Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22 9 2006 Deportes 97 GOLF Ian Woosnan confía en el dúo de españoles para retener la Ryder Olazábal y Sergio García debutan como pareja ante Toms y Wetterich MIGUEL ÁNGEL BARBERO STRAFFAN (IRLANDA) La Ryder Cup de Irlanda respira espíritu europeo por doquier. La bandera azul de las estrellas se ve por todas partes y, cómo no, también las de las nacionalidades que la componen. Ayer, la rojigualda tuvo un protagonismo especial. Por un lado, porque se la identificaba desde lejos en los hombros de Carlota Ciganda, nuestra mejor jugadora amateur y que acaba de retener el trofeo junior ante las americanas; por otro, porque en la espectacular ceremonia inaugural 150 personas dirigidas por Els Comediants interpretaron un espectáculo en el que los dioses irlandeses jugaban al golf con los planetas. Sin embargo, quien levantó primero al público fue Carlos Núñez. El gaitero gallego fue definido por la presentadora como el Ballesteros de la música celta y cosechó las mayores ovaciones del acto. Hasta que llegó la presentación de los jugadores, claro. Ahí, aplausos corteses para los estadounidenses; sentidos para Tiger Woods y totalmente volcados para los europeos. Al concluir la fiesta los dos capita- La guerra de las faldas El duelo intercontinental no se celebra sólo dentro del campo. También fuera de él. Igual de importantes que los jugadores e igualmente equipadas se encuentran sus parejas, que les sirven de soporte y apoyo en todo momento. Pero en este aspecto también hay diferencias. Las americanas son más tradicionales (hay once casadas y dos sin papeles mientras que entre las europeas hay todo tipo de relación: cinco esposas, cuatro novias y cuatro ausentes. Los que no tienen acompañante son Clarke (acaba de enviudar) Howell (hace un año rompió su relación) Montgomerie (todavía está pagando su último divorcio) y Olazábal (el soltero de oro del golf mundial) Pero hay más cotilleos en este equipo: la mujer de Westwood es hermana del también golfista Coltart, mientras que García ha aprovechado para presentar en sociedad a su novia Morgan, hija del mítico Greg Norman. Por otro lado, habrá intereses cruzados en los dos bandos: las compañeras de Casey y Donald son estadounidenses, mientras que la pareja de Woods es sueca. A ver a quién animan. Los primeros partidos Fourballs (cada uno con su bola) Harrington Montgomerie (EUR. Woods Furyk (EE. UU. Casey Karlsson (EUR. Cink Henry (EE. UU. García Olazábal (EUR. Toms Wetterich (EE. UU. Clarke Westwood (EUR. Mickelson DiMarco (EE. UU. nes desvelaron las primeras parejas. Por parte visitante no hubo demasiadas sorpresas, con el número uno mundial y Jim Furyk por un lado y Chris DiMarco y Phil Mickelson, por otro, como estandartes. Sin embargo, Ian Woosnam dejó clara una cosa: confía al máximo en los españoles para ganar los puntos decisivos. La suya fue la única pareja que no deshizo, pues alteró los dúos clásicos de los suecos y los irlandeses. Así, a Padraig Harrington le colocó con Colin Montgomerie (la es- trella local junto al más veterano) mientras que a Paul Casey (reciente vencedor del Mundial Match- Play lo arrimó con Robert Karlsson. La cuarta combinación, Darren Clarke y Lee Westwood (las dos cartas privadas del capitán) está basada en su amistad. Curiosamente, será la primera vez que Chema Olazábal y Sergio García jueguen juntos. El complemento habitual del vasco había sido Severiano, mientras que el castellonense siempre había jugado con compañeros de otras nacionalidades. Pero el reto les encanta. Hemos practicado juntos estos días y nos hemos coordinado muy bien. Además, siempre es importante poder hablar a tu pareja en el mismo idioma comentó Olazábal. Claro que me encantaría llegar al nivel que tuvieron Chema y Severiano. Ojalá podamos empezar una sociedad igual a partir de ahora deseó García. Chema (63 y Sergio (71 tienen unos porcentajes ganadores sublimes. Y quiere presionar a unos estadounidenses que tienen en David Toms un rocoso puntal, pero un Brett Wetterich al que le deben pesar los nervios.