformas. Algunos parlamentarios conservadores han propuesto que se añada un párrafo al informe apoyando a Benedicto XVI y en el que se diga que se espera que las visita que el Santo Padre tiene previsto realizar el mes de noviembre contribuya a fortalecer el diálogo interreligioso e intercultural entre el mundo cristiano y musulmán Esto haría de esta visita una prueba delicadísima para las negociaciones.