Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 20 9 2006 55 Sociedad Los discapacitados se sienten discriminados al contratar seguros de vida y sanitarios Las empresas pierden más de 900 millones de euros como consecuencia de no cubrir la demanda de Representantes de Personas con Discapacidad se queja de que las compañías aumentan las sobreprimas y deniegan los contratos MARÍA J. PÉREZ MADRID. Poner a cubierto la vida puede ser algo inalcanzable para las personas con discapacidad, según denuncia en un informe el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) Productos como obtener la garantía de una renta en el caso de incapacidad o la asistencia sanitaria privada integral les están prácticamente vedados. En un momento en el que incluso el sistema público de protección social desvía alguna de sus tradicionales funciones a los seguros privados, el acceso a estos servicios está más restringido para este colectivo. Y, según muchos, no hay razones que lo justifiquen. El Cermi afirma que a los tres millones y medio de personas con discapacidad que viven en España les es muy difícil o incluso imposible contratar determinados tipos de seguros. Una situación que afectará cada vez a más personas pues, según los cálculos de Naciones Unidas, a cada habitante con una esperanza de vida de más de 70 años, le tocará sufrir de media durante ocho algún tipo de discapacidad. b El Comité Español Habrá un curso común para todos los títulos de Grado de una misma área de conocimiento con discapacidad se las trata como a cualquier otra. La cuestión se reduce a valorar el riesgo de que se produzca el suceso cubierto y, el suyo, es un riesgo mayor. De este modo, las sobreprimas o la denegación de determinadas coberturas tendrían justificación. Pero, según el Cermi, el problema es que los riesgos no están calculados. Es excluir por excluir. Sin ningún criterio afirma Óscar Moral, presidente de la Comisión contra la discriminación del Cermi. El informe señala que no hay estadísticas serias sobre una supuesta mayor siniestralidad en las personas que padecen alguna discapacidad. En Unespa aseguran que las compañías tienen sus propias tablas. Cada una decide qué riesgo asume, dentro de sus propias posibilidades Sin datos, rechazo o sobreprima Cuando Jesús Ulloa dice que las personas con discapacidad tienen menor riesgo de siniestralidad que la media no habla en nombre del Cermi sino de una correduría de seguros especializada en servicios dirigidos a personas con discapacidad. Si las personas con discapacidad son más siniestrosas habrá que acudir a algún seguro público, pero vamos a demostrar que lo son o que no Ulloa afirma que el problema es que el sector asegurador no tiene experiencia en este asunto y por principio rechaza la cobertura o aplica un recargo de seguridad, calculado a veces de forma arbitraria. Uno de los seguros que más problemas plantea es el de asistencia sanitaria. Como regla general, las aseguradoras no cubren los tratamientos de las enfermedades o lesiones que el asegurado padecía antes de contratar la póli- Un discapacitado se introduce en el interior de un turismo za. En el caso de personas con discapacidad, este requisito prácticamente vacía de utilidad el contrato y perjudica especialmente a quienes viven en las regiones donde el sistema sanitario público está menos preparado para atenderles. El equipo de Ulloa ha logrado que una aseguradora cubra un riesgo que la mayoría de las compañías consideran una pérdida de dinero: el tratamiento de las enfermedades asociadas a la discapacidad física o psíquica del asegurado. Y ello con unas cuotas no muy por encima de la media. Es una iniciativa que lleva muy poco en marcha, pero que, según Ulloa, no parece estar funcionando mal para la empresa que se arriesgó. El secreto está en la especialización y en alcanzar un volumen crítico de pólizas. El seguro de incapacidad- -que garantiza recibir una renta cuando quien suscribe la póliza obtiene la de- FELI DIEZ Seguros justos El informe del Cermi habla de tratamiento injustificado. Aunque también surgen problemas para suscribir seguros de accidente o de multirresgo de hogar, el Cermi afirma que quienes se enfrentan a una mayor discriminación son quienes sufren discapacidad visual, auditiva, física y mental y pretenden contratar seguros de vida o de asistencia sanitaria. La discriminación a la hora de contratar seguros de salud y de vida está prohibida por la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, que aprobará la Asamblea General de la ONU entre finales de noviembre y diciembre. Naciones Unidas prescribe que estos seguros deberán ser proporcionados de un modo justo y razonable La Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (Unespa) se defiende: a las personas Un seguro de vida es, a veces, necesario para comprar una vivienda, a la hora de contratar una hipoteca Los problemas también han surgido en la contratación de seguros multirriesgo y de automóvil claración de incapacidad- -es otra de las coberturas más frecuentemente denegadas por las aseguradoras. Una persona con discapacidad puede ser una persona perfectamente incardinada en el entorno laboral, y puede sufrir incapacidad, pero no por su discapacidad, sino por otra causa afirma Oscar Moral. Y pone un ejemplo: Una persona con discapacidad medular que trabaja en un taller puede ser declarado incapaz porque ha sufrido un infarto. Estará excluido de cobertura afirma. Otra de las iniciativas de la empresa de Ulloa va en ese sentido y trata de cubrir, entre otras, contingencias similares, pero a través de un seguro de accidente que no implique una sobreprima muy elevada. Convence a las empresas con razones de peso: Mis hijos son más siniestrosos en el (Pasa a la página siguiente)