Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22 9 2006 Nacional 21 Un niño juega sobre un árbol arrancado por el viento en la playa de la localidad coruñesa de Muros EFE Galicia resiste la embestida de Gordon que dejó rachas de viento de hasta 184 km h El temporal provocó cuantiosos daños materiales y cuatro heridos leves b Según el INM, la borrasca abando- nó la Península por el norte y apenas rozó la Comunidad gallega, que registró intensas precipitaciones y ráfagas de viento todo el día ÉRIKA MONTAÑÉS LA CORUÑA. Con varias horas de retraso sobre el horario previsto, el huracán Gordon, convertido en tormenta tropical asociada a una borrasca, arribó al litoral gallego hacia las 7.00 horas de ayer de forma amainada. La embestida fue menor de lo esperado según el servicio de información autonómica MeteoGalicia, si bien las intensas rachas de viento, con picos que llegaron a alcanzar los 184 kilómetros por hora en el municipio coruñés de Cedeira y por encima de los 100 en ciudades como Ferrol, La Coruña y Santiago de Compostela, provocaron numerosos desperfectos materiales debido a la caída de árboles y el derrumbe de muros y tejados. También hubo cuatro heridos de consideración leve al venírseles encima diversos objetos. El peor parado fue J. M. A. V. de 48 años y agente de la Policía Nacional, que sufrió un traumatismo cranoencefálico leve cuando un árbol cayó sobre el vehículo que conducía por una carretera próxima a Arteixo (La Coruña) El herido fue trasladado de inmediato al Policlínico Santa Teresa de La Coruña y permanece consciente, sin que su estado revista gravedad. También en esta provincia atlántica, la más afectada por el temporal, se registraron otros tres heridos: un hombre tuvo que ser ingresado en el hospital Juan Canalejo de La Coruña tras ser golpeado por una teja en la cabeza cuando paseaba por la calle. En el municipio de Laracha, un varón fue golpea- do en el tórax por un objeto arrastrado por el viento; intensas ráfagas que motivaron que a una mujer que permanecía ingresada en un centro sanitario coruñés se le viniese encima una ventana y sufriese hematomas en una pierna. La red secundaria, la más afectada A pesar de esos incidentes, esta vez parece que Galicia sí estaba preparada para afrontar una anunciada adversidad medioambiental y los dispositivos de emergencias activados desde la Delegación del Gobierno en colaboración con la Xunta actuaron con celeridad para mitigar los efectos del ciclón en las poblaciones afectadas, donde los contenedores campaban a sus anchas, y, sobre todo, en la red viaria secundaria, que hubo de ser cortada en muchos puntos para retirar los árboles y el tendido eléctrico arrancado de cuajo por el vendaval. Además, la flota de bajura permaneció arramada todo el día y sólo se atre- vieron a faenar a primera hora de la mañana los pescadores de la Mariña lucense. Por su parte, AENA informó de la cancelación de nueve vuelos desde los aeropuertos de La Coruña y Santiago, aunque desde las 11.30 horas los tres aeródromos gallegos operaron con absoluta normalidad A que los efectos de Gordon no hayan sido mayores en la Comunidad gallega ha contribuido en extremo el hecho, según comentó el portavoz del Instituto Nacional de Meteorología (INM) Ángel Rivera, de que la tormenta integrada en un frente frío sólo rozó las costas gallegas durante algo más de dos horas, dejando a partir de ese momento precipitaciones de hasta 50 litros por metro cuadrado en algunos puntos y ráfagas de vientos huracanados en localidades como Cee, Corrubedo, Finisterre u Oia. Rivera coincidió con los gallegos en que una bomba meteorológica de este tipo se quedó, esta vez, en mera advertencia. Unos cien mil hogares sufrieron cortes de luz y 77 familias fueron evacuadas en Ferrol E. M. SANTIAGO. Cerca de cien mil hogares, ubicados en su mayor parte en la Costa da Morte, pasaron parte de la jornada de ayer sin suministro de luz, debido a los efectos que acarreó el paso de la tormenta Gordon en el tendido eléctrico. Fuentes de Unión Fenosa informaron de que la compañía puso a trabajar a 600 opera- rios que solucionaron averías, retiraron árboles y repusieron tendidos, hasta el punto de que a primera hora de la tarde eran 39.000 los domicilios que sufrían cortes de energía. Por otra parte, la decisión de la Xunta de suspender las clases, salvo en el nivel universitario, fue mejor acogida si cabe al comprobar cómo varios árboles se derrumbaron sobre los patios y tejados de varios institutos, como ocurrió en Oleiros y Cee. Entre las incidencias más reseñables, destacó la sufrida por el barrio de Carranza, en Ferrol, donde 77 familias fueron desalojadas a hoteles, después de que el viento derrumbase el tejado de dos inmuebles, que cayó sobre las vías colindantes.