Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 24 9 2006 Internacional 33 Prodi amenaza con dimitir si se renacionaliza Telecom Italia en pleno escándalo de las escuchas El primer ministro italiano advierte a sus aliados que si me voy a casa no me voy yo solo b El proyecto de compra estatal del antiguo monopolio teléfonico fue elaborado por la Presidencia del Gobierno, cosa que Romano Prodi afirmó desconocer JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. El absurdo proyecto de renacionalizar Telecom Italia para evitar que la compren empresas extranjeras ha abierto la primera crisis en el Gobierno de Romano Prodi, quien amenazó a sus aliados con dimitir y arrastrarles en la caída pues si me voy a casa no me voy yo solo Aunque el escándalo de las escuchas telefónicas ilegales realizadas por Telecom supone una distracción momentánea, el jefe del Gobierno italiano ha sido obligado a acudir al Parlamento para dar explicaciones sobre el proyecto de compra estatal del antiguo monopolio telefónico, elaborado por la Presidencia de Gobierno, pero que Prodi afirmó desconocer. La dimisión de Angelo Rovati, su principal consejero económico y autor del plan de compra de la red de telefonía fija y de una participación en la telefonía móvil (TIM) no ha bastado para calmar la furia de la oposición ni el malestar de varios partidos de la coalición de Gobierno, que han forzado a Prodi a acudir al Parlamento. La comparecencia es una victoria del presidente de la Cámara de Diputados, el comunista Fausto Bertinotti, después de que Romano Prodi calificase inicialmente de locura la llamada a comparecer. Aunque Prodi insiste en que no sabía nada del plan estatalizador elaborado por su consejero económico para poner la Telecom y la TIM a salvo de depredadores extranjeros sus aliados en el Gobierno se han abstenido de salir en su defensa, y el senador Sergio De Gregorio incluso abandonó la coalición, dejando a Prodi con una mayoría de 153 a 152 votos en el Senado. Tan sólo la ayuda del solitario senador independiente y de los 7 senadores vitalicios- -que son bastante mayores y acuden poco a las sesiones- -puede salvar a Prodi de previsibles derrotas causa- Romano Prodi, durante una reciente comparecencia en el Parlamento das por las inevitables ausencias de senadores con responsabilidades en el Gobierno. AP No hay ningún complot Al regreso de un largo viaje a China y Nueva York donde intervino en la Asamblea General de Naciones Unidas, Romano Prodi comprendió la gravedad de la situación cuando su principal aliado, Piero Fassino, jefe de los Demócratas de Izquierda, le aseguró que no hay ningún complot para derribarte pero le advirtió que debe consultar más a los partidos de la coalición. Pocas horas después, Prodi devolvía el desafío advirtiendo en público que si no consigo gobernar me voy a casa. Pero si me voy a casa no me voy yo sólo ya que caería la coalición entera y volvería al poder Silvio Berlusconi. Al menos, el Gobierno ha recibido aplausos por su rapidez fulgurante en aprobar, con el pleno apoyo de la oposición, un decreto- ley que penaliza seve- Por fortuna para Prodi, el engranaje de las escuchas se formó durante el mandato de Silvio Berlusconi ramente a cualquier medio de comunicación que divulgue las escuchas telefónicas ilegales y el espionaje masivo llevado a cabo por Telecom Italia sobre unos 100.000 ciudadanos. El hecho de disponer de la estructura técnica destinada a las escuchas telefónicas legales ordenadas por la Magistratura, llevó a altos directivos de Telecom a aprovecharla para otros trabajillos por cuenta propia. Los fiscales están interrogando a las 20 personas arrestadas para descubrir quién daba las órdenes y cuáles eran los objetivos de esta inmensa maquinaria de chantaje como la ha definido el Gobierno. Por fortuna para Prodi, el engranaje delictivo, en el que están implicados también varios responsables del servicio secreto militar, se formó durante el mandato de Silvio Berlusconi, por lo que el enfado se dirige contra el Ejecutivo anterior y contra la logia masónica ilegal P- 2 de Licio Gelli, implicada en su enésimo escándalo.