Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 23 9 2006 Deportes 85 Hoy se pone la primera piedra de la reunificación del Mundial de Ajedrez después de 13 años de cisma. Topalov y Kramnik, la imaginación búlgara frente a la máquina soviética, disputan el trono en la República de Kalmikia, que preside el multimillonario Ilyumzhinov, además de la FIDE BALONCESTO MUNDIAL Dos caballos por un reino TEXTO FEDERICO MARÍN BELLÓN El imperio americano se desmorona ante Rusia Desde 1994 la selección femenina estadounidense se mantenía invicta. Ayer se acabó la racha. Después de 51 partidos consecutivos sin perder tropezó con las rusas ABC SAO PAULO. Estados Unidos fue el inventor del baloncesto. Sacó ventaja en los inicios y casi siempre fue por delante. Sin embargo, el resto del planeta no se mantuvo ocioso. Aprendió. Mejoró. Y acabó rompiendo la hegemonía. Curiosamente, los que primero experimentaron la rebelión fueron los chicos. Los famosos Dream Team de la NBA hace tiempo que no viven más que fracasos. Pero al imperio le quedaba siempre el consuelo de sus chicas de oro. Desde 1994 (una derrota ante Brasil) no habían vuelto a perder. Cincuenta y un triunfos consecutivos. Todo apuntaba a que volverían a colgarse la medalla de oro en este Mundial. Sin embargo, las rusas no acusaron el cansancio de su batalla de cuartos de final ante España y lideradas por una sensacional Rakmathulina (18 puntos) y el poderío interior de Stepanova (13 tantos, 11 rebotes y 4 tapones) además de mostrar buen tino desde la línea de tres, sorprendieron a sus rivales. Un 75- 68 señaló el marcador al concluir el choque. El buen encuentro de Rusia fue ayudado por el mal día de las americanas, que se estrellaron contra la defensa rival en el primer cuarto (25- 13) Este feliz comienzo asentó a las rusas, que ya no perdieron la iniciativa. El rival de Rusia en la gran final será Australia, que logró su pase tras derrotar a Brasil, por 88- 76. Ha costado 13 años superar el cisma abierto en 1993 (es curioso lo que se repiten el uno y el tres en este duelo) cuando Garry Kasparov, campeón número 13, se alió con el británico Nigel Short para darle con el tablero en las narices al presidente de la Federación Internacional, el (punto) filipino Florencio Campomanes. Por aquel entonces, el campeón era uno de los deportistas mejor pagados del planeta, sólo superado por un puñado de privilegiados, como los ases de la Fórmula 1, el golf y el boxeo. Pero Kasparov, que tanto ha dado a este juego, mató la gallina de los peones de oro. Lo de menos es que los dos aspirantes tengan 31 años o que el nombre de Vasili Topalov esté formado por 13 letras. El hecho histórico es que cuando Kramnik haga hoy el primer movimiento en Elista, capital de la República de Kalmikia, la ansiada reunificación habrá empezado a andar. Antes, Topalov tuvo que coronarse frente a otros siete elegidos en Argentina. Las nuevas normas le obligaban a aceptar el reto de cualquiera que superara la barrera de los 2.700 puntos Elo. Un renqueante Kramnik arrojó el guante y la mano izquierda de la FIDE (con la derecha llena de dinero) hizo el resto. Por el camino han quedado cadáveres como el del español Alexei Shirov, que se ganó el derecho a disputar el título y fue engañado por casi todos. ABC EFE Vladimir Kramnik, la roca Una rara artrosis lo ha mantenido demasiados meses en segundo plano. En forma es casi imbatible. Tiene más experiencia en duelos personales, después de superar a su maestro y mentor Kasparov sin perder ni una partida. Contra el húngaro Leko tuvo la sangre fría de salvar el título en una última partida dramática. Frente a la capacidad de cálculo de su rival, comprende el juego como nadie, domina los finales y saca petróleo de las posiciones muertas. obedece al estilo original y agresivo del que suele hacer gala, que le ha proporcionado