Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid LUNES 25 9 2006 ABC MADRID AL DÍA SE DICE SE COMENTA LISTAS Y NERVIOS... Es inevitable. La cercanía de las elecciones y la elaboración de las listas crea nervios y provoca rumores. En la Casa de la Villa ya se pone nombres y apellidos a quienes no son bien vistos desde el comité electoral. Alicia Moreno, la concejal de Cultura, es el objetivo número uno y está en todas las quinielas. Han sido muy evidentes los últimos ataques. Otras dos mujeres, en ambos casos de perfil técnico, están también en el punto de mira. Las quinielas dan también el nombra de una cuarta concejal, esta vez del núcleo duro EN BLANCO LUIS PRADOS DE LA PLAZA Y LA BAZA DEL ALCALDE D espués de dos semanas en blanco, que se han cumplido desde que anoté en esta columna el lamentable estado de suciedad del parque nacido para exhibir unos restos de muralla árabe y un basurero al aire libre, llegamos a la conclusión de que los señores concejales están a su bola, lo mismo para agotar las posibilidades de movilidad que para organizar una alharaca de tomo y lomo. En el deseo de servirnos una extraordinaria demostración o expresión con que, por ligero motivo, se manifiesta la vehemencia de algún afecto acaban de brindarnos una noche en blanco que parece destinada a incrementar la próxima estadística de inversiones para la rehabilitación, o así, del centro de la capital. Al saco de los presupuestos. Barrer para casa es un arte al que casi todos se aplican con tan entusiasmada vocación y dinamismo... que apenas deja tiempo para barrerle las calles y los rincones a los demás. No diré que la noche en blanco haya dejado mogollón de bajas laborales en el primer lunes del otoño recién nacido, pero las sospechas de una fiesta de botellón solapado han quedado flotando sobre el punto flaco de las noches en blanco, como un recordatorio de aquella proclamación a colocarse y al loro que aquí confundimos la cultura con el jolgorio, en cuanto se abre la veda de la libre iniciativa... Con las noches pasa casi lo mismo que con los coches: se establece un día sin coches, y se presentan a punta- pala En la noche oscura de Madrid, la gente tiende a alipegarse demasiado, de forma que la invitación a altas horas de la madrugada, y por las claras, se puede acompañar de luces artificiales y sonidos: la oportunidad de abrir los ojos y los oídos de par en par. Al ingenioso hidalgo que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el cerebro, de manera que vino a perder el juicio le habría servido de inagotable aventura, tal vez, este nocturno en blanco. Pero, una vez demostrado que ahora se lee mucho menos que antes... incluso hasta el extremo de no haberse enterado todavía nadie, en la Casa de la Villa, del estado cochambroso en que se encuentra el parque del emir Mohamed I, no podemos hacernos demasiadas ilusiones. ¡Si en la próxima noche en blanco se llevaran la manga riega, que aquí no llega Me conformaría con que dejaran los restos de la muralla tan limpios como las arcas municipales. Aunque el comité electoral del PP controlado por Ignacio González está dispuesto a hacerse notar en la elaboración de las listas al Ayuntamiento, Gallardón cuenta con una inestimable baza que, en la práctica, neutraliza la eventual salida de colaboradores o las imposiciones. El alcalde se aseguró a su llegada a la Casa de la Villa la posibilidad legal de poder nombrar a miembros de su equipo que no figuren en las listas. Es el caso de Miguel Ángel Villanueva, consejero delegado de Economía. Así que hay que relativizar. LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es La Noche en Blanco ¿Qué tipo de modernidades son estas de la noche en blanco? Me parece muy bien que copiemos de nuestros vecinos europeos, pero todavía nos falta mucho. Para nosotros fueron unas horas de ilusión que luego se vinieron abajo al comprobar la mala organización del evento. ¿Cómo es posible que estemos esperando frente al teatro Ateneo hora y media para luego solamente disfrutar de una parte del espectáculo de la fachada? ¿No podrían haber puesto con antelación las entradas? Eso sin contar