Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión JUEVES 21 9 2006 ABC AD LIBITUM LA SOLEDAD DEL VIVO A no es verdad lo que hace siglo y medio decía Gustavo Adolfo Bécquer y aprendían de memoria las niñas soñadoras y los niños aplicados: ¡Dios mío! qué solos se quedan los muertos Hoy la soledad es un privilegio de los vivos, de quienes no desaprovechan ninguna circunstancia y buscan el beneficio propio mejor que el ajeno. ¡Qué solo se está quedando José Luis Rodríguez Zapatero! Del mismo modo que su principal contrincante, Mariano Rajoy, se ha hecho- -contra su voluntad, supongo- -monopolista de la oposición, el líder socialista se ha quedado con todo el poder de su partido. Poco a poco, en ocasiones con delicadeza y otras veces con saña, M. MARTÍN ha ido sacando del tableFERRAND ro todas las grandes piezas con las que Felipe González realizó su juego. Sólo Manuel Chaves, bien guardado en la hornacina presidencial del PSOE, permanece ahí, como un testigo mudo de la nueva situación y un cargo vivo de la pasada. Zapatero ha cambiado la piel del PSOE, cosa frecuente entre reptiles, y aprovechando el caso, solo y triunfante, va camino de que el viejo queso curado por Pablo Iglesias se convierta en una cajita de quesitos en porciones, bien envuelta cada una de ellas y sin más unión que la del cartonaje que las contiene. Con el mutis de Juan Carlos Rodríguez Ibarra, que no es tan arcangélico como señala mi admirado Juan Manuel de Prada, ni tan diabólico como le pintan en las tenidas del PSC, se ha culminado una operación que, con pretextos estéticos, modifica la ética del socialismo español. Que un líder con hambre de grandeza quiera acaparar para sí todo el poder del grupo que le sostiene es algo que tiene explicación a ras de tierra; pero, ¿para qué querrá el poder un especialista en no hacer nada de provecho? Aparte de insidias y pactos, promesas incumplidas, intrigas estériles y decapitaciones innecesarias, el balance de dos años y medio de Gobierno se concreta en el engorde de los nacionalismos centrífugos, en el alejamiento de los Estados de quienes nos convendría ser amigos y en el fomento de la amistad con los que mejor sería estar alejados. Todo tiene un límite como ha dicho Rodríguez Ibarra. ¿Queda alguien en el PSOE, tras la sangría que- -de momento- -cierra el presidente extremeño, que sepa cuál es el límite tolerable para Zapatero? Cercenado cualquier vestigio de democracia interna en los cuarteles socialistas, una vida política meramente aritmética en un parlamento no parlamentario y escasamente representativo es una tentación totalitaria. Lo común, como demuestra la Historia, es que los líderes en sobreabundancia de poder caigan en ello. La desaparición de toda una generación de notables y veteranos socialistas, curtidos en la experiencia, es un despilfarro peligroso. Es posible, aunque no lo parezca, que Zapatero y sus pretorianos puedan permitírselo; pero, ¿también España puede hacerlo? EL REFERÉNDUM QUE SE EVAPORÓ Y P el Estatuto. Sobre el ejercicio del voto, los encuestaASA por Cataluña un ovni llamado referéndos dicen en un 76,4 por ciento que votan siempre o dum y deja, enhiesto a la manera de un edificasi siempre. Entre esos votantes que se declaran cio de Jean Nouvel, un gran huevo en medio fijos y quienes votaron en el referéndum se volatilide la plena indiferencia de todos, incluida casi tozó un 27 por ciento, a pesar de que la clase política da la clase política. Es el huevo del Estatut apetecatalana se juramentó para expresar que toda Catacido, amado, codiciado, casi perfecto. Regresa lueluña estaba en bloque incentivada por el nuevo estago el ovni a sus orígenes y del referéndum prácticatuto. Tal vez haya aquí materia para reflexiomente ya nadie quiere acordarse, ni del sinnar sobre lo innecesario del Estatuto y la dilasentido de la reforma estatutaria, ni de la pidación de energía colectiva que significó vasta abstención. Por supuesto, eso ya es la camuflar como anhelo histórico lo que era Cataluña del posreferéndum, a punto de enuna bocacalle electoralista. trar oficialmente en una campaña para las Uno de los datos más peculiares de la encueselecciones autonómicas que en realidad cota del CIS es que un 66,4 por ciento dice que fue menzó en plena redacción de los cambios esa votar y votó: en las urnas, sin embargo, sólo tatutarios o incluso antes. En aquel referénVALENTÍ aparecieron los votos de un 49,21 por ciento dum del 18 de junio, sabemos que dejó de voPUIG del censo. Sólo un 25,2 dice a los encuestadores tar un 50,59 por ciento de la ciudadanía catadel CIS que prefirió no votar, aunque la abstención lana. Es decir: votaron 2.570.478 y dejaron de votar real fue del 50,59 por ciento. La razón de esa discre 2.631.813. De los votos emitidos, un 73, 90 por ciento pancia entre lo que se dice al encuestador y lo que en fue afirmativo y un 20,76 por ciento fue negativo. verdad se hace quizá debiera merecer más reflexión Después de conocerse estos resultados, toda la clapor parte de los líderes catalanes, en lugar de pelearse política catalana- -en especial lo que, en térmise por la titularidad del aeropuerto de El Prat cuando nos neobarrocos, se llama transversalismo- -entoes de todos sabido que lo mejor que se puede hacer es nó un mea culpa por tanta abstención. Evidenteprivatizarlo. mente, por una parte no se habían explicado bien Curiosamente, al CIS le dicen que votaron sí un las cosas y por otra no interesaban a la mayoría. 65,8 por ciento, mientras que el sí real fue del 73,90 Pero estamos ya virtualmente en campaña electopor ciento. Son datos y contradicciones para nada ral y no se está explicando nada nuevo. Lo único académicas: tienen mucho que ver con la vitalidad que los candidatos dicen off the record es que política y social de Cataluña. Algo se evapora en exhay muchas maneras de aplicar el nuevo Estatut ceso; son demasiados los que miran siempre para y que cada uno conoce la mejor. En términos de otro lado. Tal vez eso en algo explique que, después percepción de un estado de ánimo, no es exagerado del referéndum y con un Estatut presuntamente hablar de hastío. tan beneficioso y deseado, el debate pre- electoral Están los datos del CIS ya posteriores al referénviene a ser como un curso de tedio por correspondum del Estatuto catalán. Con diversos grados de dencia, sin mensajes de calado ni pasión política. interés dicen haber seguido aquella campaña un 35 Montilla contra Mas; Mas contra Montilla: por ahopor ciento, y con escaso o ningún interés, algo más ra sólo piensa votar un 54 por ciento. de un 62 por ciento. Un 96 por ciento responde que vpuig abc. es no asistió a ningún mitin o reunión pública sobre -Ya nadie del Partido Socialista se mueve en mi fotografía: no queda nadie posando.