Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22 9 2006 11 Un insecticida, la sustancia que se encontró en un piso de ETA y de un islamista del 11- M La Unión Europea condiciona las ayudas a España para inmigración a que acelere las expulsiones de ilegales A pesar de los obstáculos, la comunicación entre el PSE y Batasuna no se ha roto En el caso de que ETA rompiera la tregua, se considera la hipótesis de que lo haría sin asesinar socialistas no se ha roto Mientras, el núcleo duro que en Madrid gestiona la situación formado por el presidente, el ministro del Interior, el secretario del PSOE y el portavoz del grupo parlamentario mantienen la consigna del silencio, sólo rota para mostrar un cierto optimismo que a tenor de los acontecimientos no se acaba de corresponder con hechos tangibles. Es en este contexto en el que el lendakari, Juan José Ibarretxe, protagoniza hoy en la Cámara de Vitoria el debate sobre política general en el País Vasco. La incógnita que se cierne sobre el futuro más inmediato condiciona el alcance político de su discurso y, desde luego, el interés de los grupos está mucho más centrado en los movimientos Gobierno- ETA que en las posiciones que pueda mantener el Ejecutivo vasco. La Ertzaintza no impide el acto batasuno en Llodio, pese a la prohibición de Garzón Los agentes llegaron al lugar de la concentración cuando ésta terminaba b El fiscal pide 234 años para dos etarras del comando Andalucía por el atentado contra una furgoneta del Ejército en Granada en el que murió un peluquero N. V. M. L. G. F. MADRID VITORIA. Batasuna volvió a lanzar ayer un órdago a la Administración de Justicia, y lo hizo incumpliendo la resolución dictada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón el miércoles, y reiterada ayer mismo por este magistrado en una providencia. Batasuna no podía celebrar su asamblea local en Llodio (Álava) pero tampoco ningún acto sustitutivo como manifestaciones o concentraciones, y si así fuera la Ertzainzta estaba obligada a impedir su celebración. Batasuna, recordaba Garzón, es una formación ilegalizada cuyas actividades están suspendidas judicialmente. Por ello, no tiene capacidad para desarrollar actos públicos como entidad política. Nada de lo acordado se cumplió, de forma que no sólo una treintena de personas (algunos destacados dirigentes batasunos como Pablo Gorostiaga) burlaron la prohibición del juez y se concentraron en la plaza del pueblo a la hora acordada, sino que la Ertzainzta no hizo nada para impedir este encuentro, que contó incluso con un dicurso del coordinador de la mesa nacional de Batasuna en Álava, Hasier Arraiz. El batasuno aseguró que para la izquierda abertzale es complicado entender que existe un proceso democrático abierto cuando hay formaciones políticas que no pueden participar en igualdad de condiciones Pese a ello, la izquierda abertzale va a seguir adelante en favor de un escenario de paz, democracia y libertad por lo que, anunció, seguiremos movilizándonos y reuniéndonos informa Efe. La concentración concluyó con el El batasuno Asier Harraiz se dirige en Llodio a un grupo de simpatizantes eusko gudariak (canto al soldado vasco) y fue en este momento cuando aparecieron en la plaza tres furgonetas de la Ertzaintza, pero los agentes ni se bajaron de los vehículos. Por otra parte, la Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó ayer 234 años de prisión para Asier Ormazábal y Francisco Javier Gallaga, los miembros del comando Andalucía que el 10 de febrero de 1997 atentaron en Granada contra una furgoneta del Ejército del Aire que trasladaba a personal civil y militar de la base aérea de Armilla. Como consecuencia de la explosión ocasionada por un coche bom- EFE La peor hipótesis La información que el presidente anunció que ofrecería el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, continúa sin fecha. Ya la pasada semana se abría la posibilidad de que esta información no se suministrara a los grupos parlamentarios hasta los primeros días del mes de octubre. En la peor de las hipótesis, que es la de la ruptura del alto el fuego, la tesis más compartida en el País Vasco es que si esto llegara a ocurrir ETA no actuaría como después de la tregua del 98, matando al primero que pudiera. Se haría notar, pero de otra manera, no necesariamente volviendo a matar Tres furgones de la Ertzaintza aparecieron al término del acto y los agentes ni siquiera se apearon ba murió el peluquero Domingo Puente Marín, de 52 años de edad, y resultaron heridas otras 17 personas, lo que el fiscal considera 17 tentativas de asesinato. Ni Gallaga ni Ormazábal (el más joven de los dos) quisieron declarar ayer en el juicio que se celebró en la Audiencia Nacional, aunque el segundo ratificó su pertenencia a ETA y aseguró que asume todas las acciones de la banda terrorista, incluida ésta. Tampoco el tercer miembro del comando en aquel tiempo, el ya condenado por estos hechos José Luis Barrios (asesino del matrimonio Jiménez Becerril) quiso declarar, a lo que él sí estaba obligado como testigo. Esta circunstancia motivó que se dedujera testimonio por denegación de auxilio a la Justicia. La Fiscalía añadió a su escrito la solicitud de que ninguno de los dos acusados pueda acercarse al lugar de residencia de las víctimas hasta cinco años después de que cumplan condena.