Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional LA INVESTIGACIÓN DEL 11- M INFORME POLICIAL (III) JUEVES 21 9 2006 ABC La Policía califica de ridículas las revelaciones de Nayo sobre la trama asturiana y ETA El delincuente aseguró que Trashorras y Toro tenían la intención de vender explosivos a la banda b Los teóricos de la conspiración dan un enorme valor a un testimonio que es descalificado por los investigadores y que el juez pone en cuarentena D. MARTÍNEZ, P. MUÑOZ MADRID. Los extremos que en el mencionado artículo se recogen carecen completamente de fundamento Esta es la conclusión del tercer informe de la Comisaría General de Información sobre las dudas planteadas por El mundo y aireadas por la Cope en este caso acerca de las declaraciones que hizo al rotativo el delincuente José Ignacio Fernández Díaz, alias Nayo Este individuo aseguró que Emilio Suárez Trashorras y Antonio Toro tenían la intención de vender explosivos a ETA y aseguró que los más de 200 kilos de Goma 2 que habían sacado de la Mina Conchita los iban a cambiar por armas. Los explosivos iban a acabar en manos de ETA afirmó Nayo quien tiene pendiente una orden de busca y captura dictada por un juzgado de Avilés y que desde 2003 se encuentra en ignorado paradero. Como a cualquier afirmación, por insólita que sea, que intente vincular a ETA con el 11- M, El mundo y la cadena Cope la dieron una credibilidad total, al igual que sucedió con las manifestaciones de Lavandera -este individuo se ha llegado a invertar un supuesto intento de asesinato- -y las del propio Trashorras. En concreto, sobre el relato de Nayo la Policía lo califica de ridículo En su informe sobre este asunto, al que ha tenido acceso ABC, la Policía asegura que el aprovisionamiento de armas y explosivos de ETA está en manos del aparato logística que se abastece en el mercado negro internacional o a través de robos en fábricas francesas. Más aún: la Comisaría General de Información subraya que ETA nunca ha puesto en manos de delincuentes comunes este cometido. Además, la Policía ha constatado, y así se lo hace saber al juez Del Olmo, que ETA, en los últimos diez años, no ha utilizado dinamita Goma 2, precisamente el tipo de explosivo al que tenía acceso la trama asturiana. El informe detalla que desde 1996 los etarras no sólo no han empleado este material para cometer atentados sino que tampoco a sus comandos se les ha intervenido Goma 2. El documento elaborado por los expertos antiterroristas recoge los últimos datos sobre la utilización o incautación de composiciones explosivas del tipo Goma en poder de ETA. Así, señala que en abril de 1995 se halló en la localidad francesa de Jatxou un depósito de explosivo que contenía cajas de plástico con la incripción 6 TSK 7 Goma 250 ZMK explosiboa así como ETA robó en marzo de 2001 en un fábrica de Grenoble (Francia) 1.650 kilos de dinamita Titadyne una barra de 250 gramos de Goma. El segundo caso se registró en diciembre de ese mismo año cuando la Ertzaintza intervino al comando Araba integrado entonces por Agustín Almaraz Larrañaga y José Ignacio Alonso Rubio una bolsa que contenía cuatro cartuchos de explosivo Goma. me un recorrido sobre la composición de las bombas utilizadas por la banda en diferentes periodos. Así, señala que antes de asaltar en septiembre de 1999 el polvorín de Plevin los terroristas usaban en sus atentados amonal y amosal. A partir de esa fecha, confeccionaron sus artefactos con la dinamita Tytadine que habían sustraído en la mencionada localidad francesa. Posteriormente alternaron esta sustancia con cloratita de fabricación propia y amonal improvisado. Por todo ello, la Policía llega a una conclusión que es demoledora en cuanto a la verosimilitud de lo declarado AFP Libro bomba En junio de 1996 ETA envió un libro bomba al presidente de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, José Antonio Jiménez Alfaro. El artefacto contenía cien gramos de Goma 2 y un detonador eléctrico. El último caso se produjo en julio de ese mismo año cuando fue detenido en Francia el responsable del aparato de logística de ETA Julián Achurra Egurola. En una granja la Policía gala encontró kilo y medio de dinamita Goma. La Policía recoge igualmente en su minucioso informe que en 1998 encontró Goma 2 en avanzado estado de descomposición en un artefacto explosivo que estaba situado en la cámara de aire de la cuarta planta del Hotel Tryp Guadalmar, en Málaga. Fueron unos obreros que hacían unas reformas en el establecimiento los que encontraron el artefacto. Asimismo, incluye el documento el hallazgo en 1995 en la playa de Postiguet, en Alicante, de un artefacto explosivo que ETA había colocado casi una década antes. Fueron también unos trabajadores los que localizaron la bomba. Para demostrar que ETA no precisaba de Trashorras para abastecerse de explosivo, la Policía hace en su infor- por el delincuente Nayo ya que en 2002, cuando este individuo sitúa la intención de mantener contactos de Toro y Trashorras con ETA, la banda disponía de un importante arsenal armamentístico, pudiendo cifrar la disposición de material explosivo en una cantidad aproximada a los 2.000 2.500 kilos de dinamita Tytadine, resultante de varios robos, entre ellos Plevin y Grenoble Por todo ello, la Policía señala que resultaría ridículo suponer que ETA tuviera necesidad de adquirir Goma 2 de la facilitada por el ex minero Trashorras. Más evidencias Los agentes recuerdan que desde 1996 la banda no utiliza Goma 2 y tampoco se le ha intervenido En 2002, cuando Nayo dice que Trashorras tuvo contacto con ETA, ésta tenía 2,5 toneladas de explosivo El mundo de la delincuencia jamás ha sido vía de abastecimiento para los etarras, según el informe Uno de los hechos que evidencia esta disposición de material explosivo por parte de ETA- -dice el análisis- -es el total utilizado en los atentados perpetrados desde la salida de prisión de este informador- -se refiere a Nayo -hasta mediados de 2004 En concreto, en ese periodo de tiempo la banda empleó 600 kilos de cloratita y más de 120 de Tytadine, de las casi dos toneladas y media que disponía en aquella época. Ante ello, la Policía concluye que la banda ETA tenía explosivo suficiente y, por tanto, es ridículo pensar que recurriera a un ex minero delincuente y al cuñado de éste. Por último, en el documento se recuerda que en abril de 2005 la banda criminal asaltó un almacén de productos químicos en la región de Poitiers y robó 400 kilos de clorato sódico, un componente de la cloratita. Además, en 2004 fueron sustraídos también en Francia 1.200 kilos de nitrato amónico fertilizante que se emplea para la fabricación de explosivos.