Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional DOMINGO 24 9 2006 ABC Los laboristas británicos comienzan hoy el congreso del adiós a Blair Un choque entre los seguidores de Brown y los del primer ministro podría precipitar su salida EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. El congreso laborista que hoy comienza en Manchester no es sólo el último de Tony Blair como líder del partido. Además, determinará la Un manifestante contra la guerra y con una careta de Blair pide su dimisión REUTERS manera en la que en los próximos meses se producirá su baja: una pactada transición hacia el liderazgo de Gordon Brown, ministro del Tesoro, o una guerra abierta entre los seguidores de ambos, que incluso podría precipitar la salida del primer ministro, estimada para mayo. Brown intervendrá mañana ante los congresistas, y el martes lo hará Blair. Del aspirante a la sucesión se esperan gestos de reconocimiento hacia quien ha sido líder del partido durante los últimos doce años, y primer ministro desde 1997. De esa generosidad en el adiós a Blair y de un discurso que le presente como relevo incontestable dependerá que los blairistas más acérrimos desistan de promover un candidato alternativo. Por su parte, Blair recapitulará su obra política y abogará por la pervivencia de su legado, pero además debería hacer algún tipo de señal pública hacia Brown. Si en el congreso no se escenifica un cierto pacto en la entrega del testigo, los brownistas podrían pensar en promover otro motín contra el primer ministro. Haya o no un reparto de papeles entre Blair y Brown, se espera que el congreso sea en cualquier caso algo tumultuoso. Fuera del lugar del encuentro, se llevarán a cabo manifestaciones de activistas en contra de la guerra de Irak y de la reforma de los servicios públicos, y es probable que también algunos delegados lleven la protesta al interior de la sala, reclamando la dimisión inmediata del primer ministro, como ocurrió hace dos semanas en el adiós de Blair a los sindicatos. Pérdida de popularidad De la unidad que demuestre el Partido Laborista dependerá su recuperación de posiciones en los sondeos. La última encuesta señala que a Brown le han hecho daño los últimos enfrentamientos internos, de forma que el líder conservador, David Cameron, le supera claramente en casi todas las variables personales. Así, Cameron es juzgado por los votantes como más fiable, más honesto, más agradable y más entusiasta, mientras que a Brown se le ve como arrogante y capaz de apuñalar a un colega por la espalda. Al pacífico desarrollo del congreso no ayudará en nada la advertencia lanzada ayer por John Hutton, el ministro de Trabajo, sobre la necesidad de que Brown tenga que competir con otros candidatos. En el Partido Laborista no hacemos coronaciones manifestó. Hutton es uno de los blairistas cuyo nombre viene siendo citado por la prensa como posible rival de Brown, aunque Hutton no quiso ayer pronunciarse sobre esa posibilidad.