la mala organización del transporte público... Juan Luis Manzano Callejero de Madrid Una cosa que disfruto al pasear por Madrid es conocer más sobre personajes de la historia de España a través de sus calles. Algunos nombres merecen, según el PSOE, ser cambiados por aludir al franquismo. En semejante cajón de sastre, con más de 360 referencias, cabe la eliminación de accidentes geográficos, generales, alcaldes o artistas. Entre ellos, están Pedro Muñoz Seca, dramaturgo cuya valía no igualan ni cien Rubianes. La historia no se reescribe borrándola asimétricamente: sólo nos hace un poco más ignorantes. Javier Martínez Soto JAVIER PRIETO Las obras avanzan; el tráfico, no. Las numerosas actuaciones que lleva a cabo el Ayuntamiento en las calles de la capital van culminando, aunque la congestión de coches, sobre todo en la zona del Manzanares, sigue. ¿Para cuándo una solución? A. Alonso DIMES Y DIRETES EL DEBATE POLÍTICO NO SALVARÁ LA SIERRA L ción, Leganés, Getafe o Parla, o o hemos podido ver en el veintitrés Seseñas juntas coreciente debate sobre el mo dijo la presidenta, que Torreestado de la región: los polodones o, qué sé yo, Rascafría. líticos, de cualquier signo, se Las posibles irregularidades, tientan la ropa antes de entrar las tramas inmobiliarias, los a fondo en cuestiones de urbadestrozos medioambientales, nismo. No están seguros del terreno que pisan y se andan con ANTONIO SÁENZ quedan en un segundo plano. Lo primero, lo que parece decisivo pies de plomo. DE MIERA para nuestra clase política, es Saben que el problema se les distinguir entre el urbanismo sopuede haber ido de las manos cialista y el del Partido Popular, cuanen alguno de los ayuntamientos en los do resulta que eso es lo que menos imque están gobernando y, por si acaso, porta a los ciudadanos madrileños. No, prefieren no profundizar en el asunto. no podemos quedarnos con los brazos Amagan pero no dan y, en cualquier cacruzados ante este panorama. Menos so, prefieren no entrar en pormenores. aún si pensamos en la Sierra de GuadaEl debate serio y riguroso sobre un rrama. asunto tan preocupante se aplaza siemMe dice un periodista amigo, presenpre para mejor ocasión y todo queda, te en el debate, que la presidenta se limicomo ha ocurrido la semana pasada en tó a declarar la intención de su gobierla Asamblea de Madrid, en un penoso no de tener aprobado el Parque Naciorifirrafe en el que el argumento más nal antes de las elecciones de mayo. No contundente es el de y tu más algo sé si el jefe de la oposición habló en alque produce sonrojo. gún momento del Guadarrama o del Con una sorprendente naturalidad Parque. Poco debió de ser, en cualquier se comparan los desmanes urbanísticaso. cos cometidos por unos y por otros y se Pero no pasa nada: debo confesar que acabó el debate: todos tranquilos. Lo lo que a mí me preocupa no es el Parmismo les da al gobierno y a la oposi- que, que bienvenido sea; lo que me preocupa es el posible descontrol del urbanismo serrano. Y de urbanismo sí que se habló en el debate y ya hemos visto en qué términos. Nadie, que yo sepa, se levantó para decir algo tan elemental y tan evidente como que no es lo mismo un desarrollo urbanístico en el piedemonte serrano que en un paraje sin valor ambiental. Nadie tomó la palabra para hacer ver que una cosa son los escándalos de las recalificaciones y los negocios, que ciertamente ponen los pelos de punta, y otra bien diferente el terrible impacto de ciertas iniciativas inmobiliarias en nuestros paisajes más queridos y más necesitados de protección. Cuando ambas maldiciones se juntan, algo que a menudo ocurre, es para echarse a temblar. No podemos dejar el futuro de la Sierra únicamente en manos de Ayuntamientos y Comunidad. Sería un error imperdonable. La fragilidad del juego político, dominado por el corto plazo, hace imprescindible el compromiso activo y permanente de los ciudadanos y de las organizaciones de la sociedad civil para garantizar la supervivencia del Guadarrama. Porque el debate político no salvará la Sierra si no va acompañado del debate social. Eso es lo que quería decir. Presidente Asociación Amigos Guadarrama