Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional ULTIMÁTUM DE ETA AL GOBIERNO LA ESTRATEGIA DE LA BANDA LUNES 25 9 2006 ABC Txeroki prepara una nueva ETA para que actúe si se rompe la tregua Está formando varios comandos con individuos no fichados b De momento, ha acatado la deci- sión del alto el fuego, pero si la banda reanuda el terror, el jefe de los comandos tendrá el control, en detrimento de Ternera D. M. J. P. MADRID. Garikoitz Aspiazu, Txeroki reacio al alto el fuego permanente cuando no opuesto, ha dedicado los últimos meses a blindar el aparato militar de ETA, que desde hace más de dos años controla, con el objetivo de prevenir la respuesta policial y de lanzar una ofensiva terrorista, en caso de que el proceso de negociación con el Ejecutivo quede dinamitado. Los expertos antiterroristas auguran que si los etarras rompen el alto el fuego permanente surgiría una nueva ETA controlada por el propio Txeroki mucho más marginal y virulenta, si cabe, y sin interlocutores, lo que haría inviable un nuevo proceso de negociación hasta transcurridas, quizá, varias generaciones. Los mismos medios sostienen que Txeroki ha acatado la decisión del conjunto de ETA de declarar la tregua, pero en los debates internos ha defendido su posición particular de rechazo o, al menos, de meter más presión a Zapatero durante la parada técnica de la actividad terrorista. Así que, si se rompe, pasaría a ser el hombre fuerte, en detrimento de Josu Ternera Las Fuerzas de Seguridad creen que tras el anuncio del alto el fuego permanente Txeroki mandó replegarse a Francia a los tres o cuatro comandos que entonces tenía operativos en España. A partir de ese momento se ha tomado su tiempo para ir formando nuevos grupos, integrados, al menos en su mayor parte, por terroristas no fichados por la Policía, mientras jubiló o relegó a labores más secundarias a aquellos que cree pueden estar quemados mente no lanzaría a sus nuevos pistoleros a la precipitación de 1998- 1999. Aislarse de Ternera La novedad radica en que la decisión de Txeroki de blindar a sus lugartenientes y a los comandos incluye también aislarlos del aparato político Los mismos medios matizan que ello no significa que el jefe del aparato militar desconfíe de Josu Ternera pero sí teme que los movimientos que sus hombres se vean obligados a realizar durante un proceso de negociación con el Gobierno les convierte en vulnerables, al ser susceptibles de estar sujetos a vigilancia policial. Su seguimiento podría arrastar al resto de la banda, y de ahí las medidas de protección que ha impuesto a sus comandos el jefe del aparato militar Probablemente, Txeroki ha tenido en cuenta lo ocurrido durante la tre- gua trampa de Estella. Así, el 1 de agosto de 1999, la Policía francesa detuvo en Tarbes al etarra Joaquín Etxeberria Lagisket, que hacía labores de correo entre el entonces jefe del aparato político Miguel Albizu Iriarte, Mikel Antza y los interlocutores del Gobierno de Aznar. Menos de tres meses después, el 25 de octubre, los agentes galos arrestaban en Pau a Belén González Peñalba, Carmen que integró, junto al citado Mikel Antza y Vicente Barandiarán, Willy la delegación de ETA que se había entrevistado en mayo de aquel mismo año en Suiza con los representantes gubernamentales Ricardo Martí Fluxá, Javier Zarzalejos y Pedro Arriola. La banda atribuyó esas detenciones a los seguimientos a los que supuestamente habían sido sometidos ambos etarras del aparato político durante el proceso. Garikoitz Azpiazu, Txeroki Partidario de poner muertos en la mesa Txeroki responde al perfil que describe a los jefes del aparato militar de ETA tras la ruptura de la tregua de Estella: de la kale borroka y, tras un efímero paso por los comandos han pasado a la dirección favorecidos por el vacío de poder. El curriculum como pistolero del etarra que podría hacerse con el control de la banda se resume en unos meses: el comando Vizcaya al que se incorporó fue desarticulado y tuvo que huir a Francia. Ya en la dirección de la banda ha defendido las posturas más duras. El etarra Pérez Aldunate, detenido en febrero de 2005, es decir, en los prolegómenos del actual proceso, declaró cómo Txeroki le reprochaba que no cometiera atentados. Él le respondió que se sentía descolocado por las informaciones que hacían referencia a contactos entre el Gobierno y ETA. Txeroki le replicó que había que dar caña y poner muertos encima de la mesa porque no había nada en alusión a esos contactos. El jefe etarra también dijo al liberado que había que hacer algo gordo porque la moral era baja en la banda. Oficina bancaria atacada ayer en Durango TELEPRESS El precedente de Estella La banda ya hizo algo similar entre 1998 y 1999, cuando aprovechando la tregua trampa de Estella renovó la mayoría de sus comandos con pistoleros legales Entonces le salió el tiro por la culata. En efecto, tras la reanudación de la actividad terrorista surgió una nueva ETA en gran parte desconocida para las Fuerzas de Seguridad, pero pagó caro su afán por lanzar una fuerte ofensiva criminal, ya que la precipitación de los aún inexpertos terroristas provocó sucesivas detenciones, lo que llevó a la banda al peor momento de su historia según reconocía el ex dirigente Pakito Los expertos creen que si la banda dinamitara el actual proceso de negociación, en efecto irrumpiría una nueva ETA aunque Txeroki tomaría lección de antiguos errores y probable- Entidades financieras de San Sebastián y Durango, nuevos objetivos de la violencia radical BEGOÑA LÓPEZ PAMPLONA. Desconocidos atacaron en la noche del sábado con cócteles molotov y líquido inflamable tres cajeros de entidades financieras en San Sebastián y Durango (Vizcaya) que causaron daños materiales, informaron fuentes del departamento vasco de Interior. Siguen así las acciones violentas que han azotado este fin de semana a Navarra y el País Vasco y que coinciden con la celebración del gudari eguna y el anuncio por parte de enca- puchados de que ETA seguirá con las armas hasta que logre sus fines. El ataque de Durango se produjo sobre las dos y media de la madrugada, cuando los violentos lanzaron cócteles molotov contra un cajero del Banco Santander Central Hispano de la calle Landako, informó Efe. El fuego provocado en el cajero fue sofocado por particulares. En San Sebastián, sobre las doce y media de la noche, varios radicales rociaron con líquido inflamable y prendieron fuego a dos cajeros de la Kutxa y del Banco Guipuzcoano, ambos en la calle San Cristóbal. Efectivos del cuerpo de Bomberos apagaron el fuego provocado, que no causó daños personales. Por otra parte, en la localidad navarra de Leitza se recordó a una de las últimas víctimas de ETA, el cabo de la Guardia Civil Juan Carlos Beiro, de cuya muerte se cumplieron ayer cuatro años. Su viuda, María José Rama, llamó a todas las personas con capacidad de decisión, y especialmente al Gobierno, para que no abandonen la investigación y no paren sean cuales sean las coyunturas políticas, hasta que los asesinos de su marido y otras personas a las que mataron por defender las ideas democráticas, la Constitución y la legalidad vigente paguen tras un juicio justo sus delitos con las penas correspondientes.