Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 SÁBADO 23 9 2006 ABC Madrid El Círculo de Bellas Artes apuesta por las vanguardias y las revisiones históricas en su programación El Centro de Internamiento ha recibido este año a más del doble de inmigrantes que en todo 2005 De los 10.875 sin papeles llegados al CIE en 2006, más de 9.205 provenían de las Islas Canarias b Cada día pasan por las deficientes instalaciones de la avenida de los Poblados 170 extranjeros, frente a la media de 70 o 90 que lo hizo durante el año pasado CARLOS HIDALGO MADRID. El Centro de Internamiento de Extranjeros de Madrid (CIE) ha alojado desde el pasado 1 de enero, es decir, en menos de nueve meses, a un total de 10.875 personas. Durante todo el año 2005, fueron 4.800 inmigrantes en situación irregular los que ingresaron en esas dependencias, situadas en el complejo policial de la avenida de los Poblados, en el distrito de Carabanchel. Esto significa que, en lo que va de año, se ha duplicado el número de ingresos en unas instalaciones muy discutidas- -incluso por la actual Delegación del Gobierno y la Jefatura Superior de Policía de Madrid- -por su escasa funcionalidad y multitud de puntos flacos, incluso, en sus niveles de seguridad, que es para lo que, al fin y al cabo, se construyeron. Como muestra, no hay más que recordar que el día de la inauguración de este macrocomplejo- -que alberga también otros servicios policiales, como la comisaría del distrito de Latina, la Brigada de Extranjería y la oficina del DNI- -se escaparon de allí cinco inmigrantes que estaban internados. Mal comienzo. La capacidad del CIE madrileño es de 300 personas, aunque se está quedando pequeño a raíz del cada vez mayor número de personas que son trasladadas a él. Si la media diaria de personas que pasaban por allí- -no sólo de los ingresos reales- -era de entre 70 y 90, durante los primeros ocho meses y tres semanas de 2006 se ha duplicado, alcanzando las 170 al día. Sólo en marzo se recibieron a 817, y en abril, 250. Un agente de la Policía escolta a un grupo de inmigrantes que llega al Centro de Internamiento de Carabanchel EFE Tan sólo cinco policías por turno para custodiar a 170 internos al día Aunque las 300 plazas del CIE de Madrid no están al borde del colapso- -al menos, no a diario- tan sólo existen cinco agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación por cada uno de los cinco turnos para custodiar a la media de 170 personas que ocupan cada día sus plazas. De los 25 agentes totales, no hay mujeres en cada turno, lo cual es un grave problema si tenemos en cuenta que el CIE madrileño cuanta con una planta para internas. Por ello, el SUP reclama, al menos, 12 funcionarios más por turno y que haya incremento mínimo de dos mujeres policías. El día a día en el interior del CIE hace que la labor de los agentes sea cada vez más dura. Los ingresados se levantan a las 8. Una hora después, desayunan- -eso sí, por turnos, porque el comedor sólo tiene capacidad para 60 personas- a las 11 pueden realizar una visita médica o esparcirse; a las 14 se sirve el almuerzo- -con el mismo problema que en el desayuno- y la siesta es a las 18. De 16.30 a 17.30 también es la hora de las visitas familiares- -donde tienen que estar tres de los cinco funcionarios vigilando- A las 20, la cena, y, a la medianoche, se acuestan. llegado a España en cayuco han sido repatriados, de los casi 25.000 totales que han alcanzado territorio español en los últimos 15 meses por medio de esta embarcación a motor. Comisiones Obreras calcula que el 4,5 por ciento de los extranjeros en situación irregular llegan a España en cayucos o en pateras. Cruz Roja, una de las organizaciones más implicadas en la ayuda humanitaria de estas personas, eleva esta cifra a un escalofriante 15 por ciento. Incremento del 6 de sin papeles Asimismo, según los cálculos del SUP, este año se cerrará con un incremento del 6 por ciento de ilegales llegados a España. Además, ponen énfasis en que la gran mayoría lo hace por vía aérea: de las 600.000 personas que se encuentran en esta situación en España- -el cálculo es tirando a la baja, hay quienes elevan la cifra a más de un millón- alrededor de medio millón entra por avión en calidad de turistas- -la gran mayoría llega a Madrid- Barajas- -y, alrededor de 80.000 lo hacen por carretera a través de la frontera francesa con Cataluña e Irún. Por ello, el sindicato policial hace hincapié en el control de estos puntos, pero también en filtros anteriores, y en una reforma legislativa que garantice la solución de este grave drama humano. La mitad se queda en la Comunidad Los datos que maneja el Sindicato Unificado de Policía (SUP) son que, de los 10.875 inmigrantes llegados al CIE, más de 9.205 lo hicieron provenientes de las Islas Canarias. De éstos, el 50 por ciento se queda en la Comunidad de Madrid; el resto es enviado a otras regiones indicaron las fuentes consultadas. El SUP quiere dejar muy claro que los que no quedan internados pasan a manos de las ONG con las que tiene firmados convenios la Jefatura Superior de Policía de Madrid, que son las que se encargan de distribuirlos por otras provincias españolas. El procedimiento que se sigue, a grandes rasgos, es el siguiente: un inmigrante que llega a Canarias en cayuco, por ejemplo, es lle- vado a uno de los CIE del archipiélago, con la finalidad de que pueda ser identificado y verificar su país de procedencia, y, así, poder repatriarlo. Si su país de origen no tiene convenio con España en materia de inmigración, se deja en libertad. En los Centros de Internamiento de Extranjeros se puede estar internado un máximo de 40 días, que es lo que estipula la ley. Según las cifras que maneja el sindi- cato Comisiones Obreras, son 320.000 los inmigrantes en situación ilegal que están en la Comunidad de Madrid tras el proceso de regularización de extranjeros que culminó en mayo del año pasado. Según los cálculos más fiables, el 90 de los sin papeles que llegan a Canarias son trasladados posteriormente a la Península, indican desde el SUP. Sólo el 6 por ciento de los que han