Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión VIERNES 22 9 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. CONDUCIR ES COSA DE HOMBRES D ICEN las estadísticas- -ya saben, ese absurdo matrimonio del capricho y la aritmética que decía Raiberti- -que el 86 por ciento de los conductores sancionados con puntos del carné son hombres. Desde su implantación, hace menos de tres meses, son ya 265 los varones que pueden quedarse sin carné tras perder los 12 puntos de crédito y hay alguno que podría perder hasta 44. Las infracLUIS IGNACIO cionesnotificaPARADA das superan la cifra 62.000. Pero esa estadística, que incluye el controvertido dato de que el 86,7 por ciento de los denunciados son hombres y sólo el 13,3 mujeres, no sirve científicamente para demostrar que los hombres infringen más la ley de Seguridad Vial que las mujeres. Probablemente, las mujeres al volante son más respetuosas con las normas de tráfico; menos soberbias, menos agresivas; no necesitan demostrar ni demostrarse nada. Así lo entendieron los publicitarios que en agosto de 1888 publicaron un anuncio en el que Berta Ringer, esposa del fabricante Karl Benz y primera automovilista de la Historia, aparecía al volante después de recorrer 200 kilómetros para demostrar que el invento funcionaba y podría revolucionar el planeta. Puede que las mujeres cometan menos infracciones. Pero eso no puede deducirse del número de sanciones. Primero, porque sería necesario saber cuántos hombres y cuántas mujeres han conducido durante el período analizado. Segundo, porque resultaría preciso conocer el número de kilómetros recorridos por unos y otras. Tercero, porque no se puede demostrar que el número de sanciones corresponda al de infracciones. Cuarto, y último, porque podría ocurrir que los agentes de tráfico alertados por los radares hubieran sido más tolerantes con las damas que con los caballeros. No es probable, pero la simple posibilidad aconseja no extraer conclusiones sexistas sin sustento técnico. El esfuerzo que está haciendo la DGT para apuntarse un éxito no debe olvidar que lo único que demuestra esa estadística es que las mujeres han sido menos multadas que los hombres. En defensa del Papa En no pocas ocasiones estoy tentada de poner mi granito de arena a modo de carta al director ante la desazón que provoca escuchar las noticias y ver cuánta gente campa a sus anchas por los caminos de la tontería y la falacia, pero los ataques al Papa me parecen la gota que colma el vaso de la sinrazón y la falta de respeto. Las preguntas que cabe hacerse son: ¿realmente han escuchado o leído sus palabras? ¿Se puede estar en contra del diálogo y de la no violencia para defender los ideales religiosos? ¿Podemos consentir que nos nieguen la libertad de expresión y la libertad de expresar nuestras ideas y convicciones? La fe no es eso y la religión bien entendida, tampoco. M Gloria Hernández Serrano Palma de Mallorca Veinticinco años de Ibarra Me parece que vale la pena, cuando alguien ha estado durante tanto tiempo gobernando, intentar hacer balance. Es evidente, por todo lo que he leído durante todos estos años, que es una de las comunidades que salen más beneficiadas- -si no la que más- -de la solidaridad del resto de las comunidades autónomas. Es decir, es de las que más recibe de los impuestos que pagan el resto de los españoles. Y eso no es malo. Pero se trata de ver cómo ha utilizado el Gobierno del señor Ibarra ese dinero. Hace unos diez meses salió en los periódicos que en Extremadura había, ¡todavía! un 46 por ciento de funcionarios. No parece que el señor Ibarra se haya preocupado mucho de fomentar que se creen empresas, viveros para que salgan otras nuevas, que se den becas para que los extremeños vayan a hacer máster en dirección de empresas y puedan volver para crearlas y dirigirlas, que se hagan máster sobre esos temas para promover que salgan emprendedores. Ha tenido veinticinco años para adoptar un plan estratégico para toda su comunidad, para hacer que el porcentaje del sector productivo fuera mucho mayor y que se crearan gran cantidad de nuevos puestos de trabajo en ese sector. Pero no, parece que ha sido más importante seguir viviendo a expensas de los demás sin darle mayor importancia a este tema. Como ocurre en ciertos sectores de España, se trata de que mamá Estado