Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional SÁBADO 23 9 2006 ABC LA BRUJA ESTÉRIL a balcanización de los Balcanes y las llamaradas populistas, nacionalistas, extremistas y neonazis que agitan a toda Europa del Este, desde la Pomerania hasta el Volga, recuerdan con brutalidad que se están fragmentando y erosionando los viejos pilares de la construcción política de Europa, de la Unión Europea y de la OTAN. Durante los años 80 y 90 del siglo pasado, el inmovilismo y las demagogias de izquierda y derecha (Mitterrand- ChiracSchröder) del difunto eje franco- alemán socavaron la antigua dinámica política europea. La UE se encuentra institucionalmente JUAN PEDRO en un estado comatoso, QUIÑONERO tras el no francés del 29 de mayo de 2005. La campaña electoral de Ángela Merkel, aquel mismo año, proponía algo semejante a una ruptura finalmente truncada. La señora Merkel pudo formar una gran coalición que tiene algunas virtudes y no pocos defectos: se reforma poco. Y las primeras advertencias electorales, un año más tarde, son poco estimulantes: voto de exasperación popular a favor de extremistas y neonazis. Las difuntas esperanzas en la nueva Europa se han transformado en gérmenes de pesadilla. La brutalidad de la crisis húngara y el rosario de crisis a repetición, en Polonia, subrayan la misma enfermedad política: unos Estados frágiles, unos mercados electorales pastos para la demagogia populista, unas reformas que avanzan con lentitud, y una UE que no siempre responde a las esperanzas populares. Más al Este, la pesadilla se transforma en novela de terror. Ucrania aspira a ingresar en la OTAN. Pero no es fácil saber quién podrá asegurar la homologación europea del Estado ucraniano. En Moscú, los desfiles de partidarios del presidente Putin, esgrimiendo banderas neonazis, no son síntomas esperanzadores. La dependencia energética de la UE hacia Rusia sigue siendo peligrosa, cuando se multiplican los indicios de autoritarismo, con llamaradas de violencias racistas. Tal rosario de problemas de fondo también contribuye a paralizar la UE y la OTAN, que tampoco tienen recursos para afrontar tales crisis de identidad. Los países del Grupo Visegrado (República Checa, Eslovaquia, Hungría y Polonia) aspiran a entrar en el espacio Schengen, pilar del espacio de seguridad común. Pero el G 5 (Alemania, Inglaterra, Francia, Italia y España) desconfían profundamente. Desde Washington, se espera que Polonia y España envíen más soldados a Afganistán, con poco éxito. En verdad, Europa no tiene recursos, ni unidad, ni voluntad de jugar un papel creíble ni siquiera en sus propias fronteras, donde se multiplican las crisis de violencia contenida. La demagogia diplomática ha perdido su ceniciento carisma, para dejar al descubierto un rostro de vieja bruja cínica y estéril, maquillada su pudor. L Vista aérea del lugar del accidente del Transrapid en la región alemana de Emsland REUTERS El accidente de uno de los trenes más rápidos causa en Alemania 23 muertos Chocó contra una vagoneta posiblemente por un fallo humano b Los trayectos del Transrapid entre Doerpen y Lathen, muy populares entre turistas, se realizan sobre un carril de ensayo de 32 kilómetros de largo RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. A la velocidad de una bala y sin máquina ni conductor, uno de los trenes más rápidos del mundo se estrelló ayer con una treintena de pasajeros a bordo en Lathen, al noroeste de Alemania. Veintitrés murieron en el acto y diez más se encuentran heridos, pero los bomberos siguen pugnando por desguazar el amasijo de herrajes, trabajando con grúas a 5 metros del suelo, según el último parte del responsable de los servicios de rescate, KarlHeinz Brüggeman. Sin un freno de alarma ni un conductor al que avisar, la popular prueba tuvo que convertirse en escalofriante impotencia para los expectantes pasajeros que, desde el acristalado ventanal frontal, vieron emerger la vagoneta técnica contra la que se iban a estrellar sin remedio. IABG, que es responsable del tendido, habla ya de un fallo humano en un tren conocido por su automatismo. El Transrapid, capaz de desplazarse automáticamente por suspensión magnética a 450 kms por hora, lo que según expertos raya en la velocidad de impacto de algunos proyectiles de obús, circulaba a 200 kilómetros por hora, cerca de la frontera holandesa, cuando a las 10: 05 chocó con un vagón de manteni- miento, conducido por dos técnicos, en el mismo tramo de vía, según explicó a los medios el portavoz del distrito Peter Sturm. Poco comercial Los trayectos del Transrapid entre Doerpen y Lathen, que se han hecho muy populares entre turistas en la zona, se realizan sobre un carril aéreo de ensayo de 32 kilómetros de largo, en la remota región de Emsland, y desde hace años el tren ha recorrido decenas de miles de kilómetros en pruebas técnicas para posibles compradores y, alternativamente, miles de ciudadanos han pagado su billete para poder tomar parte en los veloces recorridos. El ultratecnológico tren ha sido creado por Transrapid International, participada por Siemens y Thyssen, y posee la marca de rapidez en el género ferroviario desde una prueba en 1993 hasta que una variante japonesa se la arrebató en 2003, al alcanzar 581 kilómetros por hora. Se mueve suspendido por mag- El Transrapid es capaz de desplazarse automáticamente por suspensión magnética a 450 kms por hora Miles de alemanes han pagado su billete para poder tomar parte en los veloces recorridos netismo a un centímetro por encima de un único carril central; sobre éste, baterías de electroimanes conforman una especie de grapa envolvente alrededor del carril aéreo, situado entre 5 y 8 metros del suelo, manteniéndolo centrado y evitando que pueda abandonarlo. Por la ausencia de ruedas y fricción, el prototipo gasta un 33 por ciento menos de energía que el ICE, que es el AVE alemán, pero los varios proyectos de uso comercial no han llegado a desarrollarse por la oposición de grupos ecologistas y otras dificultades, como es el caso de la planeada línea Hamburgo- Berlín. Actualmente el Transrapid sólo funciona en China, que compró el proyecto y cubre en estos momentos los 30 kilómetros de Shanghai al aeropuerto en 8 minutos. Un proyecto similar para la ciudad de Múnich lo iba a votar su ayuntamiento este otoño. Sobre el primer accidente conocido en un tren magnético, el portavoz de la empresa supervisora del tendido de Emsland, Rudolf confirmó que por lo que sabemos no ha habido un problema técnico, ha sido un fallo humano y otro experto señaló que no había habido un mal funcionamiento sino un fallo en las comunicaciones El experto de la Politécnica de Kassel, Helmut Holzapfel, confirmaba ayer a la prensa que el Transrapid es un transporte fundamentalmente seguro aunque su velocidad puede convertirlo en problema en un momento dado: A 500 kilómetros por hora es como una bala de cañón si encuentra un obstáculo en su trayecto dijo.