Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 24 9 2006 15 Los proetarras recrudecen la violencia callejera en Navarra y el País Vasco tras el ultimátum de la banda La fiscalía pide que Garzón estudie el informe del ácido bórico y que lo haga al margen del 11- M Zaplana compara la polémica del 11- M con la crisis institucional y política que se vive en Hungría Nacho Uriarte fue elegido presidente de Nuevas Generaciones con el 73,5 por ciento de los votos Grupos del Congreso, que se han unido para callar al PP y que no hablemos del atentado más grave que ha padecido el país. Especialmente significativa fue la explicación de Zaplana sobre la cadena de mando de una estrategia que no siempre es compartida por muchos compañeros de filas. En este sentido, comentó que hago siempre lo que mi partido establece, mi presidente dispone y lo que yo creo que me corresponde dentro del ámbito de mi responsabilidad Dicho esto, el portavoz popular dijo no tener ninguna duda de que en la investigación de los atentados se han destruido pruebas, manipulado informes y faltado a la verdad aunque se negó a usar el término conspiración MONTSERRAT NEBRERA Número dos de la candidatura del PP catalán en las elecciones autonómicas Investigar el 11- M no está entre los objetivos prioritarios del PP Profesora de Derecho Constitucional y asesora del PP en la ponencia del Estatuto, Nebrera (Barcelona, 1961) se presenta como independiente en las listas de Josep Piqué, con quien pretende moderar el discurso nacionalista exacerbado de algunos partidos catalanes TEXTO: MARÍA JESÚS CAÑIZARES FOTO: ELENA CARRERAS Comparación con Hungría Zaplana llegó a comparar la situación generada por la polémica sobre el 11- M con la crisis desatada en Hungría tras admitir su electo presidente que se engañó a la población sobre la situación económica por el bien del país. Este recuerdo le sirvió para comentar que a ver si por nuestro bien nos están ocultando alguna cosa y nos enteramos dentro de una temporada sin dejar de ironizar sobre los benefactores que quieren que la sociedad no sufra Mientras, en un acto sobre inmigración en Sevilla, Mariano Rajoy advirtió al resto de partidos de que hablará en el Congreso de los Diputados de lo que estime oportuno y conveniente y de lo que crea que es bueno para los intereses generales de España BARCELONA. -Ha dicho que tiene intención de cambiar la imagen que tiene el PP en Cataluña. ¿Cómo? -No es tanto cambiar la imagen como aproximar discursos y sensibilidades. Hay una deriva hacia el catalanismo como si fuera la gran panacea de los problemas de los catalanes. Es muy peligroso que esa idea se instale en los partidos con voluntad de gobierno. El PP es el único que puede moderar un discurso nacionalista exacerbado. ¿Cree en la dualidad PP catalán moderado- PP nacional radical -Ese discurso lo trasladaría a los socialistas. ¿Qué piensa el PSOE en Ferraz y el PSC en Nicaragua? Solamente viendo los objetivos electorales de estas dos partes de un mismo partido uno ya piensa que la pregunta dirigida al PP es ingenua. El discurso del PP es uno solo y tenemos el ejemplo en manifestaciones apoyadas desde Madrid y desde Barcelona. En España, hay distintas maneras de ser y eso es riqueza, como tener dos lenguas en Cataluña. Pero nuestro mensaje de fondo es mucho más compacto que otros partidos. No hablo ya de las facciones soberanistas en CiU, o lo que ocurre en ERC. En el caso del PSC, es esperpéntico. -Sobre el 11- M ¿también hay un solo discurso? ¿Hay división en el PP? -Es evidente que no. Las manifestaciones del presidente del PP catalán, Josep Piqué, y las del presidente nacional, Mariano Rajoy, son claras. Claro que interesa lo que ha pasado el 11- M. Cómo no va a interesarle a un político si hay algo que descubrir, teniendo en cuenta cómo afectó ese tema a las elecciones generales. Pero no es el principal elemento en la campaña del PP de Cataluña, por supuesto, y tampoco es uno de los ejes centrales de aquello que va a ser el programa del PP nacional. Es absolutamente respetable que se produzca una dinámica parlamentaria para indagar sobre esta cuestión. -Rajoy y Piqué coinciden, pero la división procede de otros sectores. -Pero eso no sé si es división. ¿Puede interesar a una parte del electorado del PP saber esas cosas? ¿Pueden estar leyendo aquellos medios de comunicación empeñados en indagar en este asunto? Posiblemente sí. No existe contradicción entre que esa visión se plantee en un Parlamento y la línea fundamental del PP, consistente en que nues- tros objetivos prioritarios son otros. -Ha sido asesora del PP en la ponencia del Estatuto. ¿Qué opina del recurso del Defensor del Pueblo? -Estoy conforme con todo lo que dice. Si el Partido Socialista hubiera sido coherente con una concepción de España que originariamente compartíamos ambos partidos; si no se hubiera dejado llevar por ese discurso ambivalente de Rodríguez Zapatero sobre la estructura de España, no le sorprendería que Múgica estuviera en la misma posición que el PP. Y eso no significa ir contra los catalanes, sino asegurar un marco jurídico de la convivencia. ¿Qué opina sobre la polémica que ha generado el pregón en castellano de Elvira Lindo en Barcelona? -Es patética la actitud de algunas personas. No sé si llamar a eso xenofobia. A mí me avergüenza escuchar determinados discursos, no ya como política, sino como persona. Es lo mismo que ha ocurrido con el anuncio televisivo sobre las selecciones catalanas. Ese discurso genera discordia. -Usted tiene buena relación con CiU y las listas del PP parecen enfocadas al pacto. ¿Se trabaja en ello? -Claro que se trabaja con esa posibilidad. CiU había llegado a un punto exacerbado en su discurso nacionalista que incluso ha propiciado el periplo que ha seguido el Estatuto. Creo que es posible reconducirlo. En el espectro político, el partido más fronterizo con el PP es CiU. Compartimos un modelo social, que habla de las personas como individuos libres.