Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 MARTES 26 9 2006 ABC Internacional Brown se presenta como renovador del Nuevo Laborismo y tiende la mano a Blair El canciller del Tesoro se postula como candidato a la sucesión en el congreso laborista b Con un mensaje desde el centro, Brown procuró cerrar el paso a un posible rival blairista y aseguró que sería un placer poder vencer al conservador James Cameron EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL MANCHESTER. Gordon Brown dio ayer un paso decisivo en su impaciente aspiración a suceder a Tony Blair como líder de los laboristas británicos y primer ministro. Por primer vez, el canciller del Tesoro (ministro de Hacienda) se presentó sin ambages con perfiles de líder. Su discurso ante el congreso anual laborista fue la formalización de una candidatura que aún no está claro si deberá rivalizar con la de algún dirigente más próximo a Tony Blair cuando éste deje su cargo, probablemente en mayo. En cualquier caso, el mensaje de Brown, centrista- -compromiso tanto con las reformas del Nuevo Laborismo como con la orientación social del partido- y la buena acogida que tuvo entre los congresistas, que en pie le dedicaron tres minutos de ovación, dificulta el paso a otros aspirantes. Nunca antes Brown se había prodigado en tantos elogios a Blair. Ésa fue su estrategia, frente al daño de imagen que le han causado las últimas semanas de enfrentamiento abierto con el primer ministro para forzar su marcha. El canciller alabó a Blair- ha sido un privilegio trabajar al lado de Tony, uno de los más exitosos primeros ministros laboristas dijo- y lamentó los roces públicos que últimamente ambos han tenido después de más de diez años de formar un tándem. Con ello procuró pasar de una situación de combate desde el margen a ocupar el centro del partido y de las propuestas políticas. Si hace dos años Brown dijo ante el congreso que somos mejores cuando somos laboristas lo que fue interpretado como un amago de rivalizar con el liberalismo de Blair desde los valores tradicionales del laborismo, el aspirante a la sucesión se presentó ayer como alguien firmemente comprometido con la modernización de la izquierda. El Nuevo Laborismo se ocupa de Blair y Prescott (izquierda) viceprimer ministro, aplauden a Brown tras su discurso modernizar desde un punto de vista progresista, somos el partido de las reformas manifestó. En este sentido, se alineó con Blair en asuntos en los que el primer ministro ha debido lidiar con la izquierda de su partido, como en las estrictas medidas antiterroristas o el apoyo a EE. UU. Después del 11- S nadie puede ser neutral en la lucha contra el terrorismo, nunca hay que caer en el antiamericanismo proclamó, al tiempo que defendió la política exterior británica en Irak y Oriente Medio. Pero Brown no se apuntó a una mera continuidad del blairismo, tanto porque tiene una visión personal en muchos asuntos como porque un nuevo líder tiene que aportar una imagen de renovación ante la opinión pública. Según el canciller, cada vez la sociedad tiene nuevos problemas y el programa tiene que ser diferente; habrá nuevas políticas, no nuevas orientaciones políticas Entre sus propuestas destacó el deseo de que el Parlamento tenga la última palabra en la decisión de ir a una guerra y de una mayor descentraliza- El ministro se prodigó en hablar de sus padres y de los valores que le transmitieron, como servir en política Mentira comentario de Cherie Blair a una frase del aspirante Cherie Blair, esposa del primer ministro británico, Tony Blair, se vio ayer envuelta en una polémica después de que un medio de comunicación informara de que había acusado al canciller del Tesoro, Gordon Brown, de mentir en su discurso. Según la agencia de noticias Bloomberg, Cherie, en el centro de conferencias de Manchester, donde se celebra el congreso laborista, comentó: Bueno, eso es mentira tras oír de Brown la frase de que había sido un privilegio haber trabajado para Tony Blair. Un portavoz de la residencia oficial del primer ministro negó que la esposa del líder laborista hubiera hecho ese comentario, del que inmediatamente se hicieron eco medios de comunicación británicos, como la cadena BBC y el diario The Times en su página web. Esa información es completamente falsa dijo el portavoz, que aseguró que la esposa del primer ministro iba acompañada por cuatro personas que no escucharon el comentario y que siguió el discurso por una pantalla instalada fuera del auditorio. Cherie declaró posteriormente a los periodistas: Lamento tener que echar a perder su noticia, pero no lo dije ni lo pienso Un portavoz de Bloomberg expresó su respaldo a la información de su periodista. La polémica puede enturbiar la reconciliación pública escenificada ayer por Blair y su ministro de Hacienda, quien en su esperado discurso ante el congreso laborista reclamó su derecho a suceder al primer ministro. En los corredores del congreso era fácil oír que es conocido que Cherie Blair detesta a Gordon Brown a quien culpa de la casi revuelta en las filas laboristas, lo que obligó al primer ministro a anunciar el 7 de septiembre que dejará el poder dentro de un año. Brown y Sarah, su mujer REUTERS