Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22 9 2006 Madrid 37 Madrid pierde 5 millones por 100.000 inmigrantes desaparecidos del censo El Ayuntamiento abre cinco oficinas durante las mañanas de los sábados y domingos para renovar el padrón de los extranjeros b El Estado transfiere 50 euros por cada habitante, un dinero que no llegará si no figuran en el censo; los extranjeros, por su parte, pierden antigüedad en el padrón S. MEDIALDEA MADRID. La realidad y la estadística no coinciden: el número de extranjeros que recoge el padrón municipal- -actualizado a fecha 1 de enero de 2006- -no es el mismo que figura en el avance de datos censales del Instituto Nacional de Estadística (INE) Faltan 100.000. Y no es ninguna broma: la pérdida le va a costar a las arcas municipales cinco millones de euros en ingresos del Estado este año, según datos municipales. El Gobierno municipal recibe unos 50 euros de la Administración central por cada residente en la ciudad. Que desaparezcan de repente 100.000 censados se traduce en cinco millones de euros, que dejará de percibir la ciudad de Madrid de los fondos que le transfiere el Estado. El Gobierno autonómico mantiene, por este mismo asunto, una polémica con el INE, desde que éste hizo público su avance de datos censales en mayo. La renovación de los permisos de residencia origina estas filas VICTOR INCHAUSTI A la Comunidad le faltan otros 184.193 El Gobierno de Madrid fue el primero en advertir la diferencia entre sus cifras de inmigrantes y las que manejaba el INE. Según sus cálculos, son 184.193 los inmigrantes desaparecidos La cifra se eleva hasta 251.000 si se le suman los datos de los ayuntamientos. Como los ingresos que reciben las administraciones autonómica y locales de los fondos estatales se calculan en función del número de habitantes, una desbandada de estas dimensiones tiene un reflejo presupuestario importante. La Comunidad calcula que las pérdidas rondarían los 200 millones de euros anuales. FOTOS: JULIÁN DE DOMINGO van a las juntas municipales a renovar su inscripción en el padrón- -el acto tiene que ser presencial, según la normativa aplicable- -porque les supone perder una jornada de trabajo, con el coste económico que implica. Pero los efectos indeseables no son sólo económicos: también a los propios inmigrantes les perjudica no renovar su empadronamiento: pierden su antigüedad en el padrón, un elemento necesario a la hora de solicitar una vivienda pública, por ejemplo. esperando! gritaba uno de los pacientes maridos. Fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid explicaron que el procedimiento que se siguió fue el habitual. El problema es que, al ser un elevado número de personas el que debía pasar por el control de extranjería, el trámite se alargaba. Cada dos años Pero ¿cómo se pueden extraviar 100.000 personas? El asunto tiene una explicación muy prosaica y burocrática: en la ciudad vive un número muy elevado de extranjeros no comunitarios que no tienen permiso de residencia permanente. Viven en la ciudad, y están empadronados en ella, pero no han renovado su inscripción en el padrón municipal, algo que están obligados a hacer cada dos años. Muchos de estos inmigrantes no Carta recordatoria Por eso, el Ayuntamiento madrileño se envió una carta a 301.885 ciudadanos extranjeros no comunitarios recordándoles la obligación de renovar este trámite. A raíz de este envío, formalizaron su empadronamiento casi 200.000 personas. Para facilitarles la tarea, durante los próximos seis sábados y domingos, permanecerán abiertas cinco oficinas de atención al ciudadano en distintos puntos de la ciudad, en horario de 9 de la mañana a 14.00. El Ayuntamiento de Madrid iniciará también una campaña de difusión que explique la obligación de renovar el empadronamiento. Lo hará a través de hojas informativas que pondrá a disposición de las entidades públicas y sociales que trabajan más cerca de estos colectivos. Todos los esfuerzos van encaminados a que este numeroso colectivo cumpla con su obligación legal. No hacerlo perjudicaría seriamente los ingresos que reciben las arcas locales. Las oficinas que abrirán durante estos días estarán situadas en la calle Príncipe de Vergara, 142 (Chamartín) en avenida del General Fanjul, 2- A (Latina) en avenida de la Albufera, 42 (Puente de Vallecas) en la calle de los Hermanos García Noblejas, 16 (Ciudad Lineal) y en la Oficina Central de Atención al Ciudadano (plaza de la Villa, 5) Requisitos legales Asimismo, recordaron que se entrevista uno por uno a los viajeros que van en el avión. Las preguntas de rigor a las que deben contestar son la nacionalidad que tienen; comprobar que el visado está en regla; que poseen billete de vuelta; motivo del viaje; si llevan encima el dinero suficiente como para demostrar que tienen medios económicos para afrontar un viaje de este tipo, y especificar el lugar donde van a residir durante el tiempo que permanezcan en España. Eso sí, Jefatura negó rotundamente que se negase alimentos o ir al servicio a mujeres embarazadas o personas en situación delicada. Lo más importante, indicaron las fuentes policiales, es que a quienes se comprobaba que todos los requisitos estaban en regla iban saliendo del aeropuerto de manera legal. Eso sí, eran los que menos. Quienes no superaban la criba debían de esperar el próximo avión de la misma compañía que saliera a su lugar de origen. Muchos, por lo tanto, una vez más, deberían dormir en las salas del aeropuerto, custodiados por la Policía. Una menor de 16 años da a luz en una ambulancia camino del hospital M. J. Á. MADRID. La historia se ha vuelto a repetir. Lo novedoso del caso es que la madre es menor. Ayer, una inmigrante ecuatoriana dio a luz en una ambulancia del Samur camino del Hospital Doce de Octubre. La niña, que pesó 2,800 kilogramos y la madre, se encuentran perfectamente. Todo comenzó a última hora de la mañana de ayer, cuando la joven Juliana Soto Manners, de 16 años, se puso de parto. De inmediato avisó a sus compañeros de piso, otra pareja de su misma nacionalidad, para que la llevaran a la clínica en su vehículo particular. El trío se puso en marcha, y, al poco, a la altura del número 33 del paseo de Santa María de la Cabeza, se percataron de que el parto era inminente, por lo que avisaron al Samur. Eran las 14.45. A su llegada, la muchacha estaba ya coronando. por lo que, tras subirla al interior del vehículo, se produjo el alumbramiento. Ambas llegaron a su destino previsto sobre las 15.15 horas. El bebé fue trasladado a la incubadora y la madre, a planta. Precisamente, la chica había acudido el día anterior al sanatorio porque pensaba que iba a dar a luz y le dijeron que aún no había llegado el momento.