Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura HAY FESTIVAL SEGOVIA DOMINGO 24 9 2006 ABC (Viene de la página anterior) rrorismo a gran escala es uno de los asuntos abordados durante estos días en el festival. Un evento muy bien acogido por el público, que hace cola para entrar a los actos o llevarse estampada en su libro la firma de un autor, y también por los escritores, sobre todo de habla hispana, que, como dijo la colombiana Laura Restrepo, aquí tienen una ocasión única para conocer en persona a los escritores ingleses, el grupo más fuerte, al que hemos leído, pero nunca vemos Ian McEwan, uno de los más importantes escritores británicos, apuntó la influencia en la literatura anglosajona de autores iberoamericanos como Jorge Luis Borges, Julio Cortázar o Gabriel García Márquez, pero reconoció el desconocimiento de nuevos autores, por lo que alabó la organización de este tipo de eventos que nos brindan a los autores la oportunidad de llevarnos a casa libros españoles y así, en las cenas de amigos y escritores, podremos empezar a hablar de esa otra literatura europea Es increíble que en un mundo globalizado en el que toda la gente sabe quiénes son, por ejemplo, David Beckham o Tom Cruise, la literatura sigue siendo nacional Hobsbawn: La historia de la Guerra Civil no ha sido escrita por los vencedores El historiador habló del papel de los intelectuales en la contienda española b Dedicó su charla a situar el conflicto en las coordenadas históricas de Europa y el mundo, caracterizando la visión de los intelectuales como movilización antifascista TULIO DEMICHELI SEGOVIA. Gran especialista en los siglos XIX y XX, Eric J. Hobsbawn, profesor emérito de Historia Social y Económica en el Birkbech College de la Universidad de Londres, es uno de los últimos representantes de la escuela historiográfica de análisis marxista y autor, entre otras obras, de La era de la revolución La era del capital La era del imperio Revolucionarios y de una celebrada Historia del siglo XX Ayer dictó en el Hay Festival una conferencia dedicada a Los intelectuales y la Guerra Civil española en la que intentó ubicar el problema en el contexto de la historia europea y del mundo Para hacerlo, recordó a Rick, el protagonista de Casablanca quien había luchado en la guerra española. Luego, derrotado, se instala en Casablanca, se convierte en un cínico y, al final, vuelve a la lucha contra Hitler. Esta película habla de la movilización contra el fascismo Hobsbawn repasó cómo las democracias quisieron evitar la guerra con Hitler; después, al estallar el conflicto europeo, aunque éstas en realidad se enfrentaban al fascismo y al comunismo, se vieron obligadas a una elección entre dos bandos, pues la guerra mundial lo fue contra las potencias agresoras y a Rusia se la vería como un contrapeso El pacto de no intervención con el que se eludía el enfrentamiento con Hitler perjudicó a la República y ayudó a Franco aunque las opiniones públicas de EE. UU. Gran Bretaña o Francia querían la victoria republicana. El historiador señaló que los intelectuales europeos apoyaron a la República y algunos formaron parte de las Brigadas Internacionales (Auden, Hemingway, Malraux) pero también recordó cómo en Gran Bretaña enseguida se aconsejó que sólo se alistaran quienes tuvieran una experiencia militar previa. El apoyo de los intelectuales a la causa franquista y, después, al Eje, fue mucho menor, aunque haya que citar a celebridades como Pound, Celine, Yeats o Hamsung. Lamentó que la experiencia acumulada por la movilización antifascista de la guerra española no fue aprovechada por los aliados durante la guerra mundial. Y se refirió, también, al conflicto ideológico interno que se produjo en la guerra española entre Marx y Bakunin concluyendo que las guerras no pueden ser libradas de forma libertaria. Hobsbawn cerró su charla afirmando que la historia de la Guerra Civil finalmente no ha sido escrita por los vencedores. Por una vez, las plumas fueron más eficaces que las espadas Literatura en español Martin Amis, satisfecho con la labor de este tipo de citas, abogó por fomentar los lazos de unión entre la creación literaria de distintos países. Más fluidez de conocimiento entre escritores de habla hispana de un lado y otro del Atlántico es lo que reclamó el mexicano Jorge Volpi, quien pidió que en las universidades había que terminar de hablar de literatura española e iberoamericana y hablar de literatura en español De muchos libros, escritores, influencias y temas de inspiración hablaron Eduardo Lago, Enrique Vila- Matas y Mercedes Monmany en el encuentro sobre novela que prácticamente llenó ayer el aforo de la iglesia de San Juan de los Caballeros. Monmany describió a Lago y a Vila- Matas como dos apasionados de la novela, género al que le han dado la vuelta de mil maneras. Son dos autores que exceden lo nacional El nuevo director del Instituto de Cervantes de Nueva York y el autor catalán compartieron en Segovia su primera conversación. Antes, en el mismo escenario, un hueco para el cuento. Filandón reunió a Luis Mateo Díez, José María Merino, Antonio Pereira y Juan Pedro Aparicio, cuatro representantes de la gran escuela leonesa de narrativa, para contar muchos cuentos, divertir a la concurrencia provocando infinitas risas y llevarse un sinfín de aplausos de un público que disfrutó con las historias de estos creadores que lamentaron la creencia de que el cuento es esa cosa de niños y reivindicaron la importancia de la oralidad en la cultura. Eric Hobsbawn, antes de su intervención ayer en el festival EFE PRECEDENTE DESCONOCIDO MERCEDES MONMANY A edición española del Hay Festival, un modelo único en Europa de encuentro literario, de exaltación tanto de la palabra escrita como de la palabra hablada o leída y recibida en vivo y directo, como en cualquier tertulia de café o en cualquier sobremesa amistosa en la que público y escritores se funden en uno solo y disfrutan al mismo tiempo, ha sentado un precedente desconocido en nuestro país. Lo que era casi increíble es que no existiera antes. Es decir, en una sociedad tan cercana y amante del contacto directo con cualquiera que se aproxime y que le haga a uno implicarse y sentirse por unos cuantos y L mágicos días participante activo, no extraño ni extranjero, de un orbe común a todos. Grandes escritores británicos, como Martin Amis o un cada vez más celebrado Ian McEwan, o la prestigiosísima Doris Lessing, han paseado por las calles segovianas, se han mezclado con sus habitantes y, sobre todo, han convivido con algo que, como muchos de ellos han reconocido, la apisonadora de la globalización les hace ignorar a menudo: que hay un plural, dinámico y electrizante mundo hispánico y latinoamericano lleno de ideas, de profundidad y originalidad en el intercambio de propuestas literarias o bien en la transmisión de preocupaciones tanto sociales, geopolíticas, ecológicas o de toda materia susceptible de provocar debate, risas saludables, reflexión solidaria o incluso alarma por las grandes amenazas que nos sacuden a todos por igual.