Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Cultura DOMINGO 24 9 2006 ABC FESTIVAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN POP George Michael Concierto de George Michael. Lugar: Palau Sant Jordi, Barcelona. Fecha: 23- IX- 2006 Tony Blair, en forma de irreverente vídeoclip, una rampilla dejó al descubierto un gigantesco muñeco que representaba a un perro ataviado con la Union Jack olisqueándole la bragueta al presidente de Estados Unidos. Dará que hablar. Seguro. Más allá de la polémica, el ex Wham se atrevió con casi todo en su regreso a los escenarios, funk infeccioso de trazos digitales en Everything she wants desparpajo dance en Fawless una Fastlove cargada de ambigua provocación... Tampoco faltaron baladones marca de la casa como Waiting (la primera en sonar; toda una ocurrencia) y Mother had brother ni dudosos homenajes como el que rindió a Roberta Flack versionando (mal) su The first time ever Después de un intermedio de veinte minutos, que el cantante aprovechó para cambiar de traje y el público para entretenerse con un vídeo en el que se alternaban imágenes de John Lennon, Tommy Quadrophenia y Elvis; el inconfundible rasgueo de guitarra de Faith marcó el arranque de un segundo acto aún más fastuoso y pirotécnico: Spinning The Wheel la emotiva Jesús to a Child la anemia disco de Easier affair las proyecciones florales de Different corner el arrebato soul de I m your man y, ya en la recta final, los fuegos artificiales de Amazing Outside Careles whisper Idol y Freedom 90 Una despedida con la vista clavada en su pasado que viene a demostrar que, en esto del pop de masas, quince años no son nada. O no lo son para un artista que ha sabido tomarle la medida al espectáculo de tal manera que, quince años después, sigue sin moverse de ese extraño territorio en el que convergen divismo, drama, frenesí, polémica y conciertos con mejor envoltorio que contenido. Veo realmente mal el presente y creo que la solución no será política ni ideológica, sino solidaria Alfonso Cuarón presentó ayer en Zabaltegi, con Clive Owen, su película Children of Men b La ministra de Cultura entregó ayer el premio Nacional de Cinematografía a la viuda de Joaquín Jordá, y anunció que en un par de meses estará lista la nueva Ley de Cine TERESA FLAÑO SAN SEBASTIÁN. Transcurre el año 2027 en Londres. La raza humana ha perdido la capacidad de reproducirse porque el esperma masculino, por razones desconocidas, ha dejado de ser fértil. La humanidad deposita en una pequeña recién nacida, mestiza e hija de madre emigrante, la esperanza de demorar su desaparición, pero la niña deberá, primero, sobrevivir al caos reinante y huir del Reino Unido. Este futuro tan desolador es el que presenta el director Alfonso Cuarón en Children of Men un filme basado en la novela que la autora P. D. James publicó en 1992 y cuyo estreno mundial tuvo lugar en el Festival de Venecia. El realizador mexicano, acompañado del actor británico Clive Owen, presentó ayer la película, que se exhibe en el Festival dentro de la sección Perlas, de Zabaltegi. El propósito de Cuarón ha sido mostrar la degradación del ser humano a través de una visión apocalíptica. Es una manera de tratar lo que está ocurriendo. Las preocupaciones actuales del hombre son la emigración, el terrorismo y el medio ambiente. No es CUANDO QUINCE AÑOS NO SON NADA DAVID MORÁN una visión de futuro sino de presente El director de películas como Y tu mamá también o Harry Potter y el prisionero de Azkabán señaló en rueda de prensa que, a pesar de mostrar un mundo sin concesiones, González Iñárritu me recomendó que en el final hubiera cierta esperanza. Le hice caso, pero opté por una conclusión en la que cada espectador pudiera decidir hasta qué punto hay capacidad para el optimismo. Yo, particularmente, me siento bastante positivo. Lo que veo realmente mal es el presente y estoy convencido de que la solución no será política ni ideológica, sino solidaria Considera que el hombre tiene la capacidad de ser solidario, lo que sucede es que tenemos explosiones de solidaridad que nos duran una semana y luego nos olvidamos como pasó con el Katrina o con el tsunami de Tailandia. El sentimentalismo es una emoción bonita, pero superficial Clive Owen, Julianne Moore y Michael Caine encabezan el reparto. En el caso de los dos actores, Cuarón explicó que además de trabajar delante de la cámara han sido mis coescritores, dos ingleses que me han permitido explorar más allá de las ideas y clichés que tenía sobre los británicos Sobre su papel, Clive Owen comentó que es un hombre cínico, alcohólico y muy triste. No es el típico héroe que salva el mundo También indicó que el filme es un viaje cultural por un escenario político, sin pretensiones moralistas xtasiados y boquiabiertos. Así debieron de acabar ayer las cerca de 18.000 personas que, a pesar de la lluvia y de los quince años que George Michael se ha pasado encerrado en un caparazón, acudieron al Palau Sant Jordi para reencontrarse con la versión más fastuosa, festiva y, por momentos provocativa, del ídolo pop de los noventa. Alejado de los escenarios desde 1991, el cantante británico llegó a Barcelona, primera parada de la maratoniana gira 25 Live dispuesto a recuperar el tiempo perdido y a reecontrarse con unos fans que le acogieron con los brazos abiertos. Hacía tiempo que el Palau Sant Jordi no acogía tamaño despliegue de griterío. Todas las incógnitas se despejaron pocos minutos después de las diez de la noche. Sobre el escenario, una docena de músicos y coristas repartidos en un andamio de tres niveles y, en el centro, una espectacular pantalla gigante con forma de cascada que acabó por convertirse en la gran protagonista de la noche. Por ella desfilaban proyecciones geométricas, instantáneas familiares, corazones palpitantes y colores difuminados, pero fue de sus entrañas de donde surgió la polémica. Durante Shoot the dog canción con la que el británico lanzó un órdago a George W. Bush y a E Adiós a Malcolm Arnold, músico de El puente sobre el río Kwai ABC LONDRES. El compositor británico Sir Malcolm Arnold, conocido internacionalmente por la banda sonora de la película El puente sobre el río Kwai por la que ganó un Oscar en 1957, murió anoche en Norfolk a los 84 años debido a una afección pulmonar. Autor además de nueve sinfonías, siete ballets y dos óperas, sus primeros trabajos en el cine fueron documentales, aunque pronto saltó a la gran pantalla con Badger s green en 1948. Fue en los años 50 donde comenzó una sólida colaboración profesional con el director británico David Lean en películas como El déspota La barrera del sonido o la mencionada El puente so- bre el río Kwai La imagen del coronel Nicholson (Alec Guinnes) al frente de los prisioneros ingleses dirigiéndose hacia el puesto de mando japonés mientras silbaban la famosa melodía Coronel Bogley de Kenneth Alford, se ha convertido en uno de los iconos del séptimo arte. Malcolm Arnold compuso esta banda sonora en un tan sólo una semana y media. Todo un prodigio. En 1993 recibió de manos de la reina de Inglaterra el título de Sir. Tres años antes, Arnold dejaba la composición por motivos de salud. Atrás quedaban bandas sonoras como El albergue de la sexta felicidad De repente el último verano Trapecio Las raíces del cielo o David Copperfield (TV) George Michael, en un momento del concierto en Barcelona REUTERS