Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional LUNES 25 9 2006 ABC Rusia no apoyará un régimen de sanciones contra Teherán sin pruebas fehacientes El ministro de Defensa ruso dice que no hay que repetir los errores cometidos en Irak cooperación bilateral prosigue: la central atómica de Busher, construida con la ayuda de Moscú, podrá entrar en servicio hacia septiembre del año que viene RAFAEL MAÑUECO. CORRESPONSAL MOSCÚ. Rusia ha fortalecido su tesis contraria a la imposición de sanciones contra Irán con un nuevo argumento: la falta de pruebas de que el régimen teocrático de los ayatolás pretenda dotarse de la bomba atómica. En una entrevista al diario ateniense Kathimerini, el viceprimer ministro ruso y titular de Defensa, Serguéi Ivanov, advirtió que cuando se acometa en el Consejo de Seguridad de la ONU la discusión sobre la posible imposición de sanciones contra Teherán, la parte rusa insistirá en la necesidad de que sean presentadas pruebas concretas y fehacientes de que existe intención de fabricar armas nucleares y de apoyar el terrorismo internacional Rusia ha criticado no pocas veces la actitud de Irán e incluso ha lamentado su rechazo a detener el enriquecimiento de uranio, pero, con una determinación aún más pronunciada, insiste en b La señalar que las sanciones no son el mejor camino para resolver el problema. Sería inadmisible la repetición del escenario iraquí, es decir, la aplicación de sanciones en ausencia de las pruebas necesarias declaró Ivanov al rotativo griego. Según sus palabras, pese a que Irán no ha cumplido lo establecido en la resolución 1696 de la ONU y continúa sin poner fin el enriquecimiento de uranio, no se ha podido detectar todavía en ese estado indicios de la existencia de un programa nuclear con fines militares Rechazo al uso de la fuerza El ministro de Defensa ruso recordó que la postura oficial de su país en relación con la crisis nuclear iraní es de rechazo total al uso de la fuerza o a cualquier medida económica de retorsión. Ivanov insistió en la necesidad de emplear exclusivamente medios políticos y diplomáticos además de dejar que el papel principal en el asunto corra a cargo del OIEA, el Organismo Internacional de Energía Atómica, y no del Consejo de Seguridad, en donde, no obstante, Rusia conserva el derecho de veto por ser miembro permanente. Asímismo, el ministro de Defensa Una mujer pasa junto a un cartel del ayatolá Jomeini en una calle de Teherán ruso dijo que, incluso en el caso de que EE. UU. decidiera por su lado la imposición de algún tipo de sanciones, Rusia no detendría su actual programa de cooperación con Irán en el terreno nuclear Tal y como anunció la semana pasada el responsable de la Agencia Nuclear Federal rusa, Serguéi Kiriyenko, la central atómica de Busher, construida con la ayuda de Moscú, podrá entrar en servicio hacia septiem- AP bre del año que viene. El pasado mes de junio, el presidente Vladímir Putin afirmó, en alusión directa a la crisis surgida en torno al programa nuclear iraní, que Rusia no participará en ninguna santa alianza contra nadie No nos sumaremos a ningún ultimátum o iniciativa capaz de llevar la situación otra vez a un atolladero y de dañar el prestigio de la ONU dijo entonces Putin.