Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 Deportes PRIMERA DIVISIÓN CUARTA JORNADA LUNES 25 9 2006 ABC ASÍ JUGARON ATLÉTICO Leo Franco: bien. Seitaridis: regular. Pablo: mal. Perea: regular. Antonio López: regular. Costinha: mal. Luccin: regular. Maxi: notable. Petrov: regular. Agüero: regular. Torres: regular. Maniche: bien. Galletti: regular. Mista: bien. El técnico: Javier Aguirre: regular. Su equipo demostró las mismas carencias tácticas que ante el Valencia. Abusa del balón largo y no fabrica fútbol en el medio campo. Acertado en los cambios. Lo mejor: El arreón final, aunque fuera ante nueve hombres. Mista, pocos minutos, pero aprovechados. Lo peor: Luccin se contagia de Costinha y apenas entra en juego. SEVILLA Palop: notable. Alves: notable. Javi Navarro: bien. Escudé: bien. Puerta: bien. Poulsen: notable. Martí: bien. Jesús Navas: notable. Renato: notable. Adriano: notable. Kanouté: notable. Dragutinovic: regular. Aitor Ocio: regular. Maresca: regular. El técnico: Juande Ramos: notable. Da gusto ver jugar a su equipo. Tanto defendiendo como atacando. Hasta con diez mantuvo su identidad y su juego de conjunto. Lo mejor: su concepto de fútbol moderno, con ayudas y apoyos constantes, coberturas y movimientos sin balón. Lo peor: pudo haber arriesgado un poco más cuando estaba con once. El otro partido se comenzó a disputar en el comienzo de la segunda mitad. Maniche entró en el Atlético absolutamente revolucionado y rápido llegó la expulsión de Escudé- -dos entradas al Kun por detrás- No se descompuso el equipo de Juande. Dragutinovic suplió a Poulsen- -también estaba amonestado- -para recomponer la defensa de cuatro hombres y siguió jugando con el mismo sentido, pero evidentemente con menos profundidad, aunque Jesús Navas tuvo su mano a mano contra Leo Franco, justo después de una ocasión de Agüero. Fernando Torres pelea con Javi Navarro IGNACIO GIL El Atlético, sólo contra nueve Remontó cuando el Sevilla, que había sido muy superior, se quedó sin Escudé y Javi Navarro, expulsados por un árbitro que sacó 13 tarjetas ENRIQUE ORTEGO MADRID. Otro Atlético- Sevilla convulso. Si la temporada pasada el partido acabó en un escándalo mayúsculo y los locales con ocho, ayer no se llegó a tanto en el capítulo de incidentes, pero el visitante acabó con nueve. El afán pistolero de González Vázquez con las tarjetas destrozó a un Sevilla que ganaba y había sido mejor mientras jugó con once- -también con diez- -y que sólo cuando se quedó con nueve se mostró vulnerable, situación que aprovechó el Atlético para remontar y sumar tres puntos con los que ni Aguirre ni los suyos contaban visto como transcurría el encuentro. No es la primera vez, ni será la última, que a este colegiado gallego se le va la mano. Tira de amarilla con demasiada vehemencia tanto en acciones del juego como en protestas. Su problema es que no tiene mano izquierda, que no sabe controlar la contienda si no es a tarjetazo limpio. Y si quiere ser un buen juez debería saber que el reglamento tiene su letra y también su espíritu y ayer bien se podía haber ahorrado alguna cartulina, sobre todo en los ATLÉTICO DE MADRID SEVILLA 2 1 Atlético (4- 4- 2) Leo Franco; Seitaridis (Galletti, m. 64) Pablo (Mista, m. 76) Perea, Antonio López; Maxi, Costinha (Maniche, m. 46) Luccin, Petrov; Agüero y Torres. Sevilla (4- 2- 3- 1) Palop; Alves, Javi Navarro, Escudé, Puerta; Martí, Poulsen (Dragutinovic, m. 55) Jesús Navas, Renato, Adriano (Aitor Ocio, m. 68) y Kanouté (Maresca, m. 74) Árbitro González Vázquez. Amarillas a Leo Franco, A. López, Torres, Maxi, Perea, Maniche, Alves, Poulsen y Puerta. Dos, y por tanto roja, a Escudé (m. 47) y Javi Navarro (m. 76) Goles 0- 1. m. 40: Renato. 1- 1. m. 85: Maxi. 2- 1. m. 88: Maxi. primeros minutos en los que su falta de tacto fue absoluta. Que el Sevilla se podía quedar en inferioridad numérica en la segunda parte estaba cantado. Sus cuatro defensas se fueron al descanso con una amonestación. Se jugaron dos partidos en uno. Hasta que se quedó con nueve el Sevilla de- mostró su capacidad. Era líder por algo. Por mucho. Porque tiene un bloque compacto, defiende con la defensa adelantada, presiona arriba y, sobre todo, cuando tiene el balón lo mueve con soltura y desparpajo. Juega el Sevilla con un solo delantero, que ayer fue Kanouté, pero ataca con cuatro y con cinco. Por las bandas, con Alves y Puerta, y por el centro, con las llegadas de Poulsen y Renato desde la segunda línea. Demasiado enemigo para el Atlético. Los rojiblancos no fueron los de San Mamés por la sencilla razón de que el rival que tenían enfrente no era tan endeble como el Athletic. Once contra once, anduvo siempre a remolque. Incapaz de hilvanar tres pases en la zona ancha, recurre demasiado a los balones largos para cubrir la transición defensa- ataque. Empequeñecido Agüero ante Javi Navaro y Escudé, perdido Torres en su afán por bajar a recibir, nulos Maxi y Petrov por las bandas, incapaces Luccin y Costinha en la elaboración del juego... Mantuvo el mando el Sevilla antes y después del tanto de Renato, que nació en una pérdida de balón de Pablo. Maxi llama dos veces Intentó Aguirre abrir más el campo con la entrada de Galletti y en ello estaba cuando Javi Navarro hizo falta, -como no- -a Agüero y González Vázquez no tuvo compasión de él. Quedaban veintitantos minutos y aunque el Sevilla mantuvo la compostura defensiva durante unos minutos más e incluso intentó salir con el balón jugado. Su montaje se vino abajo en cuanto el Atlético, ahora sí, forzó la máquina. Palop salvó tres remates consecutivos de Maxi, Petrov y Galletti, pero ya no pudo detener el misil desde fuera del área de Maxi y tampoco pudo hacer nada con la internada de Fernando Torres por la izquierda y su dejada en bandeja para el omnipresente Maxi. Todo tiene un límite y el del Sevilla se acabó cuando se quedó con nueve. Sólo entonces dobló la rodilla. y pudo sacar la cabeza el Atlético.