Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional LOS INCENDIOS EN GALICIA SÁBADO 23 9 2006 ABC El bipartito gallego se agrieta tras acusar el BNG de sabotaje a 168 alcaldes del PP El PSOE se desmarca y no suscribe las palabras de un alto cargo de la Xunta manifestaciones de su director general ni explicó si conocía el informe esgrimido por éste, que obraba en poder del consejero de Medio Rural JOSE LUIS JIMÉNEZ SANTIAGO. El PSOE dejó solo ayer a su socio de gobierno en la Xunta, al no suscribir explícitamente las palabras del director general de Montes, el nacionalista Alberte Blanco, que en su comparecencia en la comisión de estudio por los incendios del agosto negro se despachó acusando a 168 alcaldes del PP- -casi la mitad de todos los de Galicia- -de sabotaje boicot y traición a los dispositivos de extinción del fuego este verano. El portavoz de los socialistas en el Parlamento, Ismael Rego, puntualizó que su partido sólo suscribe las palabras del presidente de la Xunta en el pleno un Emilio Pérez Touriño que desde el principio de la crisis y durante la evaluación de la misma reconoció en todo momento la dedicación de todos los alcaldes Además, Rego minib Touriño no valoró las ALBERTE BLANCO CASAL Director General de Montes Gladiador de arenas movedizas ÉRIKA MONTAÑÉS mizó las palabras del director general, al indicar que el informe que avala sus graves acusaciones será un dato más para el trabajo de la comisión Rego dijo desconocer si dicho informe era conocido por el jefe del Ejecutivo autonómico. Imagino que sí, pero tampoco tenía por qué conocerlo al cien por cien Quien sí tenía conocimiento del mismo era el consejero de Medio Rural, Alfredo Suárez Canal, según garantizaron a ABC fuentes de su departamento, un dirigente que fue preguntado precisamente por este tema el pasado miércoles en el pleno del Parlamento gallego y no se refirió a este asunto en ningún momento. Touriño calla Sin ir más lejos, el propio Pérez Touriño- -que sigue oponiéndose a la constitución de una comisión de investigación sobre los incendios- -compareció el jueves ante la prensa tras su Consejo de Gobierno y tampoco hizo referencia al informe esgrimido pocas horas más tarde por Alberte Blanco contra 168 alcaldes del PP. Ayer, el mutismo en la Presidencia de la Xunta era total. Además, el citado documento, expli- caron las fuentes consultadas, es un sumatorio de diversos informes que obraban en poder de Medio Rural con anterioridad, algunos fechados incluso en el mes de marzo. Eran datos manejados con anterioridad pero que no se habían puesto en conexión entre sí explicaron estas fuentes. Medio Rural entiende que las acusaciones de Blanco- -contra quien el PP presentará una querella criminal y ha exigido a Touriño su cese fulminante -vienen justificadas por la actitud obstruccionista de la oposición, evidenciada para este sector nacionalista del Gobierno en una carta de los populares coruñeses a los alcaldes de la provincia pidiendo que retrasaran la firma de los convenios para la contratación de las brigadas contraincendios hasta conocer su texto íntegro. El BNG ha mostrado su completo respaldo al compañero Alberte Blanco quien además recuperó en su comparecencia en comisión del martes la teoría de la trama organizada detrás de los fuegos de agosto, siguiendo la línea marcada por su partido, y desoyendo las negativa de la Guardia Civil a dar pábulo a esta posibilidad. Hombre de máxima confianza del consejero nacionalista Suárez Canal, afirmó, tras recibir su llamada en agosto de 2005 para ocupar la Dirección General de Montes, que dudó si ocupar este cargo, toda vez que el BNG había conseguido por fin para él una tenencia de alcaldía en su pueblo, Verín, tras desbancar al PP- -previa moción de censura con PSOE e independientes- -y conformar un peculiar tripartito. Aceptó ser la mano derecha del consejero denostado por la gestión de los fuegos para arbitrar la política forestal heredada del PP, de la que se desmarcó para abogar por causas sobre efectos esto es, para trocar los 78 millones de euros del PP en extinción de incendios por prevención. Tras un año, ha logrado recortar en 750 operarios las brigadas forestales, en dividir a la mitad las zonas de riesgo de incendios, no renovar el convenio con el Ejército para vigilar los montes y poner en pie de guerra al personal de extinción de la Xunta.