nos resuelva los problemas. Eso sí, a pesar de que el resto del país les ha ayudado, no ha tenido empacho en decir, lo leo hoy citado en el periódico, ¿se puede ser tan cretino? ¡Que se metan los cuartos donde les quepan! y un sinfín de lindezas a las que nos ha tenido acostumbrados. Carles Clavell. Tarragona ha dañado gravemente la estructura del edificio, sino que a la vista de cómo está, resulta preocupante la situación de los frescos de Lucas Jordán. Eva de la Puente González Las Rozas (Madrid) Reforma de la ONU Con la preocupación de quienes aún creen que la Organización de Naciones Unidas, ONU, puede ser el escenario para conseguir la paz del mundo, y de aquéllos que la aprovechan para ventilar sus afanes bélicos o de protagonismo, avanza en Nueva York la 61 asamblea del organismo. La comunidad internacional ya empieza a entender que su reforma es una necesidad impostergable si se quiere mantener alejado el fantasma de la guerra mundial. En los últimos años ha habido conflictos regionales e internacionales, en los que la presencia de la ONU ha brillado por su ausencia y donde las palabras conciliadoras de su secretario general han sido acalladas por las balas y la incomprensión. Los atentados contra Estados Unidos, las invasiones de Afganistán, Irak y Líbano, el conflicto entre Israel y Palestina, el drama de Darfur en Sudán, la tragedia del hambre, la pobreza y el sida que vive África, o la amenaza nuclear en Corea del Norte son algunas de las preocupaciones que se ciernen sobre la humanidad. Y en ellas, el papel de la organización, creada en 1945 para procurar la concordia en el planeta, parece extinguirse sin remedio. Por eso, la 61 asamblea no pasará a la historia por su aporte a la reconciliación entre el mundo occidental y el que se orienta en el islam; tampoco será célebre por conseguir que Irán detenga sus intentos para construir una bomba atómica. Y mucho menos por resolver el eterno conflicto en Oriente Medio. Como van las cosas, las siniestras alusiones de George W. Bush al terrorismo y el mal, y el discurso de Hugo Chávez, lleno de palabras rimbombantes y de alusiones grotescas, opacarán las intervenciones de los líderes que quieren aportar a la pacificación del orbe y a la solución de los problemas que agobian a la especie humana. Monserrat Nadal i Bonet Barcelona El peligro inminente de los transgénicos De tanta laxitud en las normas europeas, que se pliegan a los intereses de las empresas del sector, ha ocurrido el primer problema importante: se ha introducido en la cadena de distribución de arroz, el arroz transgénico LL 601, cuyo uso está prohibido hasta en Estados Unidos, que ya es decir. Y lo tenemos aquí, en esta Europa que rebaja los controles y normativas para que nos alimentemos con transgénicos, o sea, con alimentos artificiales. Ante este peligro real, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) dice, y no se sonroja, que este arroz no supone un riesgo inminente Es decir, que mañana no nos pasará nada, eso sería lo inminente. ¿Qué pasará con las contaminaciones genéticas que ya se están produciendo? No dicen nada de eso. Quizás el riesgo inminente sean sus dirigentes, que hacen oídos sordos a los estudios con animales que demuestran los efectos letales de estos alimentos, mientras se parapetan ante la inminencia de su próxima nómina pagada con nuestros impuestos. Emilio Iglesias Delgado Sevilla La ministra y el Casón del Retiro Leo en ABC del miércoles 20 de septiembre de 2006 las declaraciones de la ministra de Cultura en las que se sorprende de que la colección de pintura española del siglo XIX volviese al Casón del Buen Retiro ya que, según su brillante apreciación, las grandes piezas del siglo XIX no caben. Ignora la ministra que la pintura española del siglo XIX ha estado en el Casón desde 1971 y, a partir de 1981, com- partiendo espacio con el Guernica con los trabajos preparatorios del mismo, así como con el Sueño y Mentira de Franco La ignorancia es osada, pero no es mucho pedir a un ministro que se informe correctamente. Desde aquí le recomiendo la guía del Casón, publicada en 1986 en la que puede comprobar la cantidad y el tamaño de las obras allí explicadas. El problema del Casón es una innecesaria y nefasta rehabilitación que se quiere ocultar a la opinión pública. No sólo sospechamos que se