Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional EL SUMARIO DE LA OPERACIÓN MALAYA VIERNES 22 9 2006 ABC La Policía ya ha identificado siglas de personas que entregaron y recibieron dinero de Roca Los investigadores dicen que puede haber sorpresas en las averiguaciones sobre Isabel Pantoja b Tras un exhaustivo trabajo, el Juzgado ha podido conocer los nombres y apellidos que se escondían en la contabilidad secreta de la empresa Maras Asesores JOSÉ MARÍA CAMACHO MÁLAGA. El juez Miguel Ángel Torres, que instruye la operación Malaya contra la corrupción inmobiliaria e institucional en Marbella; el fiscal anticorrupción Juan Carlos López Caballero, y la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Comisaria General de Policía Judicial tienen identificadas ya algunas siglas de personas que aparecen en la contabilidad secreta de la empresa Maras Asesores propiedad del cerebro de la trama marbellí, Juan Antonio Roca, encarcelado desde el pasado mes de abril en Alhaurín de la Torre por los presuntos delitos de blanqueo de capitales, malversación, tráfico de influencia, cohecho y delito ecológico. Según ha podido saber ABC, los investigadores no descartan nuevas detenciones, aunque en las próximas horas o días no se producirá ninguna, ya que el juez Miguel Ángel Torres se encuentra de vacaciones y no reanudará su trabajo hasta el mes de octubre. El Juzgado ha podido conocer los nombres y apellidos que se esconden detrás de esas siglas tras un exhaustivo trabajo de investigación y las declaraciones realizadas por algunos implicados en la segunda fase de la operación Malaya de Marbella se inhibiera del caso Y añadió que es el juez quien debe tomar esta decisión, al tiempo que resaltó que en el campo jurídico y en el del derecho, cualquier interpretación puede ser correcta En este sentido, el pasado miércoles, la consejera de Justicia de la Junta de Andalucía, María José López, afirmó que por su formación de jurista considera que muy probablemente el ca- so Malaya vaya a la Audiencia Nacional. Hasta ahora, una de las incógnitas de este caso sigue siendo el paradero del concejal andalucista Carlos Fernández, que permanece en busca y captura desde que comenzó la segunda fase de la operación Malaya Fuentes policiales señalaron que están investigando algunas pistas, aunque de momento no hay ningún dato que conduz- ca a su detención. Se ha llegado a publicar que el ex edil marbellí está en una clínica de la Costa del Sol curándose de una culebrina (una dolencia similar a un herpes) y otros lo sitúan en países del norte de África como Marruecos o Túnez, pero todo son rumores sin fundamento alguno, según dicen en la Policía. Si supiéramos dónde está, ya estaría detenido concluyen. Abrir nuevas líneas Fuentes cercanas al caso señalaron que hay datos para emprender nuevas líneas de investigación y subrayaron que entre las personas investigadas en esta nueva fase hay algunos empresarios, que podrían declarar como imputados o testigos. Sobre la compañera sentimental del ex alcalde de Marbella Julián Muñoz, la tonadillera Isabel Pantoja, las mismas fuentes afirmaron que ha sido investigada, pero de momento no hay pruebas concluyentes contra ella. No obstante, advirtieron que puede haber sorpresas Por otra parte, el fiscal anticorrupción Juan Carlos López Caballero declaró ayer que un aspecto destacable de la operación Malaya ha sido que, por primera vez de forma presunta e indiciaria se ha podido certificar que alcaldes, concejales y funcionarios públicos cobraban dinero a promotores y constructores a cambio de permisos urbanísticos y recalificaciones de suelo. En cuanto a un posible traslado del sumario del caso Malaya a la Audiencia Nacional, el fiscal considera que por ahora no sería procedente que el Juzgado de Instrucción número cinco Uno de los caballos, ahora moribundo, que se intervinieron judicialmente a Juan Antonio Roca EFE Los caballos que el juez intervino al cerebro de la trama mueren por falta de cuidados J. M. C. MÁLAGA. Varios caballos de pura raza intervenidos judicialmente a Juan Antonio Roca han fallecido por falta de cuidados. De los 103 purasangres, valorados en más de tres millones de euros intervenidos al cerebro de la operación Malaya el pasado marzo en la finca La Caridad situada en San Pedro de Alcántara, tres ya han perecido y unos diez están en malas condiciones de salud y ofrecen una imagen sobrecogedora. Uno solo de estos caballos puede llegar a costar en el mercado medio millón de euros (unos 80 millones de pesetas) La abogada Yolanda Terciado Ortega, del despacho de abogados Francisco Baena Bocanegra, que representa a la sociedad Marqués de Velilla, propietaria de la finca, dijo que piensa denunciar lo que está ocurriendo, los animales que se encuentran allí están en un estado deplorable Reacción de asociaciones Además, las impactantes imágenes de los caballos han provocado duras reacciones en diversas organizaciones. La Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (ANPBA) pidió ayer al juez del caso, Miguel Ángel Torres, que los caballos intervenidos a Juan Antonio Roca reciban atención veterinaria inmediata El colectivo protector de animales, que calificó la situación como terrible anunció que reclama también al magistrado que se adopten medidas para que los caballos reciban alimentación y cuidados adecuados a su raza y etología, de acuerdo a la protección que les es aplicable El presidente de la asociación, Alfonso Chillerón, manifestó en un comunicado que es intolerable que estos caballos estén muriendo y sufriendo terriblemente Incluso, esta asociación ha contactado con la Jefatura de Sanidad Animal de la Dirección General de Producción Agraria de la Junta de Andalucía para que actúe y pedirá al juez que solvente esta situación y los caballos reciban la atención que urgentemente necesitan Por su parte, el presidente de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga, José Carlos Cabra, considera que la muerte de varios de los caballos de pura raza es una dejadez de los responsables y que están dispuestos a mandar comida y agua de inmediato para que alimenten a los que aún están vivos.