Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Sociedad SÁBADO 23 9 2006 ABC NICOLÁS FERNÁNDEZ GUISADO Presidente del Sindicato de Profesores ANPE Hay que reconocer la autoridad pública del profesor para atajar la violencia MADRID. Nos preocupa el fracaso escolar y la situación del profesorado, lo que hemos venido denunciando como problemas de convivencia e indisciplina afirma Nicolás Fernández Guisado, un hombre comprometido con la educación que desde junio preside el sindicato independiente de profesores ANPE. Resalta también que, para ayudar a los docentes, a finales de noviembre de 2005 su organización puso en marcha el teléfono del Defensor del Profesor. ¿En qué consiste? -El teléfono del Defensor del Profesor es un servicio gratuito, abierto a todo el profesorado y atendido ininterrumpidamente por un equipo de psicólogos. Si la situación lo requiere, cuenta también con el apoyo administrativo y profesional que la infraestructura sindical de ANPE puede prestar, y con el asesoramiento y apoyo del servicio jurídico de la organización. ¿Qué demandas atiende? -Es pionero en abordar uno de los más graves problemas a los que se enfrenta el profesorado, es un servicio de atención inmediata para los docentes víctimas de situaciones de conflictividad y violencia en las aulas. Constituye la primera medida de apoyo ante la indefensión del profesorado, una llamada de atención sobre el problema de la violencia escolar. ¿Cuántas llamadas han recibido en este año escaso de vigencia? -Los últimos datos del teléfono corroboran nuestras expectativas sobre la necesidad y oportunidad de este servicio. En total, ha recibido unas dos mil llamadas, más de la mitad de ellas en la Comunidad de Madrid, que fue la primera en implantarlo. ¿Y qué tipo de denuncias realizan quienes recurren al servicio? -El 70 de los profesores denuncian la imposibilidad de impartir clase, el 20 confiesan ser víctimas de agresiones verbales y el 10 restante reflejan agresiones físicas. Este último porcentaje aumenta, no de manera alarmante pero sí destacable. ¿Qué beneficios les ha aportado esta línea de ayuda a los docentes? -La acogida del servicio entre el profesorado y el elevadísimo número de llamadas recibidas y casos atendidos desde las primeras horas de funcionamiento están haciendo posible la concienciación social y la reacción de las administraciones educativas, que se ha plasmado, por ejemplo, en el Plan de Mejora de la Convivencia Escolar. ¿Tienen nuevos proyectos? -El Defensor del Profesor aspira a convertirse en un observatorio sobre la violencia escolar y sus implicaciones para la situación del profesorado. Es necesario un pacto escolar porque la educación está muy ideologizada y las leyes no han venido avaladas por un acuerdo de principios afirma el nuevo presidente de ANPE TEXTO: MILAGROS ASENJO FOTO: RAÚL HABA Organización independiente Antigüedad. ANPE nació en 1978 como sindicato independiente y profesional de profesores de todos los niveles de la enseñanza pública. Principios. Es una organización abierta y plural que asume los valores del humanismo y la civilización occidental. Afiliados. Cuenta con 50.000 afiliados en toda España. En conjunto, es la tercera fuerza sindical en cuanto a representatividad y la única que representa exclusivamente al profesorado en la red pública. Por ello, manteniendo la escrupulosa confidencialidad de la atención que se presta, publica datos estadísticos sobre las llamadas, y los hace llegar a las administraciones educativas, que son las que deben, en último caso, dar respuesta satisfactoria a esos problemas. -Con esta experiencia, ¿qué medidas proponen para atajar la indisciplina y la violencia? -Seguiremos insistiendo sobre la revisión de la normativa de derechos y deberes básicos y el reconocimiento del docente como autoridad pública. Que agredir a un profesor no sólo sea un acto contrario a la convivencia sino también un atentado contra la autoridad. La sociedad tiene que saber qué conductas violentas deben tener una mayor sanción y también una mayor rapidez al imponerlas. Además de las medidas punitivas existen otras preventivas. ¿Están claras las responsabilidades a la hora de sancionar? -Las responsabilidades en el proceso de correción están muy difuminadas. La responsabilidad queda en manos del Consejo Escolar y obliga a poner en marcha un mecanismo muy complejo, que demora la imposición de sanciones. Por tanto, hay que modificar los derechos y deberes, reforzar la autoridad del director, corregir y dar posibilidades de actuación inmediata. -Los datos de la OCDE reflejan un 30 de abandono en Secundaria. Ha- blemos de absentismo escolar... -Es una consecuencia de pasar sin control. No hay motivación, aunque influyen también otros factores externos, familiares o sociales. El fenómeno es preocupante en la familia, porque faltan hábitos de disciplina, y en la escuela pero no hemos de crear alarma. Nosotros hemos presentado cien medidas para contribuir a la resolución de los problemas de absentismo y violencia que se viven en las aulas. ¿En qué nivel es más grave? -En Primaria hay algo, pero donde realmente es grave es en la ESO y en Formación Profesional. En Bachillerato desciende porque los alumnos tienen más claro el camino. -El Plan de Convivencia Escolar, ¿puede ser útil? -Hay que desarrollarlo pero es un primer paso que debe ir acompañado de otras medidas. Afortunadamente, los padres también se han sumado a él. ¿Qué opina de la Educación para la Ciudadanía? -Estamos de acuerdo en reforzar la formación en valores y que ésta impregne todo el sistema educativo. Pese a que no nos oponemos a ella, pensamos que no es necesaria como asignatura evaluable. Eso sí, en el caso de que se mantenga como una asignatura habrá que pactar su currículum para evitar el adoctrinamiento. -Una vez aprobada la LOE, ¿en qué situación se encuentra la educación española? -El debate ideológico educativo ha acaparado los meses precedentes. Y nosotros entendemos que, una vez aprobada la LOE y con todos los defectos que ésta tenga, hay que empezar su desarrollo de la mejor manera posible. ¿De qué manera? -Denunciamos que uno de los grandes defectos de las últimas leyes educativas es que no han venido avaladas por un pacto de educación, que hubiera dado estabilidad al sistema educativo. Y eso no se ha hecho. ¿Por qué? -Siempre se ha trabajado con una perspectiva a corto plazo, en función del partido político que gobierne. Hay que pensar que el sistema de gobierno es alternativo y que en España puede haber también cohabitación entre el Estado y las autonomías. Debemos alcanzar un acuerdo básico por encima de las ideologías. ¿Con qué componentes? -En la financiación del sistema, la coordinación entre autonomías, el funcionamiento y la estructura de los centros y la carrera docente, entre otros. Pedimos menos debate ideológico educativo y más atender las reivindicaciones del profesorado.