Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 26 9 2006 Nacional LA INVESTIGACIÓN DEL 11- M 17 La Sala rechaza procesar a Ghalyoun como autor material pero abre la puerta para que se le condene por ello de marzo de 2004. Para la Sala, el dato más relevante de su participación en la matanza es que dio cobijo, junto con Basel Ghalyoun (en la vivienda que ambos compartían en la calle Virgen del Coro) al suicida Asrih Rifaat, persona que aparece vinculada a la ejecución directa de los atentados y cuyas ropas fueron encontradas por unos empleados en las cercanías de la estación de Vicálvaro. Imagen de Mina Conchita donde fueron robados los explosivos utilizados en el 11- M EFE Mohamed Bouharrat. Aunque el auto de procesamiento llega a la conclusión de que este procesado no es uno de los autores materiales del atentado, sí ha estado en contacto continuo con varios de los acusados tras salir de prisión, donde radicalizó su comportamiento por razones de tipo religioso derivadas de las exigencias del Corán Entre los indicios que figuran en la causa constan: la obtención de información sobre posibles objetivos, la aparición de sus huellas en un libro religioso, el hallazgo de fotos suyas tamaño carné y conversaciones telefónicas con varios procesados. Hamid Ahmidan. Uno de los elementos incriminatorios más importantes es haber acondicionado, junto con Otman el Gnaoui, la vivienda de Chinchón construyendo bajo el nivel del suelo un zulo en el que ocultaron explosivos utilizados en los atentados. Además, constan en la causa numerosas llamadas a su primo El Chino huellas y perfiles genéticos. YOUSSEF BELDHAJ Integración en organización terrorista y conspiración RABEI OSMAN Integración en banda terrorista y conspiración HASSAN EL HASKI Integración en banda terrorista y conspiración RAFA ZOUHEIR Colaboración con banda terrorista y tráfico de explosivos TRASHORRAS Cooperador necesario en los asesinatos y colaboración con banda en Europa. Como tal, habría realizado labores de adoctrinamiento sobre los procesados Abdelmajid Bouchar y Brahim y Mohamed Moussaten (los dos últimos sobrinos suyos) así como el presuntamente fallecido Mohamed Afallah. Instalado en Bruselas y vinculado con el Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM) se dedicó a recaudar fondos en una mezquita para sufragar los gastos de traslado de islamistas radicales. En febrero de 2004, viajó a Madrid, donde mantuvo contactos personales y telefónicos con Bouchar, Afallah y sus sobrinos. El 3 de marzo, una semana antes de los atentados de los trenes y de manera precipitada, se marchó de España en un vuelo de la compañía Virgin. que había oído confesar a este ideólogo que la matanza la había cometido su grupo mostrándose por ello orgulloso. Entre las finalidades de la célula que lideraba, se encuentra el conseguir voluntarios para realizar la guerra santa con la absoluta garantía de que los que dieran su vida por la defensa de la religión musulmana conseguirían así el paraíso Es en este ambiente en el que El Haski animaba a sus discípulos a cometer atentados contra quien había atacado a su pueblo. Basel Ghalyoun. Considerado por la Fiscalía autor material de la matanza de Madrid, sólo ha sido procesado por un Hassan El Haski. Los indicios que existen contra este procesado se derivan de datos proporcionados a la justicia española a través de comisiones rogatorias, de información policial suministrada desde los países en los que se detectó su presencia o de las declaraciones que sobre él han hecho otros procesados. Así, según las manifestaciones realizadas por un miembro del GICM, El Haski era uno de los líderes de este grupo en las fechas en las que se produjeron los atentados y además aseguró Los magistrados afirman que Trashorras suministró todo el explosivo al grupo islamista Del locutorio de Zougam salieron 143 tarjetas de teléfono que fueron usadas por los autores de la matanza delito de pertenencia a organización terrorista, aunque el Tribunal no ha cerrado la puerta a que se le condene como autor material de los atentados. De hecho, la Fiscalía piensa mantener su criterio en su escrito de acusación provisional, pues considera que existen suficientes indicios para considerarle partícipe directo en los atentados. Fue reconocido por dos testigos (en uno de los escenarios de las explosiones y en un restaurante de Alcalá de Henares, la noche anterior al 11- M) Entre otros elementos incriminatorios figuran las relaciones personales que mantuvo con los suicidas de Leganés y el conocimiento que, según el testimonio de varios imputados, tenía de la voluntad de El Tunecino de cometer atentados terroristas en España El perfil genético de Basel Ghalyoun fue encontrado en el desescombro del piso de Leganés. También han pesado sus numerosos contactos telefónicos con otros implicados en la matanza. Otman el Gnaoui. El Tribunal destaca el grado de confianza que tenía este procesado con Jamal Ahmidan El Chino para quien trabajaba en las obras de Chinchón antes citadas. Además, utilizaba vehículos situados en la esfera de dominio de Jamal Ahmidan, realizaba los encargos que le encomendaba y era conocedor de las tendencias radicales islamistas de aquél, de su dedicación al tráfico de drogas y de las presuntas actividades de falsificación de documentos personales y relacionados con vehículos En su declaración ante el juez, reconoció que participó en la construcción del zulo en la finca de Chinchón. Nasreddine Bousbaa. Admitió que habló con Jamal Ahmidan de unos documentos falsificados. De hecho, los falseó con nombres árabes que El Chino le proporcionó; estos documentos fueron recuperados en el desescombro del piso de Leganés. Fouad el Morabit. Los indicios delictivos contra este procesado se basan fundamentalmente en el contacto telefónico directo que mantuvo antes y después de los atentados con el también procesado Rabei Osman El Egipcio así como con El Tunecino y Jamal Ahmidan El Chino con quien habló en cuatro ocasiones el mismo 11 Mouhannad Almallah. Su asistencia a reuniones celebradas en Virgen del Coro, así como a las que tenían lugar junto a un río próximo a Navalcarnero, son algunos de los indicios que justifican el procesamiento de este individuo, que ostentaba una posición de (Pasa a la página siguiente)