Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 20 9 2006 Deportes 105 Olazábal y Sergio García forman pareja para la Ryder El capitán del equipo de Europa de la Ryder Cup, Ian Woosnam, puso como pareja a José María Olazábal- -que en la imagen celebra con un baile un buen golpe- -y Sergio García en la primera toma de contacto de los jugadores con el K Club, escenario del torneo frente a EE. UU. Olazábal es el líder y García, el joven que viene pegando fuerte Woosnam también colocó juntos a los irlandeses Harrington y McGinley con Clarke y Westwood, al veterano escocés Colin Montgomerie junto a Paul Casey y al inglés David Howell al lado de Luke Donald. AP La Federación de Ciclismo ha repescado a Francisco Antequera para dirigir a la selección en el Mundial después de romper su contrato e indemnizarle con 12.000 euros. Sus cuatro títulos y siete medallas más en nueve años pesan demasiado en el balance BALONCESTO MUNDIAL Seleccionador a la fuerza TEXTO JOSÉ CARLOS CARABIAS España se mide en cuartos con las torres gemelas de Rusia ABC MADRID. Puntería contra rebote. Así se puede encuadrar el partido que hoy (18.00, La 2) disputará la selección española frente a Rusia en uno de los cruces de cuartos de final del Mundial. El conjunto ruso es una de las potencias de este deporte, pero es accesible como lo demuestran las derrotas frente a los Estados Unidos, la República Checa y Francia. La principal virtud de las rusas es su presencia en la pista. Son altísimas, lo que es sinónimo de dominio bajo los tableros en defensa y en ataque. En sus filas hay seis jugadoras por encima del 1,90 y dos de ellas superan la barrera de los dos metros. María Stepanova (2,02) es su gran referente y está catalogada como una de las mejores pívots del mundo, mientras que Ekaterina Lisina (2,03) pese a sus 18 años, es la alternativa en el juego interior. Junto a ellas destacan Irina Osipova (1,96) y Tatiana Shchegoleva (1,95) España, por tanto, sólo es ligeramente superior a Rusia en el perímetro. Y las españolas deben afinar la puntería si no quieren pasar las de caín en el rebote. Hay otro dato poco halagüeño, y es que Rusia ya ganó a España en semifinales en los europeos de Le Mans 01 y Patras 03. Sin embargo, la selección española femenina cuenta con algunas bazas. Las chicas de Mingo Díaz han formado un excelente grupo humano, el gran juego del equipo y el liderazgo de Amaya Valdemoro y Laia Palau. MADRID. La flor de Francisco Antequera reaparece. Por uno de esos cruces de caminos que confluyen en el ciclismo- -el dopaje, el dinero, las cuentas pendientes- el director valenciano regresa a su cortijo, la selección española, y a su latifundio, el Mundial de fondo en carretera. Cuatro títulos (tres de Freire y Astarloa) y siete medallas más (platas de Valverde- -dos- Olano, Mauri, Iván Gutiérrez y bronces de Freire e Igor Galdeano) en nueve años que santifican a este ex gregario que nunca ganó nada. Antequera pertenecía al bando perdedor en las últimas elecciones a la Federación. Manolo Pérez, famoso por sus despistes y meteduras de pata, había dejado su mejor obra en la contratación de Antequera, fulminado hace un año por el ganador, Fulgencio Sánchez, que buscaba un seleccionador a tiempo parcial en un contrato de verano: dos meses, agosto y septiembre. El mentor de Óscar Freire, impulsor de la fiebre mundialista en España, rompió el contrato de tres años que le unía a la Federación a cambio de 12.000 euros y un nuevo puesto de trabajo. Durante el último año, Antequera ha flotado sobre la sombra de Vicente Belda como responsable del fomento del ciclismo base en el equipo Comunidad Valenciana. Un cargo etéreo y político. Afiliado al Partido Popular, ha gozado de las ventajas de un buen sueldo a cambio de una retirada del primer plano. Pero siempre, al acecho del puesto de Belda, ex director del Comunidad Valenciana. La Operación Puerto el mayor Francisco Antequera ABC golpe al dopaje en la historia del deporte español, cambió su perspectiva laboral. Como la de tantos otros ciclistas en una simetría total. El dopaje forma parte del equipaje del ciclismo desde hace tiempo, como un puerto más. La Federación Española tanteó a Antequera mientras salían nombres, datos y siberias del arcón de Eufemiano Fuentes. ¿Te dejará el equipo libre durante dos meses? se le preguntó. El ex seleccionador, tipo noblote, de lágrima fácil, demasiado simple para muchas voces del ciclismo, aguantó la respuesta porque su vieja aspiración de dirigir al ex Kelme estaba a punto de cumplirse. Belda, implicado en el li- bro de ruta de Eufemiano y ahora citado a declarar por el juez, estaba a punto de ser fulminado del volante. Antequera se frotó las manos. Tenía ganas de experimentar por primera vez el vértigo de la competición a diario. Y mientras organizaba carreras para niños, concentraciones de alevines y contrarrelojes dominicales por Valencia, el Tour retiró la invitación al Comunidad Valenciana y la Vuelta hizo lo propio. Antequera, el tipo de la flor, de las once medallas, de la garantía de ilusiones en arco iris, se convirtió de nuevo en el seleccionador español de ciclismo. No por los méritos, la trayectoria sin igual, su tozuda apuesta con éxito por Óscar Freire o su perfil bajo en el sueldo. No, nada de eso. Vuelve a la selección por las turbulencias de la Operación Puerto Y camino de Salzburgo, donde el domingo se corre el Mundial, ya luce orgulloso uno de sus sellos de identidad. La piña, el grupo, una selección sin grietas patrocinada por Freire- -que este año no está por lesión- -y abanderada esta vez por Valverde. En cualquier profesión, el ambiente de trabajo es lo principal- -dice el seleccionador a la fuerza- Pero me quedo con este interés que hay ahora por la selección. En mi primer año, en 1997, tuve problemas para ofrecer una lista a la UCI. Hice una preselección de 16 y al cabo de unos días tuve que pedir a la UCI que me ampliase el plazo porque uno se había borrado, el otro lesionado, el otro no quería. Nadie quería venir. Ahora todos pelean por estar y defender a España