Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 23 9 2006 Nacional 15 LA NEGOCIACIÓN GOBIERNO- ETA Ibarretxe culpa a Zapatero y Otegi del colapso y propone legalizar Batasuna cuanto antes El lendakari pide al PSOE garantías jurídicas para el nuevo partido VÍCTOR ORTEGA VITORIA. El lendakari Juan José Ibarretxe culpó ayer a Zapatero y Batasuna del bloqueo del proceso abierto a raíz de la tregua de ETA y planteó como salida la rápida legalización de Batasuna y la creación de la mesa de partidos. Ibarretxe pidió para ello a Rodríguez Zapatero que ofrezca a la formación ilegal garantías jurídicas e instó al partido de Otegi a registrarse con nuevos estatutos. Ibarretxe aprovechó también su intervención en el Pleno de Política General del Parlamento Vasco para reivindicar su plan como base para un acuerdo de normalización política que resuelva el problema histórico de convivencia entre el pueblo vasco y el Estado español Una solución, subrayó, que no vendrá de un debate sobre competencias, sino del reconocimiento del derecho a decidir. El presidente del Gobierno vasco realizó un análisis del proceso y reconoció que atraviesa un momento difícil debido a los errores cometidos en su gestión como, por ejemplo, los tiempos muertos y el uso partidista de la paz. ETA tiene la obligación de no frustrar la esperanza de la sociedad- -dijo en el Parlamento- pero nuestra responsabilidad política es contribuir a allanar el camino Una responsabilidad política que, a su juicio, no ejercen ni José Luis Rodríguez Zapatero ni los dirigentes de Batasuna, a quienes acusó de poner piedras en el camino (de la paz) y generar confusión Para el lendakari, resulta incoherente que la formación ilegal se queje de que el proceso está bloqueado y asuma al mismo tiempo sin crítica alguna el rebrote de la violencia callejera pese a ser un obstáculo que impide avanzar hacia soluciones. Proetarras en el Pleno Miembros de Etxerat, asociación de familiares de presos de ETA, interrumpieron el discurso del secretario general del PSE, Patxi López, con gritos en contra de la dispersión de los presos de ETA y a favor de la amnistía de los reclusos de la banda terrorista. Estas personas, que seguían la sesión desde el palco de invitados, desplegaron una pancarta con el lema la dispersión mata Los servicios de seguridad del Parlamento vasco desalojaron a este grupo de la tribuna y les expulsaron de la sede legislativa. Este tipo de incidentes se repiten casi de manera sistemática en casi todos los plenos importantes de la Cámara. violencia) y que el Gobierno del PSOE ofrezca a la nueva marca abertzale garantías jurídicas de que no volverá a ser ilegalizada por los jueces y tribunales. Unas garantías, añadió, que vendrían a través de la reforma de la Ley de Partidos o mediante otra fórmula de interpretación jurídica. El tripartito vasco respaldó sin mati- ces las tesis del lendakari en el Pleno del Parlamento, mientras que las críticas a sus propuestas procedieron del PSE y del Partido Popular. Los primeros censuraron a Juan José Ibarretxe por ligar paz y autodeterminación, mientras que los populares advirtieron que el mal llamado proceso de paz conducirá sólo a la frustración de la sociedad Los presos de ETA Con todo, sus mayores críticas se dirigieron al Gobierno del PSOE y en el propio Rodríguez Zapatero. Ibarretxe reprochó al líder del PSOE que diga un día que respetará la voluntad de la sociedad vasca y niegue unas horas después el derecho de autodeterminación, y le echó en cara que use la política penitenciaria aplicada a los presos de ETA como una moneda de cambio al servicio de una estrategia política como si los detenidos fueran piezas en una partida de ajedrez Tras pedir el fin de la dispersión y el traspaso de las competencias penitenciarias, subrayó que una de las claves para superar la situación de bloqueo reside en legalizar a Batasuna como paso previo a la creación de la mesa partidos. Una legalización que, según dijo, puede darse salvaguardando la posición legítima de todas las partes Así, planteó como fórmula que el partido de Otegi se registre con unos nuevos estatutos (no exigió que dichos estatutos incluyan un desmarque de la