Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 Deportes JUEVES 21 9 2006 ABC La Policía italiana registra 36 casas en una redada antidopaje AGENCIAS ROMA. La conexión transalpina de la Operación Puerto -el mayor golpe al dopaje en España- -provocó ayer una ola de registros a domicilios en Italia. La Policía local investigó 36 casas particulares y gimnasios por todo el país, a petición de la Fiscalía de Bérgamo. Una de ellas pertenece a Luca Paolini, ciclista del Liquigas que ganó la duodécima etapa de la Vuelta recién terminada. Desde que se desató la Operación Puerto las autoridades españolas investigaron las conexiones de Eufemiano Fuentes con una célula en Italia. De ahí surgió la supuesta implicación de Ivan Basso- -el ganador del último Giro- -con el tráfico de sustancias dopantes y la apertura de diligencias de la fiscal de Bérgamo, María Cristina Rota, a cuatro ciclistas españoles, Beloki, Vicioso, Serrano y Unai Osa. La misma fiscal fue la que ayer decretó la redada que afectó a ciclistas y usuarios de gimnasio. Uno de los corredores, Paolini, estaba en Varese (al norte del país) donde la selección italiana está concentrada para el Mundial de fondo en carretera que se celebra el domingo. A media tarde el corredor tuvo que dejar la concentración de la selección italiana al ser informado de que los carabinieri habían entrado en su casa. Después del viaje de cinco horas, Paolini regresó al hotel del combinado de Ballerini y se reintegró a la disciplina del grupo. A diferencia de lo que sucede en España, a la espera de la Ley Antidopaje, la legislación italiana es muy severa y prevé penas de cárcel para los deportistas que se dopan. La Ryder Cup es un desafío entre el golf estadounidense y el europeo que produce más de 20 millones de euros de beneficios. Pero ni un euro es para los profesionales, los mejores del mundo, que se retan sólo por placer a partir de mañana en el K- Club El honor y unas pintas de cerveza TEXTO MIGUEL ÁNGEL BARBERO En Alemania implican a Valverde En Alemania, el periódico muniqués Suddeustchen Zeitung implicó al murciano Alejandro Valverde en la Operación Puerto Noticia que adquirió amplio eco en el país, sensible a los escándalos después de la relación de Jan Ullrich con Eufemiano Fuentes, descrita en la Operación Puerto La información del Suddeustchen se titula Cazado por su perro y abunda en las anotaciones de Eufemiano, en las que se recogían bolsas de sangre en una nevera en mayo de 2004. En el estante 1, se habrían identificado bolsas de Ullrich o Basso. En el estante 5 había una anotación, 18- Valv. (Piti) La prensa germana considera que Valv. es la abreviatura de Valverde y explica que Piti es el nombre del perro del ciclista. La Guardia Civil no ha podido, sin embargo, identificar a Valverde en la relación con Eufemiano. STRAFFAN (IRLANDA) En un mundo mercantilizado al máximo es difícil encontrar retos en los que el honor sea la principal motivación de los participantes. Por eso, que algunos de los deportistas mejor pagados del orbe decidan olvidar su cuenta corriente durante una semana tiene su trascendencia. La Ryder Cup surgió como un duelo de honor entre Estados Unidos y Gran Bretaña y con el tiempo se ha ampliado a una lucha entre los estadounidenses y los europeos, aunque sin perder su esencia. No juegan por dinero, sino por un trofeo. Como en los orígenes. Eso sí, con la importancia que ha ganado la competición hoy en día los millones que se mueven vuelven loco a más de uno. Y no dejan de escucharse voces por parte de algunos protagonistas (sobre todo americanos) reclamando la parte del pastel que les toca. A lo que de inmediato replican los del Viejo Continente diciendo que así son las reglas del juego y así deben continuar. Es la esencia del torneo. Los beneficios estimados de 20 millones de euros se repartirán entre el Circuito Americano, el Circuito