Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 21 9 2006 89 Deportes Un aliado de Villar se enfrenta a la suspensión por malversación El presidente de la Gallega, Julio Meana, debe responder ante los indicios de utilización indebida de los fondos del ente federativo JOSE LUIS JIMÉNEZ SANTIAGO. El presidente de la Federación Gallega de Fútbol (FGF) Julio Meana, uno de los activos de Ángel María Villar en la RFEF, se enfrenta a una posible suspensión cautelar de sus funciones, decisión que estudiará mañana el Comité Gallego de Justicia Deportiva (CGJD) después de que la Xunta encontrase claros indicios de utilización indebida de fondos públicos en las cuentas del ente federativo. La denuncia la realizó el pasado lunes la Asociación de Clubes Gallegos de Fútbol- -que congrega a 42 equipos de Tercera y Preferente- -al presentar ante el director general de Deportes de la Xunta, Santiago Domínguez, un completo dossier de facturas de la FGF de los últimos años. Tras estudiar la documentación, el máximo responsable del deporte gallego anunció el martes que trasladaba de urgencia el caso al CGJD, por entender que puede darse la incorrecta utilización de fondos tanto públicos- -a través de las subvenciones que la Federación recibe de la Xunta- -como privados hecho que constituye una infracción muy grave en los propios estatutos federativos. No vamos a mirar a otro lado garantizó el martes Domínguez, quien ayer remitió toda la documentación que obraba en su poder al CGJD, que se reunirá mañana. Además, el director general ha pedido celeridad a los responsables de la Justicia deportiva en Galicia, si bien fuentes consultadas estiman que podrían tardar una o dos semanas en tomar una decisión que a la vista de los hechos podría ser una suspensión cautelar del presidente y su secretario general- -Ramón de Llano- -hasta que se esclarezca la situación No fue la única decisión adoptada por la Xunta, ya que el martes congeló temporalmente las subvenciones públicas a la Federación, un ente con dos millones de presupuesto anuales, a la espera de lo que dictamine el Comité. Precisamente ayer, Santiago Domínguez mantuvo un encuentro con Julio Meana en el que le pidió formalmente su dimisión y el cese de su mano derecha, Ramón de Llano, por el bien del fútbol gallego en un año electoral en el seno de la Federación. Laporta obliga a aprender catalán a los jugadores extranjeros o de otras comunidades bajo contrato Los gastos de la discordia Gratificaciones. Meana pagó 1.818,21 euros a los empleados de la Federación cuando salió reelegido presidente en 2003 siguiendo el ejemplo de Villar en Madrid aseguran sus colaboradores. De Llano cobró 15.000 euros en gratificaciones en el año 2005. Talleres. La Federación costeó dos cambios de neumáticos (1.250 euros) y un kit de suspensiones de 1.122,97 euros del coche del secretario general. Dietas. Ramón de Llano llegó a facturarle a la Federación en un mismo día un viaje a Pontevedra (104,30 euros) y otro a Lugo (154,20) ciudad en la que pagó además cinco habitaciones en un hotel de cuatro estrellas por valor de 324,20 euros. Vinos y cenas. Dos degustaciones de vino en febrero y mayo de 2005 con un coste total de 1.400 euros. En 2001 Meana asistió con su Junta a la comida del Trofeo Teresa Herrera y después pasó una factura de 120,20 euros por gastos varios presidente de la Asociación de Clubes Gallegos, Plácido Díaz, de actuar por enemistad personal hacia Meana por no saludarle un día en Orense También se defiende asegurando que Díaz hizo públicas las denuncias buscando paralizar el proceso electoral. Una de los argumentos esgrimidos por De Llano es que la Federación Gallega ha obrado a imagen y semejanza de la Española, y que el dinero empleado no procedía de cauces públicos, sino de fondos privados. Fuentes de la Administración consultadas señalaron a ABC que ilegal no es nada de lo presentado, otra cosa es que sea un despilfarro, porque hay facturas de todo tipo Santiago Domínguez, tras tomar posesión el pasado año, encargó auditar las cuentas de todas las federaciones deportivas gallegas, aunque igual esto no era fácil de detectar explicaron las citadas fuentes, que puntualizaron que los análisis de las cuentas todavía no han finalizado Julio Meana sigue una particular política de gastos Uno de los principales beneficiarios de las facturas sería el secretario general de la FGF, Ramón de Llano, cuyo sueldo como funcionario alcanza según convenio los 18 millones de pesetas, superior incluso al del propio presidente de la Xunta. A su favor se auto- ABC rizaron numerosos pagos, y el acusado se defiende argumentando que todo es legal y normal Mientras Meana guarda silencio, De Llano reta a los denunciantes a que acudan a los juzgados si ven trazas de delitos. El secretario general acusa al Borrás del Barrio y Maté, dos antecedentes El ex árbitro fue inhabilitado de la Balear, pero siguió como directivo de la Federación; un error de forma impide incapacitar al dirigente castellano J. M. AGUILÓ MALLORCA. El intrincado mundo federativo y las conexiones de Ángel Villar tienen dos precursores en el tiempo, Antonio Borrás del Barrio, ex árbitro y ex presidente de la Federación Balear de Fútbol, y Marcelino Maté, actual presidente de la Federación Castellano- leonesa. Antonio Borrás del Barrio fue inhabilitado para ejercer como presidente de la Balear por el incumplimiento de una resolución del Comité Balear de Disciplina Deportiva que le prohibía En principio, todo es legal Meana, por su parte, dijo desconocer la documentación aportada por los denunciantes y avanzó que la pediría a sus colaboradores, al tiempo que comentó, a la salida de la reunión con Domínguez, que se tomaría un tiempo para reflexionar organizar competiciones territoriales de fútbol sala. Sin embargo, el antiguo árbitro siguió funcionando como directivo de la Federación Española, al mando de Villar. Finalmente fue imputado por el Juzgado 47 de Madrid junto a Ángel Villar, los vicepresidentes Juan Padrón y Juan Espino y el administrador José María Castillón. Por lo que respecta a Marcelino Maté, más de lo mismo. Sigue presidiendo la Federación de Castilla y León pese a que un expediente le sanciona por permitir el ascenso de un equipo que incurrió en alineación indebida en el 2005. El proceso sancionador se abrió hace seis meses, después de que Maté desatendiera la orden del Comité Superior de Disciplina Deportiva para que la Federación dejara sin efecto el ascenso del Corrales zamorano a Regional de Aficionados. Este equipo había realizado una alineación indebida en un partido de la liguilla de ascenso en la temporada 2004- 2005, lo que suponía el ascenso automático del Zamora. El expediente sancionador que se le abrió a Maté hace seis meses ha caducado y por tanto los efectos que hubiera tenido no se pueden ejecutar. Este hecho, que impide su inhabilitación, no implica que el motivo por el que se le abriera el expediente esté en el olvido. Según fuentes del Comité de Disciplina Deportiva de Castilla y León, en breve el proceso se reabrirá y se llevará a cabo con mayor celeridad Maté ha arremetido contra el organismo que le expedientó. Considera que no trabaja con equidad.