Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 JUEVES 21 9 2006 ABC Nacional Canarias alerta de que a 6.000 inmigrantes les vencen ya los 40 días de internamiento Se tendrían que fletar cerca de cuarenta vuelos a la Península para evitar que queden libres b Cuatro subsaharianos se fugaron el martes del centro de retención de Las Raíces, aunque fueron detenidos. Sólo ocho agentes vigilan a 3.400 personas B. SAGASTUME P. ALCALÁ SANTA CRUZ LAS PALMAS. El consejero de Presidencia y Justicia del Gobierno de Canarias ha advertido que unos 6.000 inmigrantes concluyen en los próximos días el periodo máximo de retención en los centros, y por ello se verán obligados a salir a la calle ante la imposibilidad de repatriarlos o derivarlos. Pese a que esta afirmación provocó ayer la petición de su dimisión desde las filas socialistas canarias, fuentes de la Policía señalaron a ABC que la cifra no está muy equivocada A pesar de ello, las mismas fuentes dudaron de que el Gobierno permita que eso suceda, con la que está cayendo y apostaron por que la reacción será el flete de un gran número de vuelos a la Península El director provincial del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Las Palmas, Juan Mendoza, puso en duda la procedencia de la advertencia, ya que, como indicó a ABC, esos datos los maneja la Brigada de Extranjería, y rara vez se los facilita al Gobierno regional Mendoza explicó que es cierto que cada uno o dos días salen dos o tres vuelos con unos cien inmigrantes por lo que suscribió la imposibilidad de resolver el problema si las cuentas se corresponden a la realidad. Lo cierto es que en agosto alcanzaron Canarias unos 10.500 sin papeles Desde entoces, las repatriaciones y derivaciones se han ocupado aproximadamente de un centenar diario, lo que supondrían 4.000 en cuarenta días. Es decir, que otros 6.500 terminarán en los próximos días su periodo de retención máximo para los que el Gobierno tendría que fletar 40 vuelos y eso es una locura sostiene Mendoza. La situación en el centro tinerfeño de Las Raíces ya roza lo insostenible y da las primeras muestras de que si no ha pasado nada grave es debido al ejemplar comportamiento de los inmigrantes. Sin embargo, durante la noche del martes, cuatro de ellos se fugaron de este antiguo acuartelamiento militar. Unas pocas horas después, fueron loca- Nueva inspección de la Fiscalía por el hacinamiento N. C. MADRID. La grave situación que atraviesan los centros de internamiento canarios por la masiva llegada de inmigrantes a la costa ha adelantado la inspección que con una periodicidad semestral realizan desde hace años los fiscales de las Islas en estas instalaciones. Fuentes fiscales señalaron que el martes próximo comenzarán en Fuerteventura una nueva ronda cuya ejecución cuenta con el respaldo de la Fiscalía General del Estado. Como es habitual, los fiscales elevarán un informe a la delegación del Gobierno en el supuesto de que detecten anomalías en alguno de los centros. Si las disfunciones no son corregidas en un plazo razonable de tiempo, los fiscales tienen la obligación de comunicarlo al fiscal general. La inspección de los centros de internamiento es una de las funciones que la Fiscalía asumió en 1991 con el fin de velar por que las instalaciones cumplan la normativa vigente y presenten condiciones suficientes de salubridad. Cientos de inmigrantes se hacinan en el campamento de Hoya Fría, en Tenerife lizados y devueltos al centro por personal policial distinto a los que custodian. Eran cuatro entre los más de 3.400 que malviven en un lugar con una escasísima presencia policial. Solamente ocho agentes vigilan la seguridad del centro, algo que a juicio del SUP hace imposible saber a ciencia cierta si todos los inmigrantes que entraron aún permanecen allí. ¿Cuántos se habrán escapado que no se sepa? se preguntaba ayer Rafael Hernández, quien cree probable que haya habido fugas, ya que es imposible hacer un recuento diario. Un día faltan 300 y ni te enteras, no hay personal suficiente para hacer ese control En Las Raíces, los propios inmigrantes se han organizado de manera de mejorar la convivencia, algo que agradecen los mismos policías, y han elegido unos chairman que son, dentro del centro, sus portavoces ante las autoridades. Si no fuera por ellos, sería imposible llevar esto adelante Los irregulares han elegido líderes que interceden por ellos y que hacen su propio recuento. Son ellos quienes conocen la identidad de los inmigrantes, que para los españoles es, en la mayoría de los casos, un misterio. Muchos de ellos sólo son identificables por un trozo de esparadrapo con un número que se les pone en la muñeca. Un autobús de doble uso El malestar de las fuerzas policiales es evidente, incluso entre los refuerzos que llegaron en los últimos días. Algunos de los agentes de la Unidad de Intervención Policial se negaron ayer a subirse a un autobús que les trasladaría a los lugares donde iban a prestar servicio. Estaba en condiciones lamenta- Llega una patera de argelinos a Murcia, otra a Málaga con diez menores y ocho más a Almería M. B. M. N. MURCIA ALMERÍA. La inmigración ilegal, sin abandonar las rutas canarias, ha vuelto a apuntarse a las que tienen como destino Andalucía, con marroquíes y argelinos como protagonistas. La diversificación ha llegado hasta Murcia. El martes por la noche, la Policía Local de Águilas localizó en la cala de El Pino a diez inmigrantes de origen argelino que llegaron en patera- -se cree que uno huyó- No es la primera vez que arriba una de estas barcazas a las costas murcianas, pero sí la primera en que se encuentra a sus ocupantes (otras veces se han hallado vacías, dado que Murcia carece de SIVE) Horas después, 69 marroquíes- -dos eran mujeres- -eran interceptados a ocho millas de las costas de Benalmádena (Málaga) y trasladados a puerto. Entre los inmigrantes, viajaban una decena de menores, a la espera de que las pruebas oseométricas confirmen la edad. Algunos presenta- ban mareos y síntomas de desnutrición y quemaduras; dos de ellos tuvieron que ser trasladado al hospital. En Almería también continuó la oleada de pateras que empezó el lunes. Así, después de los 250 inmigrantes que fueron interceptados en menos de 48 horas a bordo de una flotilla supuestamente coordinada, formada por unas 25 embarcaciones, ayer siguieron llegando barcazas. Desde las cuatro de la pasada madrugada fueron detectadas por el Servicio Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) otras ocho pateras, ocupadas por cerca de un centenar de sin papeles Las instalaciones habilitadas en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía y en el puerto de la capital volvieron a quedarse pequeñas para albergar a los sin papeles