Europeo y la PGA Británica, además de una parte que se destinará a beneficencia. Para los jugadores sólo queda hacer equipo, pasarlo bien y batir al rival. El ambiente es estupendo entre los nuestros- -dice Ian Woosnam, capitán europeo- Estamos jugando mucho el campo y voy emparejando a los chicos por nacionalidades, para que se sientan más cómodos. Se están apostando entre 50 y 100 euros y hay mucha motivación en las prácticas Pero la parte principal de su estrategia no la elabora en el vestuario, sino en el bar, algo muy propio por su parte. Anoche tuvimos una reunión muy agradable, les dije algunas cosas que pensaba y ellos también expresaron su opinión, nos divertimos y tomamos algunas cervezas. Todos parecen muy contentos Esta querencia por los pubs irlandeses también les tira a los que vienen del otro lado del Atlántico. Según su Tiger Woods y sus compañeros americanos siguen el vuelo de una bola capitán, Tom Lehman, son doce niños grandes que van de viaje juntos. Anoche cenamos una barbacoa irlandesa, cantamos y bebimos Guiness EPA Por encima de la historia Lo que está claro es que el espíritu que creó Samuel Ryder en 1927 (institucionalizar los retos que se producían de modo espontáneo entre americanos y británicos después de cada Open en las Islas) se sigue conservando a pesar de los avatares de la historia. La Copa ha podido con todo. Desde servir de homenaje al infortunado Abe Mitchell (entrenador privado del promotor, conocido como el mejor jugador que se haya quedado sin ganar el British y que se perdió la primera edición por una apendicitis) a la absurda eliminación de Sam Snead, que se quedó fuera de la edición de 1961 por participar inocentemente en un Pro- Am mes y medio antes, algo entonces prohibido; desde los problemas de financiación de las primeras ediciones (se hacían suscripciones públicas para sufragar los viajes transatlánticos que no siempre se cubrían) hasta el parón producido por la II Guerra Mundial; desde el percance aéreo de los británicos en 1959 (con el recuerdo del sufrido por el Manchester un año antes) que afortunadamente se saldó sólo con algunos chichones y ataques de nervios, al aplazamiento de la edición de 2001 a causa de los atentados de las Torres Gemelas. Desde ese momento, la competición pasó a jugarse en los años pares. Mañana, en el elitista K- Club cercano a Dublín, volverán a verse las caras. Y a jugarse las cervezas del final. El efecto Ballesteros sigue marcando el torneo Parece mentira lo que una sola persona puede significar para una competición. Claro que si se llama Severiano Ballesteros y hablamos de la Ryder es fácil comprender su protagonismo. Aunque en principio los duelos internacionales estuvieron igualados, pronto la superioridad estadounidense fue total. De modo que fue la cita fue perdiendo interés y en 1973 se decidió reforzar a los británicos con jugadores irlandeses. Mas no fue suficiente. Menos mal que en 1979 un joven español revolucionó todas las estructuras. Acababa de ganar su primer Open Británico y forzó la apertura del torneo a todos los países europeos. El Viejo Continente lo entendió como algo suyo y los norteamericanos empezaron a sentirlo en sus carnes. Con un balance impresionante (61 de victorias como jugador y un triunfo como capitán en Valderrama 97) abrió el camino del éxito. Desde entonces, Europa ha ganado siete veces por seis derrotas y la pareja del cántabro con Chema Olazábal se convirtió en la mejor de todos los tiempos (sólo perdieron dos de sus quince partidos) Además, logró que el torneo saliera por fin de Gran Bretaña. Hasta el momento diez españoles tienen categoría Ryder Ballesteros (8 ediciones) Olazábal (7) José María Cañizares y Sergio García (4) Manuel Piñero, Pepín Rivero y Miguel Ángel Jiménez (2) y Antonio Garrido, Ignacio Garrido y Miguel Ángel Martín (1) aunque este último no llegó a jugar por lesión.