Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 20 9 2006 39 Madrid Cinco agredidos durante la declaración del doctor Montes ante el juez por las sedaciones de Leganés Aguirre rebaja un punto el IRPF y reclama más competencias en la recta final de la legislatura La presidenta regional dejó las críticas a Zapatero en un segundo plano para presumir de su gestión b Anuncia la construcción de la M- 33, una autopista de peaje desde el final de la R- 3 hasta el límite de la provincia, y vuelve a reclamar más agua para Madrid MARIANO CALLEJA MADRID. Quien esperase ayer un discurso bronco y polémico, con un tono mitinero, en la intervención de Esperanza Aguirre durante la primera jornada del debate del estado de la región en la Asamblea se sentiría decepcionado y muy posiblemente aburrido. La presidenta de la Comunidad sorprendió porque no utilizó su turno, sin límite de tiempo, para criticar sin compasión a José Luis Rodríguez Zapatero. En el último debate de esta legislatura, Aguirre optó por hacer un largo balance de su gestión, trufado con nuevas promesas para esta recta final de su primer mandato. Tiempo tendrá hoy, en la segunda y última jornada del debate, de entrar en el cuerpo a cuerpo contra Simancas. Así que todo el mundo- -incluidos los más forofos de la bancada del PP- -tranquilo. La rebaja de impuestos ha sido uno de los pilares de la política de Aguirre en los últimos tres años y ahora que acaba la legislatura no va a ser diferente. En la próxima ley de acompañamiento de los presupuestos regionales de 2007, el Gobierno autonómico aprobará la bajada de un punto en el tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) según anunció la presidenta. Además, a partir del 1 de enero se eliminará completamente el impuesto de sucesiones y donaciones en el entorno familiar. En su intervención, que duró algo más de hora y media, Aguirre lanzó tan sólo un par de pullas contra Zapatero, muy pocas para lo que suele ser típico en ella. Le acusó primero de llevar a cabo la reforma territorial más trau- Esperanza Aguirre, flanqueada por Fernando Marín (IU) y Rafael Simancas (PSOE) justo antes del debate ERNESTO AGUDO La presidenta propone un pacto social para luchar contra la anorexia y la bulimia mática de la historia de España y de romper el consenso en la lucha antiterrorista, y después de querer dividir a los españoles con problemas artificiales Como contrapunto, declaró que la Comunidad de Madrid es una región española sin complejos, que nunca quebrará el principio de solidaridad e igualdad entre los españoles Barajas, Cercanías y Tráfico Aguirre aprovechó para reclamar más competencias al Gobierno de la Nación, algo que no es nuevo, pero que sigue estancado al no encontrar respuesta. Pidió la gestión compartida del aeropuerto de Barajas y de los trenes de Cercanías y la competencia de Tráfico en la Comunidad de Madrid. También reclamó 3.000 agentes más de Policía Nacional y de la Guardia Civil ante las inaceptables cifras de delincuencia, y volvió a pedir participar en la seguridad ciudadana con unidades adscritas a la Comunidad. Otro de los puntos de fricción entre el Gobierno de Zapatero y el de Aguirre han sido las carreteras que necesita Madrid. La presidenta de la Comunidad anunció ayer que, como solución a los atascos continuos que sufre la A- 3 (Valencia) el Ejecutivo autonómico (Pasa a la página siguiente)