Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 24 9 2006 La Entrevista 13 (Viene de la página anterior) Por ahora, no se estudia reordenar las competencias -Tras la unificación del mando de la Policía y la Guardia Civil, ¿se estudia también a medio plazo una unificación de los servicios para que no haya duplicidades? -El Gobierno ha tomado una decisión que supone la unificación del mando, no de los Cuerpos, que tienen una idiosincrasia y formas de funcionamiento especiales, y uno de ellos es militar y así va a seguir... No vamos por el camino de la fusión, pero la atalaya de mi nueva responsabilidad me va a permitir, a la vista del estudio global de la situación, hacer modificaciones. Es evidente que si hay investigaciones similares en ambos Cuerpos debe existir una coordinación para que no se produzcan duplicidades. Se está avanzando en este tema, por ejemplo con la creación de un registro único de investigaciones; también en lo que son consultas de bases de datos conjuntas... ¿Descarta que a medio plazo se produzca una reordenación de las competencias? -Ahora mismo este tema no está planteado. Quizá dentro de unos años y después de haber analizado la experiencia todo es planteable, pero ahora mismo no se ha puesto sobre la mesa. -Existe el CNCA, ahora también el CICO contra el crimen organizado, el comité ejecutivo del mando de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado... Todos son organismos de coordinación entre la Policía y la Guardia Civil. ¿Crear el mando único es reconocer que ni siquiera así era posible alcanzarla? -Mi experiencia de estos cuatro meses al frente de la Guardia Civil me dice que en este tema hay más mito CRISIS DE LOS CAYUCOS Hay un problema importante y sería bueno que hubiera un pacto de estado de inmigración entre los dos principales partidos INSEGURIDAD CIUDADANA Es erróneo y peligroso vincular la inmigración y la delincuencia. Dicho esto, el 30 por ciento de los detenidos son extranjeros acepten las repatriaciones? -No hay otra solución que controlar la inmigración en origen y las repatriaciones. Otro aspecto importante es la inversión en políticas de desarrollo, que en estos dos años ha aumentado en un 30 por ciento, pero se trata de medidas a medio y largo plazo. Ahora mismo tenemos un problema a corto plazo, que es la llegada cada día de inmigrantes indocumentados. Ningún país quiere aceptar a un inmigrante que no tenga la certeza de que es un nacional suyo, por lo que hay que convencerles para que vengan comisiones de identificación. Hay que entender también que para estos países la inmigración no es un problema, sino una solución, ya que estas personas envían remesas de dinero a sus familias y son una válvula de escape social. Y en estos países hay elecciones también, y opinión pública, y eso hay que tenerlo en cuenta. -La inmigración no está unida a la delincuencia, pero según los últimos datos de la Fiscalía General del Estado los índices de criminalidad alcanzan cotas como las de 2002. ¿La inmigración ilegal tiene que ver con este fenómeno? -Hay inmigrantes ilegales que delinquen y nacionales que delinquen. Cualquier generalización no sólo no es acertada sino que también es peligrosa. Dejando muy clara esta premisa, la realidad es que alrededor del 30 por ciento de las detenciones que se practican en España son de extranjeros. -El Gobierno ha anunciado la creación del Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado. ¿Cuándo va a entrar en funcionamiento? -Se está ultimando todo el mecanismo de funcionamiento y el protocolo y en los próximos días se designará quién va a dirigir este centro. Se está haciendo un esfuerzo importante en la lucha contra la criminalidad organizada, con la creación de equipos específicos tanto de la Policía como de la Guardia Civil, que además van a aumentar. -Crisis de inseguridad como la vivida en Cataluña han demostrado que las policías autonómicas no pueden abordar en solitario un fenómeno de esta magnitud. ¿Ha llegado el momento de hacer un debate a fondo sobre el modelo policial? -Cuando se construye una nueva organización, tal como ya sucedió con el estado de las autonomías, no se sabe exactamente cómo va a quedar definitivamente articulada. Trabajamos en la mejora de la coordinación con las poli- que realidad. Yo no he visto que se pusieran en peligro operaciones por celos profesionales. Es verdad que hay que mejorar y por eso se ha dado un paso más, aunque los otros organismos estén funcionando. -Hasta ahora el trabajo de coordinación lo hacía la Secretaría de Estado para la Seguridad. ¿Qué papel va a jugar ahora? -La Secretaría de Estado asume una nueva dirección general de Asuntos Internacionales y la de Instituciones Penitenciarias. Es mucho más fácil coordinarse con menos personas. ¿Va a mantener el despacho en la Dirección General de la Guardia Civil? -Con las nuevas tecnologías el hecho del espacio físico es secundario. Lo que quiero es estar cerca de mis colaboradores de los dos Cuerpos. cías autonómicas. Si el Gobierno ha tomado la decisión de crear un mando único para mejorar la coordinación y la eficacia, todos los mecanismos que favorezcan también esto con las policías autonómicas se intensificarán. ¿Ha aumentado la sensación de inseguridad? -Hay determinados delitos que provocan una alarma social muy considerable aunque el número de esos delitos sea muy pequeño. Por ejemplo, los secuestros exprés, que en España son insignificantes pero que cuando se produce un caso se dispara la sensación de inseguridad porque todos podemos ser víctimas de ese delito. Hay una tendencia a la baja en los índices de criminalidad. Respecto al año anterior, hasta julio de 2006 se había producido una disminución del 4,4 por ciento, y alcanza el 6,4 la bajada en delitos contra el patrimonio. Dicho esto, no me gustan las estadísticas. Yo no le puedo decir que está bajando este tipo de delitos a una persona a la que le han asaltado en su casa, maniatado y golpeado. Mi obligación es que haya más Policía, más Guardia Civil y que cuenten con mejores medios. Mi grado de insatisfacción será permanente, porque siempre habrá delitos y delincuentes. -Una de las banderas del Gobierno ha sido la lucha contra la violencia de género y este año han sido asesinadas ya casi 60 mujeres... ¿Se van a destinar más agentes a la proteccíón de las víctimas? -El número de mujeres víctimas de la violencia de género es impactante. Hemos incrementado en un 56 por ciento el número de especialistas de la Policía y la Guardia Civil. Hay equipos de atención en todas las provincias en la demarcación de la Policía y en todas las Comandancias de la Guardia Civil. Pero es evidente que hay que seguir incrementando medios.