Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 21 9 2006 Madrid 39 Dos médicos del Severo Ochoa reconocen que sedaron a pacientes sin tratarles Los facultativos insisten en que los enfermos ingresaron en estado agónico mantiene que hubo mala praxis y que la administración de tranquilizantes fue excesiva y la causante de, al menos, 15 muertes en el centro CARLOS HIDALGO MADRID. Los médicos del Hospital Severo Ochoa de Leganés Juan Andrés Bernardo Aranda y Jorge Olalla Linares prestaron ayer declaración en el juzgado de instrucción número 7 de la localidad. Era su turno para explicar las circunstancias en que se desarrollaron cinco de los 15 casos de sedaciones presuntamente irregulares y que desembocaron en la muerte de sendos pacientes entre los años 2003 y 2004. Durante su declaración, ambos facultativos insistieron, como ya lo hicieron los dos médicos que declararon anteriormente- -entre ellos, Luis Montes, entonces jefe de servicio de Urgencias- en que los casos tratados correspondían a pacientes en situación agónica. Sin embargo, el informe pericial del Colegio de Médicos de Madrid detalla que no era así. Las dos historias médicas más polémicas corresponden a casos en los que la sedación, según los expertos del Colegio de Médicos, estaba contraindicada. Bernardo y Olalla reconocieron ante el juez que no trataron a esos pacientes de sus dolencias- -principalmente, infecciones- Se encontraban en estado de agonía y terminalidad, donde es imposible hacer nada por el paciente, salvo aliviarles el dolor indicó el abogado de los dos médicos, Ramiro Urioste, al término de las declaraciones. No se ha tenido en cuenta que algunos pacientes tenían asepsia grave y fallos multiorgánicos añadió. El letrado defendió que sus clientes no cometieron mala praxis médica y achacó las acusaciones a errores graves cometidos por el Colegio de Médicos en su informe Entre las irregularidades de las que culpó al documento de los peritos, según él, está un error de fechas o que se dice que no se ha administrado un medicamento a un enfermo, cuando consta en el historial médico que sí Por ello, el abogado confía en que se archive el caso. Nada que ver con la opinión del abogado de la Asociación de Víctimas Sanitarias (Avinesa) Rafael Martín Bueno, una de las acusaciones populares, cuyas preguntas no encontraron respuesta por parte de los médicos. Martín Bueno insistió en que las dosis administradas fueron excesivas e hizo hincapié en que ni siquiera se llegó a dar tratamiento a algunas de las personas que fallecieron. Han reconocido que las infecciones no se trataron, sino que se pasó directamente a la sedación relató el abogado de Avinesa. Las cinco historias médicas analizab La acusación popular El abogado de Avinesa criticó que no se medicara a los enfermos y pasaran directamente a la sedación José Luis Pérez Ráez, culpó de lo ocurrido al consejero de Presidencia, Francisco Granados. Éste calificó al edil de fascista indica Ep. Desde Génova- -dijo Ráez- -movilizó a todos los concejales del PP de Madrid porque le preocupa salvar el tipo de Lamela consejero de Sanidad y Consumo Además, Pérez Ráez anunció que se querellará contra la portavoz del PP en el Ayuntamiento, Guadalupe Bragado, por haberle acusado de malversación de fondos públicos al, según la concejal, haber utilizado dinero público para animar a asistir a las manifestaciones de los sindicatos contra el proceso abierto por las sedaciones. das ayer ante el juez y el fiscal son las siguientes: 28963, 144998 y 548000 (contraindicadas, según el informe pericial) 54562 (no valorada) y 126212 (excesiva) Las tres primeras constituyen los casos más graves, puesto que, según el informe de los expertos del Colegio de Médicos, la historia clínica no documenta suficientemente una enfermedad terminal, por lo que se considera pertinente que se hubiese seguido un tratamiento específico, en vez de aplicarse la sedación terminal. Eran pacientes que, si tenían alguna posibilidad de superar el evento que generó su ingreso, la sedación ter- minal eliminó la posible expectativa de supervivencia. Esta conducta- -relata el informe- -constituye una mala práctica médica Los casos de sedaciones contraindicadas referidos en la declaración de ayer son los de un varón de 78 años, una mujer de 91 años y otra de 80. Y, mientras, más tensión política Entretanto, la resaca por los enfrentamientos verbales y físicos del martes entre partidarios y detractores de Montes y su equipo continuaba sirviendo de ariete para los dos principales partidos políticos en Madrid. El alcalde de Leganés, el socialista El doctor Luis Montes, ayer, ante la sede judicial de Leganés mientras declaraban dos ex compañeros del hospital IGNACIO GIL Avinesa presentará pronto una nueva prueba irrefutable La Asociación de Víctimas de Negligencias Sanitarias (Avinesa) que actúa como una de las acusaciones populares en el caso Severo Ochoa se guarda un as en la manga. Muy pronto presentará una prueba que considera irrefutable para constatar, por un lado, lo que sus integrantes consideran un error en la utilización del baremo para decidir si eran necesarias las sedaciones o no; y, por otro, para corroborar la relación causa- efecto entre la administración de los sedantes y las defunciones. Así lo indicaron a ABC fuentes de la asociación. Durante sus declaraciones ante el juez, los médicos del Severo Ochoa afirmaron que utilizaban un baremo de hasta 12 puntos para decretar el estado de agonía y de necesidad de ser sedados de los pacientes que llegaban al hospital en peores condiciones. La adquisición de puntos dependía, entre otras cosas, de la edad del enfermo y de la patología que presentaba. Si sumaba más de 7 puntos, según se declaró, eran sometidos a algún tipo de sedación. Hasta el momento, son cuatro los médicos que han sido interrogados en el juzgado de instrucción número 7 de Leganés. Quedan otros cuatro, que lo harán a partir del próximo lunes. Además, el primer día de citaciones también lo hizo, aunque en calidad de testigo, la supervisora de Enfermería, Paloma Martín Carrasco. En total, se están investigando por parte del juez y el fiscal un total de 15 historias médicas, de las que cuatro, según el informe de los médicos encargado por el Colegio de Madrid, se corresponden con sedaciones contraindicadas. Otras diez son, a su juicio, excesivas en sus dosis, mientras que una última no había sido valorada. El futuro de la polémica está aún en el aire.