Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 26 9 2006 Nacional 23 ULTIMÁTUM DE ETA AL GOBIERNO LAS VÍCTIMAS Buesa dijo que Ana María Vidal- Abarca logró acabar con la invisibilidad de las víctimas nados y en un ambiente en el que Batasuna puede jactarse de su burla diaria a la legalidad Pese a ello, no debería ser demasiado tarde alentó, para salir del laberinto Los optimistas verdaderos- -argumentó- -no podemos ceder terreno a la melancolía y el desánimo. La defensa de la libertad es la mejor causa que podemos abrazar El presidente del Foro de Ermua, Mikel Buesa, a quien correspondió la laudatio de Ana María Vidal- Abarca, dijo que la galardonada es de esas personas que no se ha doblegado ante el terror y que por ello, en los oscuros años de plomo fue capaz, tras el asesinato de su esposo Jesús Velasco en 1980, de luchar contra la invisibilidad de las víctimas cuando pocos querían hablar de ellas y de fundar la AVT. primera asociación del mundo de este tipo Javier Zarzalejos y Ana María Vidal- Abarca junto a José María Aznar VÍCTOR INCHAUSTI El hito del reconocimiento en 1999 Los optimistas frente a ETA somos los que creemos en el Estado de Derecho Javier Zarzalejos y Ana María Vidal- Abarca, Medallas al Mérito del CEU Presidencia reivindicó el Pacto Antiterrorista como un instrumento eficaz no para condenar atentados, sino para acabar con ellos BLANCA TORQUEMADA MADRID. Frente a los intereses a muy corto plazo del Gobierno y a la descomposición (divide y vencerás) alentada desde el flanco político de la banda terrorista ETA, el mínimo común de dignidad democrática que alentó el Pacto Antiterrorista y la Ley de Partidos inspiró ayer el acto solemne y emotivo en el que la Universidad San Pablo CEU entregó su Medalla al Mérito a Ana María Vidal- Abarca (fundadora de la AVT y ex presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo) y a Francisco Javier Zarzalejos, quien fue secretario general de Presidencia a lo largo de los ocho años de Gobierno de José María Aznar. La institución docente ha reconocido en ambos su sólida contribución a la causa de las víctimas, en un momento de incertidumbres y de diferentes interpretaciones (como si cupiera más de una) sobre lo que significan las amenazas y los disparos al aire de tres pistoleros encapuchados, o el constante goteo de terrorismo callejero en este alto el fuego Ayer, ninguno de los presentes en el Aula Magna de la Universidad San Pablo CEU albergaba dudas: la unidad de los dos grandes partidos bajo el paraguas de la Constitución (hubo nutrida representación del Partido Popular, b El ex secretario general de pero también socialistas) es el único camino. En su discurso de agradecimiento por esta Medalla al Mérito, Francisco Javier Zarzalejos desmontó determinados conceptos instalados estos días desde las esferas del poder, en una advertencia contra el vacío semántico del discurso dominante Aclaró Zarzalejos que, en el análisis del fenómeno terrorista, la distancia no aporta superioridad intelectual tal y como se pretende al apartar del debate a las víctimas. Negó igualmente que derrotar al terrorismo en su desafío sangriento sea un afán de pesimistas e intransigentes incapaces de flexibilizar los principios para soluciones prácticas porque, adujo, los optimistas somos nosotros, porque creemos en el Estado de Derecho Lo demuestra, en su opinión, el hecho de que cuando se ilegalizó Batasuna se dijo que se incendiaría el País Vasco y nada de ello ocurrió. En esa línea, estimó que el Gobierno de José María Aznar, identificó como crucial el consenso para un pacto de Estado operativo y eficaz no para condenar atentados, sino para acabar con ellos Lo que le condujo a criticar el cálculo del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero según el cual es preferible el apoyo de 202 diputados que de los 312 representados en el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo También advirtió el ex secretario general de Presidencia del peligro de la creación de una mesa política extraparlamentaria al margen de un Estatuto arrojado al corredor de los conde- Buesa elogió el día a día de Vidal- Abarca, a lo largo de quince años, de gestiones cotidianas y de persuasión de los poderes públicos gracias a lo cual en 1996 se logró el hito de la creación de la Oficina de Atención a las Víctimas del Ministerio del Interior, de la aprobación en 1999 la Ley de Solidaridad con las víctimas y del nacimiento en 2002 de la Fundación de Víctimas del Terrorismo que ella presidió y que hoy encabeza Maite Pagazaurtundúa. No hubo alusiones a la figura del extinto Alto Comisionado que ocupó Gragorio Peces- Barba ni a la nueva Dirección General que ahora encabeza el que fue su segundo de a bordo José Manuel Rodríguez Uribes. Tanto Ana María Vidal- Abarca como Francisco Javier Zarzalejos mostraron su profunda gratitud por este reconocimiento que, según dijo la ex presidenta de la AVT visiblemente emocionada, se corresponde con su sostenido empeño en demostrar que nuestras razones eran poderosas y nuestros fines legítimos Un camino en el que aunque parezca que pierdes, ganas; ganas siempre cuando eres buena persona y defiendes la vida y la libertad Aplausos al Defensor del Pueblo Un José María Aznar circunspecto (sólo sonrió cuando algunos de los intervinientes lo catalogaron, aún, como presidente del Gobierno arropó la entrega de la Medalla al Mérito de la Universidad San Pablo- CEU a su estrecho colaborador Francisco Javier Zarzalejos y a Ana María Vidal- Abarca, en una convocatoria en la que la irrupción en la abarrotada Aula Magna del Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, suscitó una espontánea ovación, rúbrica de gratitud de los asistentes a su recurso ante el TC contra los excesos del Estatuto de Cataluña. Múgica se sentó junto a la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundúa, quien volvió a reclamar ante los periodistas la unidad de los demócratas para luchar contra ETA, muy cerca del ex ministro del Interior Jaime Mayor Oreja. Hubo una nutrida representación de familiares de los galardonados (entre ellos el director de ABC, José Antonio Zarzalejos) y se pudo ver también al vicepresidente segundo y consejero de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Alfredo Prada. Asistieron además referentes de la resistencia intelectual frente al nacionalismo totalitario (Jon Juaristi) y algún que otro responsable de la política antiterrorista durante la etapa de Gobierno del Partido Popular, como el ex secretario de Estado Ricardo Martí Fluxá. Y, siempre con su entereza moral, la viuda de Fernando Múgica, Mapi de las Heras, y la del teniente coronel Blanco, Conchita Martínez.