Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 Deportes CAMPEONATO DEL MUNDO DE MOTOCICLISMO GRAN PREMIO DE JAPÓN LUNES 25 9 2006 ABC Lorenzo derrota a Dovizioso y prepara la fiesta en Portugal Superó al italiano mientras Hiroshi Aoyama era profeta en su tierra TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN Jorge Lorenzo conoció en Japón la suerte del campeón. Esa fortuna que siempre necesitan los grandes para consolidar su escalafón. Esa ayuda de la diosa sin cuerpo que en realidad no existe. Es el propio sacrificio el que provoca ese apoyo ajeno en el momento que más se necesita. El trabajo del mejor coloca al límite a sus perseguidores y estas situaciones siempre las pagan quienes intentan destronar al número uno sin tener virtudes para serlo. El español consolidó su liderato en el campeonato de 250 al superar a Dovizioso a falta de dos vueltas, después de un accidente de Takahashi que frenó al italiano y permitió el acercamiento del mallorquín. Pero después, el pupilo de Amatriaín se ganó su suerte. Adelantó a su rival, fue tercero en la meta y dejó el Mundial al borde del K. O. Una acción que dejó patente el carácter de campeón de Giorgio La caída del japonés le situó a un segundo de Dovizioso y en cinco giros cazó a su enemigo y le asestó el golpe mortal. Podía conformarse con el cuarto puesto, que también era un buen resultado. Pero quiso sentenciar. Arriesgó y sumó otros tres puntos de diferencia sobre Andrea. Consiguió un podio más psicológico que buscado, pues ahora aventaja al piloto de Honda en 27 puntos, cuando restan 50 por disputarse. De Angelis, otra vez segundo La afición nipona presenció dos carreras. Una, por la victoria parcial. La otra, por el título mundial. Mientras Lorenzo ganaba la más importante, el público oriental disfrutó del triunfo de Hiroshi Aoyama, que celebró con llanto el éxito en su país después de una temporada de sufrimiento. Hiroshi derrotó a De Angelis en una dura pelea. El sanmarinense, que persigue desde hace tres años su primer himno en esta categoría, volvió a quedarse con la miel en los labios. Los dos, acompañados por Takahashi y por Dovizioso, protagonizaron una escapada que descolgó a Lorenzo desde la arran- Jorge remató al italiano al final y ahora tiene 27 puntos de ventaja a falta de 50 por disputarse cada, para otorgar mayor emoción a la guerra por la sucesión de Dani Pedrosa en el trono. El italiano demostró su capacidad estratégica. Organizó la fuga con el fin de poner a Jorge al límite de la serenidad. Una táctica que dio sus frutos en el primer tercio de la competición, cuando el español falló dos veces al no domar su ansiedad. Pero Amatriaín ha sabido dominar el nerviosismo del chaval a fuerza de experiencias. Ayer, cuando Andrea tensaba una vez más la cuerda, el director del líder destacaba el mensaje que ha transformado en lema: Piensa en carrera Así lo hizo. El equipo Fortuna Aprilia sabe que su moto rinde a medida que reduce el peso de la gasolina y los hechos confirmaron esa realidad. Lorenzo perseguía en solitario al cuarteto dirigente y se situó a dos segundos de su objetivo. La caída de Takahashi, compañero de Dovizioso, le echó una mano. La otra la puso Lorenzo. El trigésimo título español está en su mano y en su moto. Nadie parece capaz de hacerle sombra ahora, cuando se ha serenado y ha entendido que para ser campeón hay que hacer algo más que ganar carreras. Kallio se impone a Bautista al cabo de cuatro intentos Apasionante duelo entre los dos mejores pilotos de 125, decidido por el finés con un adelantamiento sorprendente; Simón celebra su primer podio T. G. -M. A la cuarta fue la vencida. Álvaro Bautista dejó el título visto para sentencia después de tres victorias consecutivas y Kallio, sin la presión del cetro, le devolvió por fin la moneda. Los dos mejores hombres de la cilindrada de 125 demostraron su calidad con otra batalla personal y el nórdico, por una vez, ganó la partida individual. El español cometió el error de permitirle rodar a rebufo durante la mayor parte de la carrera, un análisis de sus puntos flacos que Mika confirmó en la vuelta decisiva, con una adelantamiento por el exterior que el manchego no esperaba. El campeón quiso escaparse en esos kilómetros definitivos y se encontró compuesto y sin metros de ventaja. Su táctica, en esta ocasión, no funcionó. Pero sumó su decimotercer podio en catorce grandes premios. El tercer cajón consumó la fiesta de la marca KTM. Julián Simón alcanzó su primera bandera de una dura campaña, definida por la fractura de fémur sufrida en Montmeló. Venció a Pasini, a Pesek y a Faubel en una peligrosa lu- cha. El tercer puesto era el premio a una etapa de sacrificio, ajena a los buenos resultados, que ahora comienza a enderezarse. Una alegría en la casa KTM que Hiroshi Aoyama rubricó con el éxito en 250. Honda, en casa, en su circuito, no obtuvo ni un sólo triunfo en las tres cilindradas. Mika, segundo subcampeonato Era el día de la fábrica austriaca, después de un año de monopolio del equipo Aprilia Aspar, cuyo segundo jinete, Pasini, tuvo que conformarse con la cuarta plaza, mientras Héctor Faubel era sexto. El triunfo de Kallio decidió el subcampeonato en favor del finlandés. Un rango que a Mika no le agrada. El año pasado era Luthi quien le quitaba el entorchado y ahora ha sido otro rival inesperado, Bautista, quien le ha dejado otra vez con el dos El nórdico piensa que su época en 125 se ha terminado y ascenderá a 250. Una cilindrada en la que se encontrará de nuevo con Bautista. Sólo desea que el talaverano no se convierta en la obsesión de su trayectoria profesional. Aspar pretende que Pasini sea el líder de su equipo de 125 en el año 2007, pero el italiano estudia otras opciones. Si no firma, Jorge deberá sacarse otro Álvaro de la chistera. Y del bolsillo. Bautista no pudo frenar el acoso de Kallio AP