más de una victoria sobre su ahora jefe. En el equipo de Kramnik destaca su amigo Miguel Illescas, tantas veces campeón de España, quien ya ha ayudado al ruso en otras ocasiones y tiene experiencia incluso en entrenar a otra computadora, Deep Blue, en sus enfrentamientos contra Kasparov. Por el momento, los foros de internet están que arden, se cruzan apuestas sin un favorito claro y los grandes Veselin Topalov, el rayo El salmantino podría ser el primer campeón único no ruso o soviético (además de Fischer) desde Alekhine, en 1937. Ídolo entre los aficionados por su estilo agresivo y dinámico, siempre tiene la victoria en el punto de mira. Quizá sea su humildad la que le ayude a sobreponerse a las derrotas y arriesgar en cada envite. Líder de la lista Elo desde la retirada de Kasparov, arrasó en el Mundial de San Luis (Argentina) hace dos años y ha decidido no esconderse. maestros esperan con ansiedad las primeras escaramuzas de una batalla que se presume épica. El futuro del ajedrez está en juego en la única capital budista de Europa, donde el juego es asignatura obligatoria en las escuelas, una ciudad que ha estado dominada por el imperio de Genghis Jan, la Rusia de los zares y la Alemania nazi, un lugar donde conviven más de ochenta religiones y donde gobierna un multimillonario que también rige los destinos de la FIDE. Que Dios (y Buda) repartan suerte. Duelo español en la sombra Pese a todo, el Mundial también tendrá sabor español y no sólo porque Topalov resida en Salamanca y Kramnik conozca bien nuestros mejores torneos. En el equipo del primero, encabezado por su mánager- colega- hermano Silvio Danailov, tiran del carro el búlgaro Chepanirov, el campeón estadounidense Onischuk y el menorquín Paco Vallejo. Como cuenta la página web del campeón, la elección de este último España acaba octava España, que se impuso a Brasil en la primera fase y plantó cara a Rusia en cuartos, se vio, pese a todo, implicada en la lucha menor por el séptimo puesto. Ayer, las chicas de la selección española, muy desmotivadas, sufrieron una derrota ante la República Checa por 57- 49 que las relegó a la octava posición. El nuevo reglamento, a prueba de trampas Es una constante en la historia que el campeón imponga ciertas condiciones y que al aspirante el empate le valga... para perder. Por primera vez, en Elista nadie tendrá ventaja e incluso el premio, entre uno y dos millones de dólares, se repartirá a partes iguales cualquiera que sea el resultado. Las doce partidas se jugarán a un ritmo medio de tres minutos por jugada, con una variante del reloj inventado por Fischer, que dificulta las derrotas injustas por tiempo. En caso de empate final habrá cuatro partidas más a un ritmo más veloz y, si persiste la igualdad, dos más de cinco minutos. En última instancia se decidirá el título con seis minutos para las blancas y cinco para las negras, con las primeras obligadas a ganar. En general, los ajedrecistas tienen más voz y veto, pero sólo hasta el pitido inicial Una obviedad, si no hubiera antecedentes. Ahí empiezan las obligaciones: ambos deberán comparecer ante la prensa tras cada partida, aunque pierdan, y no pueden abandonar el área de juego sin permiso ni introducir en la sala nada extraño al juego, que pueda distraer al rival. La sala, además, está blindada a prueba de trampas, en unos tiempos en los que la ayuda tecnológica sería determinante. TAU- Unicaja, final de la Supercopa Por otro lado, TAU y Unicaja disputarán la final de la Supercopa en Málaga. El equipo vitoriano arrolló por 76- 52 a un Barcelona que llegó a estar 31 puntos abajo. Sólo el parcial de 14- 0 en el último cuarto evitó un marcador más escandaloso. En la otra semifinal, el Unicaja, actual campeón de Liga, se impuso al DKV Juventud (74- 66) en un partido muy equilibrado, que se decidió en los instantes finales. F. RUBIO