Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 LUNES 25 9 2006 ABC Economía El apoyo ahora del Gobierno a E. ON puede convertir en aliados a Endesa y a La Caixa Sectores de ambas sociedades mantienen abiertos los canales para resistir a la alemana contactos puede que incluso entre el cerebro de la opa de Gas Natural, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el de Endesa, Manuel Pizarro A. LASO D LOM MADRID. La decisión del Gobierno Zapatero de olvidarse de la opa de E. ON sobre Endesa ha convertido en posibles aliados de futuro a unos enemigos irreconciliables hasta la fecha, La Caixa y Endesa. De hecho, desde algunos sectores de ambas sociedades señalan que actualmente se mantienen todos los canales abiertos para ver si todavía es posible frenar a E. ON, aunque no sea más que por medio de mantener o incluso alargar los pleitos que ambos tienen puestos sobre este caos, sobre todo Endesa, que tiene bloqueada la opa de Gas Natural en el Supremo y en un juzgado de lo mercantil, lo que hace imposible que se pueda poner en marcha la de E. ON hasta que no se resuelvan los anteriores conflictos. Está calculado que si Endesa y Gas Natural mantienen sus demandas todo el proceso puede alargarse otros dos años, un tiempo quizás excesivo para E. ON. Las fuentes consultadas por ABC aseguran que se han producido contactos, puede que hasta un encuentro entre el verdadero cerebro de la opa de Gas Natural, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el de Endesa, Manuel Pizarro, como ayer avanzó el diario La Vanguardia y añaden que están abiertas todas las posibilidades, aunque se reconoce la gran dificultad de frenar a E. ON si la compañía alemana que preside Wulf Bernotat cumple los trámites necesarios. Lo que si es seguro es que han existido y siguen existiendo contactos entre ambas partes a través de un alto número de intermediarios políticos y empresariales. El primer problema, que se está tratando es buscar una neutralidad política. Dicho de otra forma, que el Gobierno no intervenga, ni tampoco el Partido Popular u otras formaciones políticas, que han participado activamente en todo el proceso de opas sobre Endesa politizándolo hasta niveles muy altos. De hecho, ya ha habido contactos con algunos partidos. Hay mucha inquietud entre los negociadores ya que nadie sabe a ciencia cierta lo que Zapab Se han producido tero haya pactado con Merkel, y también mucho miedo porque la neutralidad exigiría aceptar lo que digan las empresas, algo muy difícil para los políticos españoles. Sin embargo, da la sensación de que la posibilidad de que un grupo alemán se haga con la primera eléctrica española en un sector regulado como es la energía, es un argumento suficiente para todas las partes. Presión del resto del sector También hay mucha presión entre los negociadores por los movimientos del resto del sector, sobre todo de la Iberdrola de Sánchez Galán, que asegura disponer de más de 30.000 millones para compras y también está buscando la neutralidad del Gobierno para crecer por distintas vías (Gas Natural, Fenosa, etc) exigiendo antes la necesidad de un consenso político para cambiar unas normas de competencia que en España han impedido hasta ahora muchas operaciones de concentración. Los mayores problemas están en las propias organizaciones, ya que un sector de La Caixa lo que está deseando es terminar cuanto antes el asunto y lo mismo sucede en Endesa. Dicho de otra forma, las personas, su continuidad en los cargos y hasta sus rencillas personales, como siempre, volverán a ser determinantes en la resolución. En el caso de La Caixa, todo indica que perderá la opa de su participada Gas Natural contra la eléctrica una vez que las condiciones de la CNE a la opa de E. ON tomadas a finales de julio fueron asumibles para la alemana y que luego el presidente Zapatero, tras su encuentro con la canciller Merkel y Pizarro y Brufau, hombres claves para una solución a la española asesorado por el vicepresidente Pedro Solbes, decidió que lo mejor era dejar de intervenir en este asunto. EFE División en el Gobierno El Gobierno, contra el criterio del ex ministro de Industria, José Montilla, y también del asesor económico del presidente, Miguel Sebastián, juzgó conveniente dar por terminada una batalla que no podría más que crearles muchos problemas con la CE y con Alemania y que durante todo el año le ha supuesto un duro castigo mediático, en parte por la cerrada defensa del PP a los postulados de Endesa. Fuentes consultadas por ABC aseguran que desde sectores del Gobierno muy próximos a Solbes se está presionando a Gas Natural para que retire su opa, lo que supondría destrozar toda la estrategia que parte de Endesa y de La Caixa estarían preparando para resistir a E. ON. Pero en este asunto hay que personalizarlo mucho en todas las empresas. En La Caixa, los cerebros de la opa de Gas Natural sobre Endesa no fueron ni el presidente de la caja, Ricardo Fornesa, ni su director general, Isidro Fainé, sino el actual presidente de Repsol, Antonio Brufau, que antes lo fue de Gas Natural y que sigue siendo vicepresidente de la gasista. Es más que probable que Brufau tenga que emplearse a fondo con Fornesa y Fainé para que ambos decidan que CiU defiende la españolidad de la eléctrica El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, afirmó en declaraciones a Europa Press que le alegraría que puediese haber un acuerdo entre Endesa y Gas Natural que permitiera que en España se constituyera una empresa fuerte en el sector energético ante el deseo de dominio de nuestro mercado eléctrico desde cualquier otro país, sea Alemania o sea el que sea Duran defendió que el Gobierno, sin contravenir las reglas de juego europeas, puede hacer mucho más para fortalecer una operación española que evite que en el futuro se tengan que discutir fuera de España las condiciones de nuestras necesidades energéticas En este sentido, consideró que necesitamos que en un ámbito tan vital como el de la energía no se deslocalicen los centros de decisión aunque reconoció que la decision final está en manos de las empresas y de sus accionistas Por su parte, la CE decidirá mañana en Estrasburgo si anula, por vulnerar la legislación comunitaria, las condiciones impuestas por la Comisión Nacional de la Energía (CNE) a la eléctrica alemana E. ON para adquirir Endesa. Tras haber analizado las explicaciones remitidas el 13 de septiembre por el Gobierno español, el Ejecutivo comunitario dictaminará si todos o alguno de los 19 requisitos de la CNE son compatibles con el artículo 21 del reglamento de concentraciones.